7 cosas que no sabías de Einstein - Cultura Colectiva - Cultura Colectiva 7 cosas que no sabías de Einstein - Cultura Colectiva

Reciente

7 cosas que no sabías de Einstein

1. El segundo Primer Ministro de Israel El 9 de Noviembre de 1952, despu√©s de la muerte del primer presidente de Israel Chaim Weizman, a Einstein se le ofreci√≥ el puesto de Primer Ministro por el gobierno israelita pero este lo rechaz√≥. Cre√≠a estar muy viejo para ese puesto y adem√°s no ten√≠a la suficiente […]

1. El segundo Primer Ministro de Israel

El 9 de Noviembre de 1952, después de la muerte del primer presidente de Israel Chaim Weizman, a Einstein se le ofreció el puesto de Primer Ministro por el gobierno israelita pero este lo rechazó. Creía estar muy viejo para ese puesto y además no tenía la suficiente experiencia ni el temperamento para aquella chamba.
A Einstein se le ofreci√≥ este empleo por ser un jud√≠o muy respetado. Seg√ļn el Primer Ministro en curso de Israel, David Ben-Gurion: “No hay en la faz de la tierra un jud√≠o m√°s capacitado que √©l”.


2. Nunca usó calcetines

Nunca us√≥ calcetines porque para √©l eran una verdadera molestia; consideraba que siempre se les hac√≠an agujeros. Adem√°s pensaba ¬Ņpara qu√© usar zapatos y calcetines si s√≥lo con uno de esos basta?
Nunca se visti√≥ de acuerdo al gusto de la gente; dec√≠a que “la gente te conoce o no te conoce”, por lo tanto no importa como te veas.


 

3. Inventó un refrigerador

La mayor√≠a de las personas cree que Einstein solo fue un cient√≠fico te√≥rico, pero casi nadie sabe que tambi√©n incursion√≥ en aplicaciones pr√°cticas cient√≠ficas. Albert Einstein invent√≥, junto con Leo Szilard, el f√≠sico h√ļngaro que patent√≥ el primer reactor nuclear, un tipo de refrigerador despu√©s de escribir su famos√≠sima “Teor√≠a Especial de la Relatividad”. El refrigerador, que nunca lleg√≥ a ser producido a gran escala, funcionaba con un sistema de absorci√≥n que no necesitaba utilizar electricidad. Desafortunadamente, nuevas tecnolog√≠as emergentes lo hicieron obsoleto.


4. Tuvo una hija ilegítima

Seg√ļn cartas escritas entre Einstein y su futura esposa Mileva Maric, se sabe que a finales de 1890 tuvieron una hija a la que llamaron Lieserl. Sin embargo, no se vuelve a mencionar a la hija despu√©s de 1903 y como la pareja a√ļn no estaba casada al momento de la concepci√≥n, nunca fue registrada como hija leg√≠tima.

No se sabe exactamente que pasó con ella, pero algunas biografías mencionan que pudo haber muerto durante su infancia debido a una epidemia de fiebre.

 
5. Reprobó exámenes

Es com√ļn que las personas que reprueban muchos ex√°menes sean clasificadas como tontas o incompetentes. Ahora se sabe que el gran genio del siglo XX, el inigualable Albert Einstein, reprob√≥ varios ex√°menes durante sus primeros a√Īos escolares. Reprobaba sobre todo ex√°menes de lengua, literatura, cultura y arte. A pesar de eso, se convirti√≥ en un extraordinario cient√≠fico, una prueba m√°s de que los conocimientos tradicionales no siempre son necesarios para tener √©xito en la vida.

 
6. Odiaba la ciencia ficción

Albert repudiaba la ciencia ficci√≥n porque sent√≠a que cambiaba el entendimiento de la gente sobre la ciencia, d√°ndoles una falsa illusi√≥n de cosas que no podr√≠an pasar. En sus palabras, “Nunca pienso en el futuro, de por s√≠ este llega lo suficientemente r√°pido”. Dec√≠a que si alguien ve√≠a un objeto volador no identificado o cosas por el estilo (hombre de las nieves, monstruo del lago Ness, etc..) deber√≠an guardar las experiencias para ellos mismos.

 
7. Fue chofer por un día

Un d√≠a Einstein iba de camino a la universidad a dar un discurso a sus estudiantes y su chofer, que no solo manejaba su auto, sino que se presentaba siempre entre la audiencia durante sus presentaciones, lo escuch√≥ decir que se sent√≠a cansado de dar ese discurso en particular (y que el chofer hab√≠a escuchado tantas veces que lo sab√≠a de memoria), por lo que le sugiri√≥ que cambiaran papeles. El chofer dar√≠a el discurso y Einstein lo llevar√≠a de vuelta a casa. En aquellos tiempos Einstein no era muy reconocido, por lo que el cambio de identidad no ser√≠a un problema. Sin embargo, accedi√≥ preocupado por lo que pasar√≠a si alg√ļn estudiante le presentaba al chofer una pregunta complicada. El temor de Einstein se volvi√≥ realidad cuando un estudiante levant√≥ la mano y realiz√≥ una pregunta, a lo que el chofer contest√≥ sin dudar: “Bueno, esa es una respuesta tan simple que hasta mi chofer podr√≠a contestarla” y as√≠ Einstein se par√≥ ante la audiencia y respondi√≥ la pregunta para el asombro de los presentes.


Director Digital y Editorial del sitio culturacolectiva.com Polit√≥logo, aficionado al f√ļtbol y a la m√ļsica. "Nothing great in the world has ever been accomplished without passion" Hegel

Comenta