Tienes 31 días para conocer a estos artistas y comenzar a entender el arte | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Tienes 31 días para conocer a estos artistas y comenzar a entender el arte | Cultura Colectiva

Reciente

Tienes 31 días para conocer a estos artistas y comenzar a entender el arte

La procrastinación puede convertirse en tu peor enemigo. Dejar las cosas para después, siempre para después, nos deja en un estado de incomplitud constante. ¿Cuántas cosas has dejado en el olvido por postergarlas? Nuestro cuerpo no es lo único que necesita nutrirse. También nuestro espíritu necesita alimento y el arte es uno de sus principales […]



La procrastinación puede convertirse en tu peor enemigo. Dejar las cosas para después, siempre para después, nos deja en un estado de incomplitud constante. ¿Cuántas cosas has dejado en el olvido por postergarlas? Nuestro cuerpo no es lo único que necesita nutrirse. También nuestro espíritu necesita alimento y el arte es uno de sus principales víveres.

Entender el arte, sus principales exponentes, sus conceptos y sus contradicciones, es una tarea enorme. Sin embargo, poco a poco se avanza bien y todo comienza con el primer paso. Por ello, aquí te presentamos 30 pintores clásicos e imprescindibles a los que podrías dedicar un día de este mes para conocer sus obras, adentrarte en sus vidas y concepciones del mundo.

La lista que continúa no tiene un orden cronológico y tampoco busca jerarquizar a los artistas aquí mencionados. Lo que sí es verdad, es que todos los abajo citados, son indispensables para entender el arte. 


1.- Caravaggio

Este pintor italiano es uno de los más importantes exponentes del barroco. Sus composiciones y claroscuros vuelven a sus pinturas cautivantes. Parecen guardar secretos que urgen a ser descubiertos. En su vasta obra, Caravaggio retoma temas religiosos sin dejar lo profundamente humano que radica en ellos.

artistas para entender el arte

La incredulidad de Santo Tomás

2. Pierre-Auguste Renoir

el almuerzo de los remeros

El almuerzo de los remeros


3.- Edvard Munch

Muerte en la habitación del enfermo

Muerte en la habitación del enfermo



4.- Eugène Delacroix

Este pintor francés se ha vuelto un símbolo. La pintura aquí presentada es de las más visitadas en el Museo del Louvre, en París.

La Libertad guiando al pueblo

La Libertad guiando al pueblo



5. Gustave Courbet

El desesperado

El desesperado



6. Vasili Kandinski

Composición ocho

Composición ocho





7. Paul Klee

Senecio

Senecio




8. Peter Paul Rubens

Las tres gracias-

Las tres gracias




9. Miguel Ángel

Este pintor es considerado como uno de los más grandes del Renacimiento. Sus obras han llegado hasta nuestros días y se siguen considerando como un legado a la humanidad. 

La creación de Adán

La creación de Adán




10. Marcel Duchamp

La fuente

La fuente




11. Paul Jackson Pollock

Postes azules

Postes azules




12. Andy Warhol

El arte contemporáneo sería impensable sin Andy Warhol. Este estadounidense cuestionó el propio concepto de arte, redefiniendo lo estético y lo conceptual. En todo el mundo occidental son bien conocidas sus latas de sopa Campbell, que han sido interpretadas como una burla a lo establecido en el arte

Ocho Elvis

Ocho Elvis





13. Angelica Kauffmann

Rinaldo y Armida

Rinaldo y Armida




14. Henri Matisse

La alegría de vivir

La alegría de vivir




15. Salvador Dalí

Rosa meditativa

Rosa meditativa




16. René Magritte

El sello de  René Magritte es transformar lo cotidiano de una manera asombrosa. Logra que, con objetos comunes y conocidos, podamos cuestionarnos lo establecido, lo que sabemos y lo que creemos. Magritte dota de simbolismo a lo inconsciente, arrojándonos a sus obras desprovistos de armaduras conceptuales. 

La condición humana

La condición humana




17. Tamara de Lempicka

Kizette en el balcón

Kizette en el balcón




18. Joan Miró

Mayo 1968

Mayo 1968





19. Pablo Picasso

La mujer que llora

La mujer que llora





20. El Greco

Vista de Toledo

Vista de Toledo




21. Jacques-Louis David


La antigüedad es la base y referente de este pintor neoclásico. Jacques-Louis David logra adentrarnos, por ejemplo, al diálogo Fedón, de Platón, donde narra cómo Sócrates bebe sin titubeos la cicuta, explicando conceptos sobre la inmortalidad del alma y sobre la virtud.

La muerte de Sócrates

La muerte de Sócrates





22. El Bosco

La nave de los locos

La nave de los locos



23. Edward Hopper

Las pinturas de Edward Hopper nos transmiten nostalgia. Al adentrarnos en ellas, parece que un estado de soledad nos inunda, nos deja totalmente inmersos. Las obras de Hopper han sido retomadas por cineastas para recrear escenarios de una urbanidad desolada, con poca esperanza y abandono. Al mismo tiempo, es innegable su belleza estética. 

Nighthawks

Nighthawks




24. James Abbott McNeill Whistle

La dama blanca-

La dama blanca



25. Teodoro Chassériau

Las dos hermanas

Las dos hermanas



26. Edgar Degas

Este pintor y escultor francés tiene una fascinación con el ballet que es evidente en muchas de sus obras. La sutil belleza con la que las retrata, hace parecer que estamos sumergidos en ella. La delicadeza de sus trazos no mengua el toque de realidad expuesto en  sus pinturas.

La clase de ballet

La clase de ballet



27. Leonora Carrington

La giganta

La giganta



28. Paul Gauguin

Mujeres de Tahití

Mujeres de Tahití



29. Vincent van Gogh

¿Qué no se ha dicho o escrito de  Van Gogh? Casi todo. Por ello, un buen ejercicio es adentrarnos a sus obras menos conocidas. Dejar de usar los conceptos que la clásica historia del arte nos ha fabricado y atrevernos a sentir, sin mediaciones, lo que pueden transmitirnos. 


lirios



30. Paul Cézanne

Mont Sainte-Victoire-h600




Conocer de arte no debe ser usado como un arma de seducción. Tampoco para intentar ganar una acalorada discusión con amigos intentando demostrar que “sabemos más”. El propósito del arte es apelar a lo más profundo de nosotros. Mover emociones. Enfrentarnos con nosotros mismos frente a un lienzo. Sin embargo, ampliar nuestro repertorio, puede facilitarnos regresar a esas obras cuando sintamos la necesidad de ello, como una sombra bajo el árbol en donde podamos sentarnos plácidamente y tomar un respiro. 



Comenta