Canciones de Ella Fitzgerald muestran que donde hay amor e inspiración, no te puede ir mal - Cultura Colectiva

Reciente

Canciones de Ella Fitzgerald muestran que donde hay amor e inspiración, no te puede ir mal

Hace dos décadas exactamente, una de las más grandes voces femeninas en la historia de la música murió. Hoy, Ella Fitzgerald es una leyenda para el jazz y para todos los géneros. Su registro vocal de tres octavas hizo que interpretara sus canciones con una gran sentimiento, gracias a ello se ganó el título de una […]




Hace dos décadas exactamente, una de las más grandes voces femeninas en la historia de la música murió. Hoy, Ella Fitzgerald es una leyenda para el jazz y para todos los géneros. Su registro vocal de tres octavas hizo que interpretara sus canciones con una gran sentimiento, gracias a ello se ganó el título de una de las mejores cantantes de todos los tiempos. Así de importante fue en vida, dejando importantes reflexiones sobre el mundo.

Lo único que se sabe es que Ella fue abandonada en un orfanato desde que era muy pequeña. Su vida en ese entonces estuvo marcada por malos tratos y discriminación. Como respuesta a este tormento, la joven Ella cambió su dulce personalidad a la de una adolescente problemática, incluso llegó a tener problemas con la policía. Desde pequeña mostró un gran interés por la música, le gustaba cantar y  bailar, en especial los tracks de Louis Armstrong. 

Ella Fitzgerald

Creció con un sueño inquebrantable de cantar al lado de su ídolo. A los 19 años debutó como cantante en el Harlem Apollo Theater de Nueva York y ganó el concurso Amateur Night Shows con la canción ‘Judy’, de Connee Boswell, otro de sus grandes ídolos. Al seguir trabajando duro para alcanzar su meta, poco a poco la cantante Fitzgerald perfeccionó su técnica al punto de participar en varias orquestas y dar el gran paso como solista.

A partir de ese momento, el éxito llegó a su vida y comenzó a hacer duetos con grandes figuras masculinas del jazz, entre ellas Duke Ellington, Cole Porter y Louis Armstrong. Sin duda, su sensual voz es una de las experiencias más gratas para los amantes de música, no por nada se convertió en el modelo a seguir de muchos artistas. Las letras de sus canciones son el reflejo directo del gran corazón que tiene esta dama. No hay verso que no demuestre el gran tamaño de su alma y la pureza de sus pensamientos.

Ella Fitzgerald cantando

A pesar de que pasó una difícil vida durante su juventud, Ella se armó de una impenetrable armadura para aguantar los golpes de la vida, porque tenía un objetivo y un sueño: brillar en la música. Si por algo se caracterizó fue por su valentía, tenacidad y amor hacia cualquier cosa. Esa fue su fórmula secreta, el motivo por el que sus canciones son encantadoras: porque cada nota que cantó lo hizo desde lo más profundo de su ser.



‘Solitude’

Con un ritmo tan suave como el silencio de la noche, la tierna Ella se hace presente en una tranquila pieza que calma cualquier desesperación de un amor, pues desde un principio salió de un corazón dañado para sanarse a sí mismo. Puede que existan momentos difíciles, pero el ejemplo que dejó Fitzgerald fue el de nunca rendirse ni perder las esperanzas.





‘Bewitched, Bothered and Bweildered’

Después de una ruptura amorosa, es natural que un sentimiento de resignación y melancolía inunde los corazones. La misma Ella lo acepta y le hace una canción a la fuerza que se necesita para salir adelante. Nuevamente el ritmo lento explota la sensualidad de su voz y la hace lucir al hace pronunciar notas largas y delicadas. Toda la canción es una caricia para los oídos.



Si quieres conocer a otras mujeres que triunfaron en el jazz, da click aquí.



”These Foolish Things (Remind Me of You)’

Esta canción que sería el fondo perfecto para una noche de coquetería a media luz, es cantada por Ella para recordar aquellas pequeñas cosas que pueden recordar a amores perdidos. La cantante nunca pudo afrontar el abandono; hasta que todos sus sentimientos eran convertidos en canciones, era cuando lograba desprenderse de las cosas, así como lo cuenta en este tema. 





‘Every Time We Say Goodbye’

Acompañado por el virtuoso pianista de jazz Cole Porter, la sensible Ella toma el micrófono y sigue un lento ritmo para hablar sobre las despedidas amorosas. La música es una obra de arte gracias al acompañamiento del clarinete y el conjunto de cuerdas. Su voz se vuelve a lucir con una tonada hipnotizante y relajante.





‘The Man I Love’

Llegando a una etapa más madura en su carrera, las letras de sus canciones se transforman en temáticas. El amor en Ella Fitzgerald pasó a ser algo duradero, el motor de su vida. El cambio de ritmo en ‘The Man I Love’ muestra la felicidad que sentía el corazón de la cantante.





‘My One and Only Love’

A pesar de la soledad que vivió, al seguir su sueño encontró una vez más la compañía que necesitaba. Volvió a sentir el amor y su interpretación se tornó un monólogo que enaltecía la emoción que tenía dentro. Sólo tenía un único amor, al que le entregaría toda su alma. Las canciones de Ella Fitzgerald se transformaron en un relato romántico de su vida.





‘With a song in my heart’

La larga espera y esperanza se transforman en un gran tesoro para Ella, que poco a poco va a agradeciendo en sus canciones. ‘With a song in my heart’ es otra gran declaración de amor de la cantante. La fórmula perfecta se repite nuevamente, música muy delicada con tonos angelicales de su autora.




Ella Fitzgerald se convirtió en una diosa para el jazz. Así como éstas, hay otras piezas maestras que debes escuchar para convertirte en un conocedor del género, si quieres expandir tus conocimientos, da click aquí. Como ya lo escuchaste con esta autora, hay muchas canciones de jazz tan suaves que pueden llegar a seducir, si quieres conocer otras melodías de este estilo puedes ir al siguiente link. Para terminar, puedes probar 5 platillos franceses que te harán parecer un experto de la cocina.









Comenta