Algunas drogas en las caricaturas

En 1951 una historieta muestra cómo el ratón más famoso del mundo traficaba, junto a Goofy, Peppo o anfetaminas. Después de probar durante algún tiempo el estimulante, Mickey decidió firmar un contrato con el proveedor de Peppo para traficar esta droga psicoactiva. En aquellos años las anfetaminas se consideraban sólo medicamentos y su consumo no […]

En 1951 una historieta muestra cómo el ratón más famoso del mundo traficaba, junto a Goofy, Peppo o anfetaminas. Después de probar durante algún tiempo el estimulante, Mickey decidió firmar un contrato con el proveedor de Peppo para traficar esta droga psicoactiva. En aquellos años las anfetaminas se consideraban sólo medicamentos y su consumo no se “satanizaba” como una sustancia adictiva, con todo y lo que la palabra conlleva. Más allá de mostrar a Mickey comprando y consumiendo Peppo, éste jamás cambió su imagen ni el entorno en el que se desenvolvía.

mickey


Y es que el inicio de toda droga estuvo vinculado a un tratamiento médico, y hay muchos de los que se mantienen hasta la actualidad. Hay quienes creen que la incursión de Mickey Mouse en el tráfico de anfetaminas no fue ninguna “inocencia comercial”, y que la edición de esa tira fue planeada para empezar a formar una juventud adicta para así manipularla y comenzar el gran negocio de sustancias psicotrópicas del cual se han enriquecido las farmacéuticas y algunos otros sectores.

drogas y los dibujos animados


Sin embargo, el mundo de las drogas se ha vinculado a la percepción de una realidad que va más allá de lo tangible. Carl Jung hacía una relación entre las drogas y el sentimiento religioso (océanico le llamaba Freud); la necesidad ancestral (astral) de drogarse es la misma sed de Dios. Y como sucede en este mundo paradójico, el buscar es perderse y así las drogas, también, son la perdición del alma humana.

Quizá quienes pierden el alma a causa de las drogas intenten plasmar su aliento a través de un dibujo que soporte y logre todo lo que las drogas hacen sentir en su cuerpo, quizás unas espinacas lo hagan sentir fuerte o un jugo gummi los dote de poderes.

caricaturas


Hay quienes creen que las drogas juegan un papel importante en la desintegración de conceptos establecidos socialmente y a través de caricaturas muestras los efectos psicotrópicos de algunas sustancias porque en el mundo de las fantasías todo puede suceder.

Pareciera que el mundo de los dibujos animados resulta un reflejo de lo que sus creadores podrían percibir bajo algún tipo de sustancia. Estas criaturas con el poder de hablar con animales u objetos inanimados,  no siempre resultan de la ingesta de alguna droga, como muchas veces se pensaría.

Aquí hay algunos personajes animados que encajan a la perfección con algunos efectos producidos bajo la influencia de alguna droga.

Scooby y Shaggy

Scooby y Shaggy
Fueron los dos cobardes adorables que resolvían casos junto a la pandilla de la máquina del misterio. También fumaban marihuana y al parecer eso era lo suyo. Shaggy y Scooby casi siempre tiene hambre. Tanto es así que Shaggy está dispuesto a comer comida para perros.

Gargamel

Gargamel


Alrededor de este personaje y los pequeños duendes azules hay diferentes interpretaciones. Este monje, expulsado de su orden debido a la intención de enriquecerse mediante la alquimia, trataba de capturar a los pequeños duendes llamados pitufos o como él los llamaba: suspiritos azules.  Y qué era lo que lo hacía ver a esos pequeños suspiros: los hongos donde vivían.

Popeye

popeyeportada

Popeye fue capaz de realizar hazañas sobrehumanas, detuvo trenes, aviones y combatió a Brutus, el grande y gordo barbón. Sin embargo, se sabe que, hasta hoy,  las espinacas no han logrado que los músculos de los  bíceps crezcan, ¿qué es lo que lo logra?  Los esteroides.

El correcaminos

correcaminos


Qué era lo que hacía sentir al eterno rival del coyote eufórico y energético, lo mantenía mentalmente alerta, particularmente con relación a las sensaciones visuales, auditivas y del tacto: La cocaína, ese polvo que disminuye temporalmente el apetito, la necesidad de dormir y lo hacía correr más rápido que los cohetes marca ACME.

Droopy

droopy


Los barbitúricos son una familia de fármacos derivados del ácido barbitúrico que actúan como sedantes del sistema nervioso central y producen un amplio esquema de efectos, desde un efecto sedante suave hasta anestesia total. Y es que basta ver los párpados caídos y las acciones lentas del personaje para saber que el estrés de ser un perro de dibujos animados llegó a él y tuvo que recurrir a los barbitúricos, lo que provocó, además, que sus mejillas se “colgaran”.

Estas son meras suposiciones, no hay alguna declaración que afirme que algunos dibujantes se inspiraran en las drogas para crear a estos personajes.

Ciega de nacimiento, busco encender la luz de las ideas.

Comenta