Achados Humanos, ¿le puedo tomar una foto?

  Camila Svenson es una fotógrafa paulista de 23 años que siempre gustó de fotografiar desconocidos. Hace poco, para un trabajo de la facultad, un profesor “muy especial” le recomendó enfrentar su miedo a hablar con desconocidos, empezando a preguntarle a las personas, si podía tomarles una foto. Eso cambió todo.    Desde siempre a los fotógrafos les […]

 

Camila Svenson es una fotógrafa paulista de 23 años que siempre gustó de fotografiar desconocidos. Hace poco, para un trabajo de la facultad, un profesor “muy especial” le recomendó enfrentar su miedo a hablar con desconocidos, empezando a preguntarle a las personas, si podía tomarles una foto. Eso cambió todo. 
 
Desde siempre a los fotógrafos les ha gustado encontrar personajes, guardarlos en su cámara, a veces compartirlos. Algunos se han tomado la molestia de pedirles permiso, otros consideran a ese modo de operar como una modificación indeseable en la fotografía que imaginan, o que ya están viendo delante de sus ojos y sólo deben guardar en ese orden de la luz y en ese cuadro que se les otorga. De todas formas, el mérito de estar ahí nunca es accidental y es siempre un hallazgo. Desde ese hallazgo humano nace Achados Humanos, un escenario de desconocidos a los que se les pregunta si se les puede tomar una foto y hacen algo que hace que esa foto sea distinta, dicen algo que hace que no sea sólo una fotografía, sino la imagen de una persona, la parte de una historia. “Gusto del término achado porque hace referencia a encontrar una persona en el medio de muchas otras y, en portugués, un achado es algo muy especial, único”.
 
“La mayoría de los retratos fueron tomados entre San Pablo y Nueva York, pero la ciudad no importa, en todos los lugares existe alguien que vale la pena fotografiar, y es por eso que me gusta tanto este proyecto, porque no termina, sus posibilidades son infinitas, cada persona es diferente a otra, cada historia es una, no existe redundancia”.


Foto La Primera:

- ¿Puedo tomar una foto de su hija? - 
- Puede, pero, ¿por qué? -
- Porque ella tiene la maya más increíble del mundo.
 

 

Foto La Pedida:

- ¿Me toma una foto? Porque un día voy a ser modelo -
 
 

 
Foto La Negada:
 
- ¿Le puedo tomar una foto? -
- No-
 
 

 
Foto La Cobrada:
 
- ¿Le puedo tomar una foto? -
- Puede, son 2 dólares -
 
 
 
 
Foto La Preferida:
 
- ¿Le puedo tomar una foto? -
- Sí, pero, ¿por qué? -
- Porque parece que estuvieras parada encima de esa luz a propósito -
 
 
 
 
 
 
Fotos por: Camila Svenson

 

Comenta