“50 fotos que cambiaron al mundo”

Para celebrar su 125 aniversario, la revista National Geographic decidió exponer sus mejores trabajos en la muestra itinerante 50 fotos que cambiaron el mundo, la que se exhibe en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el Antiguo Palacio del Arzobispado, ubicado sobre la calle de Moneda, en el […]

Para celebrar su 125 aniversario, la revista National Geographic decidió exponer sus mejores trabajos en la muestra itinerante 50 fotos que cambiaron el mundo, la que se exhibe en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en el Antiguo Palacio del Arzobispado, ubicado sobre la calle de Moneda, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. El museo está abierto de martes a domingo y esta exposición concluirá a finales de noviembre.

Ed Kashi


Entre las imágenes exhibidas se encuentra la fotografía tomada por Joanna Pinneo cuando cubría el cambio climático en el África subsahariana y en su viaje a Mali logró retratar los daños que la sequía provocaba a los nómadas Tuareg.

Joana
Otra de las imágenes que se expone fue tomada por Lynsey Addario, quien contó que durante un viaje en carretera vio, en un paisaje, a dos mujeres: “Cuando las alcanzamos, vimos un paisaje increíble con las montañas detrás… les pedimos permiso para que yo tomara fotografías. No nos dimos cuenta que una de las mujeres estaba embarazada hasta que comenzamos a platicar con ellas. Dijeron que un familiar de sexo masculino se había ido a buscar otro vehículo después de que el suyo se averiara”. Lynsey Addario estaba preocupada por la seguridad de las mujeres. “Cuando la hija nos dijo que su bolsa ya se había roto, decidimos llevarlas al hospital. Vomitó durante todo el viaje porque estaba en trabajo de parto y estaba mareada”, dijo. La joven mujer nunca había estado en un vehículo antes de ese día. En el hospital, dio a luz a una niña.

50 fotografias que cambiaron al mundo


“La idea era ir hasta el Parque Nacional Virunga (en el Congo) con estos amigos para confrontar a los grupos paramilitares que estaban allí… Recibimos la noticia de que habían baleado a un gorila. El grupo caminó a través de una lluvia copiosa y finalmente encontramos tres gorilas de montaña hembras muertas…  A la mañana siguiente encontramos al gorila de espalda plateada, Senkwekwe, y a otra hembra que habían sido baleados. Los guardabosques reclutaron a gente local para que les ayudaran a evacuar a los gorilas muertos. Armaron una especie de camilla con ramas de árboles para transportar la pesada carga. Fue una caminata de alrededor de cinco horas”, dijo el fotógrafo Brent Stirton.

Brent Stirton

Comenta