Las 6 canciones que tienen que escuchar para superar la ansiedad y depresión - Cultura Colectiva Las 6 canciones que tienen que escuchar para superar la ansiedad y depresión

Reciente

Las 6 canciones que tienen que escuchar para superar la ansiedad y depresión

Sin importar el lugar en donde estés y la persona que duerme a tu lado mientras me lees, quiero decirte una única palabra: gracias. Sí, gracias por ser la mujer menos sincera y la más despiadada, te agradezco cada engaño, cada burla y coartada que practicaste bajo un falso pretexto de amor. Toda la culpa […]



amor mujer


Sin importar el lugar en donde estés y la persona que duerme a tu lado mientras me lees, quiero decirte una única palabra: gracias. Sí, gracias por ser la mujer menos sincera y la más despiadada, te agradezco cada engaño, cada burla y coartada que practicaste bajo un falso pretexto de amor. Toda la culpa es mía, fui yo quien aceptó envolverme en tu marañas perfumada teniendo pleno conocimiento de tu imposibilidad de amar. Sí, la pasé fatal pero debido a eso hoy soy una mejor persona y puedo compartir con los demás algunas sobre cómo superar la ansiedad y la depresión causada por un amor no correspondido.

[Escucha las canciones para un amor no correspondido]

 Estudios psicológicos señalan que el proceso de recuperación de la ansiedad no es lineal sino en un espiral ascendente. Sabiendo ésto podemos elegir la primera canción de nuestra terapia musical, siendo concretos hay que escuchar el un tema clásico de Porter. El track lo dice todo. 



 A veces pensamos que avanzamos mucho por la forma en la que nos vamos sintiendo bien y de repente el malestar regresa de una manera más intensa. En este punto creemos que retrocedemos, pero no existe tal fenómeno, en realidad vamos subiendo por el espiral que va y viene por las cuatro diferentes etapas de la ansiedad.

Según los psicólogos en la etapa inicial las dudas serán abundantes. Podemos pensar que fue nuestro error cuando en realidad fue de los dos. ¿Qué se debe hacer? Superar de manera satisfactoria las cuatro etapas de la ansiedad. Esta travesía ya la experimentó el grupo Fobia y nos cuentan sus experiencias a través de la siguiente canción.



La segunda etapa es la del trabajo, donde el principal objetivo es aprender a relajar el cuerpo y cuidar de él. La mejor forma de hacerlo es atender las necesidades físicas y emocionales, después hay que realizar ejercicios para alejar los pensamientos negativos para que poco a poco la confianza regrese. 

Es importante aceptar que somos personas imperfectas inmersas en un mundo que lo quiere todo perfecto. Ya es tiempo que vayas escuchando las advertencias de los demás.




La siguiente etapa es la de transformación. Aquí el optimismo y la motivación renacen con el fin de regresar paulatinamente a la estabilidad emocional. Los expertos dicen que es el momento de conectarse con el ritmo natural de las vida y dejarse de sentir como un extranjero. También aclaran que dicha etapa puede durar de un mes hasta un año. No importa cuanto tarde en llegar el perdón, lo importante es que llegue porque sólo así podemos avanzar al siguiente paso. Quizá León Larregui nos ayude a seguir adelante.





La última etapa es la del mantenimiento. Aquí es donde nos damos cuenta que la vida es un constante proceso de aprendizaje y evolución. Todo lo que está fuera de nosotros cambia y es nuestro deber mantener la paz y el confort interno. Ahora sabemos qué nos hace sentir bien y debemos de procurarlo día a día. 

Parece sencillo pero es buscar la felicidad día a día, por eso se llama de mantenimiento. En lugar de estar buscando en el otro lo que necesitas es tiempo de hacer un viaje introspectivo y hablar con el Yo interno, aquel ente que nunca nos abandonará y nos amará por siempre. Sólo a él podemos cantarle una bella canción de Ely Guerra.




La medicina a las enfermedades y  trastornos es muy sencilla: hay que buscar aquello que nos regresa el equilibrio, la calma y la alegría. Las rupturas amoroso duelen mucho pero llegará el momento donde cese la tormenta y todo regrese a la normalidad. En ese punto podrás volver a sonreír y entrar a la zona de promesa, donde un nuevo amor está esperando por ti. 





::

Estar deprimido es como vivir con una venda en los ojos. No ves el exterior porque la mirada está clavada en los recuerdos, esos oscuros pasajes de dolores y angustias. La música nos ayuda a ver hacia afuera, a ahuyentar los malos pensamientos y regresarnos las ganas de vivir. Cada que el mal se quiera apoderar de nosotros hay que escuchar un bello tema de amor y sosiego.






Comenta