10 cosas que aprendí al viajar por el mundo durante 10 años | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

10 cosas que aprendí al viajar por el mundo durante 10 años

La travesía comienza antes del camino, mucho antes; al abrir los ojos. Ese instante en el que te miras al espejo mientras escuchas una canción de The Black Keys o The Rolling Stones y el volumen de la música te sacude el ocio de ver pasar los días de la misma forma. Claro, habrá quien […]




La travesía comienza antes del camino, mucho antes; al abrir los ojos. Ese instante en el que te miras al espejo mientras escuchas una canción de The Black Keys o The Rolling Stones y el volumen de la música te sacude el ocio de ver pasar los días de la misma forma. Claro, habrá quien se despabile con los acordes de otra banda, pero tú enfundas tus pies al ritmo de ‘Ride ‘Em on Down’ y sales de casa.

El escritor norteamericano Howard fast, autor y guionista de televisión, escribió “Freedom road” en 1944 y muy pocos conocen esa referencia, pero después de leerlo llevas años diciéndote que pronto harás ese viaje que tanto anhelas, que visitarás esa ciudad y degustarás su gastronomía y sus paisajes con el hambre de quien acaba descubrir el hambre de aventura, pero el tiempo se consume y tú no viajas; ¡al diablo! Benny Lewis se fue de Irlanda a los 21 años para volver sólo en Navidad, ¿qué esperas tú?

Lewis, bloguero irlandés, comenzó su viaje de manera paupérrima. Desde entonces, esa adrenalina por salir al camino lo condujo a sitios que no imaginó y a aprender cosas que jamás hubiera obtenido en revistas o agencias de viajes. Quizá su experiencia te sirva, después de todo, la aventura es un vínculo entre los errantes que encuentran en las rutas de viaje la posibilidad de conocerse más a sí mismos, y al hacerlo, enriquecen el mundo de quienes aún dudan entre quedarse y dar el salto.


10. En cualquier parte del mundo, todos quieren lo mismo

Sin importar los estratos sociales o el nivel de escolaridad, la gente comparte un mismo deseo. El programador de computadoras filipino o el pescador holandés; en el fondo, anhelan lo mismo que el cocinero español o el indigente en Brasil: validación, amor, respeto, la seguridad que brinda la esperanza de un mundo mejor.

el viaje de tu vida


9. Depositar tu felicidad a la idea del futuro es un error terrible

La mayoría de la gente se encadena a una idea y dedica años de su vida en alcanzar esa meta. Esa aparente estabilidad los hace pensar “que todo estará bien”, pero no es así. Aún cuando logren tener una linda casa, un auto lujoso o un buen empleo, algo continuará haciendo falta en sus vidas. La única posesión valiosa es el ahora y la felicidad plena está en los momentos, no en los objetos.

lecciones de vida dos


8. Jamás ganarás la lotería, sé práctico

Todas las personas en el mundo creen en algo. Incluso quienes aseguran ser más escépticos. Sin embargo, la superstición (mística o religiosa), no sirve de nada. No te vas a ganar la lotería simplemente porque no te la mereces. El universo no te debe nada; debes salir a buscar lo que anhelas y no quedarte esperando a que llegue.

lecciones de vida


7. El destino no existe y ésa es una buena noticia 

¿Qué caso tendría “vivir” determinados por una circunstancia que no contempla nuestros deseos e inquietudes por nobles que sean? Frases como “mi destino fue hacer otra cosa” o “el destino no quiere que yo haga esto”, son excusas detrás de las cuales la mayor parte de la gente se escuda para no hacer nada. Si realmente quieres hacer algo, encontrarás la manera (sin importar el dinero) para llevarlo a cabo y punto.

lecciones de vida tres


6. Conoce gente con diferentes creencias y puntos de vista

Si hay algo que necesitas hacer, viajes o no, es reunirte con gente que piense de un modo diferente al tuyo. Sólo así enriquecerás tu vocabulario, tu bagaje cultural e incluso descubrirás aquello con lo que no estás de acuerdo. ¿Cómo sabrás que algo no va contigo si haberlo intentado antes? Eso aplica para personas, lugares y sabores.

lecciones de vida cuatro


5. La única forma de convencer a alguien más es viviendo una buena vida

La pasión se contagia. Si realmente quieres dar testimonio de lo significa la vida para ti; dedícate a lo que amas y proyecta tu pasión hacia los demás. No hay otra manera de hacer las cosas, simple y sencillamente no la hay.

lecciones de vida diez


4. Todo podemos superar los inconvenientes

Se nos ha hecho creer que todo está hecho, pero no es así. Los grandes problemas requieren de la mejor actitud para salir adelante. Claro, no siempre es fácil y no tiene porqué serlo, pero cuando vale la pena encontrarás una forma ingeniosa de superar los inconvenientes.

lecciones de vida o

3. El dinero jamás terminará con todos tus problemas

A menos que te encuentres viviendo en la calle o sin nada que comer, el dinero te servirá de muy poco. Si lo que deseas es conseguir mucho dinero y por eso trabajas, te estás equivocando. Las cosas realmente valiosas (y esto nos lo han repetido hasta el cansancio), no cuestan un sólo centavo.

lecciones de vida once


2. La televisión es el mayor “agujero negro” del tiempo disponible para la humanidad

Existen alternativas mucho más nutritivas para el ser humano que la televisión. Los programas de televisión (en su mayoría) ofrecen pésimos contenidos, e incluso los contenidos informativos brindan una visión sesgada de la realidad. Las personas suelen decir “no tengo tiempo para hacer esto”, pero siempre tienen para ver televisión; esto jamás enriquecerá tu vida y la de nadie más.

lecciones de vida


1. Internet es una gran herramienta, pero debe utilizarse con moderación

A diferencia de la televisión, Internet es un medio interactivo. El alcance que tiene con comunidades de todo el mundo lo vuelve una herramienta potencial. Sin embargo, corre el riesgo de absorberte (tanto como la televisión) si no se establecen límites al usarlo. Sustituir una pantalla por otra no sirve de nada.

lecciones de vida doce


Deja de seguir buscando excusas. La experiencia de alguien más siempre puede ayudarte a encontrar la respuesta que ni siquiera sabías que necesitabas. Viajar es una forma de crecer y aprender como ninguna otra. Las escuelas también andan a pie, o sobre ruedas. Ahora deshazte de los temores y vuelve al camino. Así como hay viajes para hacer con tus amigos, también existen opciones para disfrutar en pareja. Sólo necesitas hacer una invitación creativa para decirte que es el amor de tu vida


Referencia: FluentinThreemonths





Comenta