El canibalismo humano explicado más allá del morbo y el tabú | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva El canibalismo humano explicado más allá del morbo y el tabú | Cultura Colectiva

Reciente

El canibalismo humano explicado más allá del morbo y el tabú

¿Qué hay en la mente de un ser vivo que gusta de ingerir a otros seres de su misma especie? Esta pregunta se refiere a los caníbales, esos humanos cuyos hábitos alimenticios son considerados grotescos y nauseabundos por la opinión pública. Los antropófagos, en los tiempos actuales, han sido protagonistas de algunos de los crímenes […]



¿Qué hay en la mente de un ser vivo que gusta de ingerir a otros seres de su misma especie? Esta pregunta se refiere a los caníbales, esos humanos cuyos hábitos alimenticios son considerados grotescos y nauseabundos por la opinión pública. Los antropófagos, en los tiempos actuales, han sido protagonistas de algunos de los crímenes más célebres y perversos que la humanidad recuerde. Baste mencionar al asesino en serie Jeffrey Dahmer, quien en la década de los 70 asesinaba y comía parte de los cuerpos de sus víctimas.


canibalismo humano
Por otra parte, diversas obras cinematográficas han retratado la antropofagia desde diversas ópticas, ya sea desde una perspectiva psiquiátrica (“El silencio de los inocentes”, 1991, Dir. Jonathan Demme); como una práctica ancestral que sobrevive en la actualidad en culturas alejadas de la civilización (“Holocausto caníbal”, 1980, Dir. Ruggero Deodato)  o como un perverso ritual de supervivencia en los suburbios de las grandes ciudades (“Somos lo que hay”, 2010, Dir. Jorge Michel Grau).

Todo lo anterior ha alimentado el imaginario colectivo sobre el tema, confiriéndole un carácter de plena locura o como pretexto para profundizar en los instintos más oscuros del ser humano. En el terreno de la ciencia se ha intentado explicar las razones de esta práctica desde diferentes puntos de vista, los cuales interpretan de distintas maneras un mismo acontecimiento:

Materialista

canibales fisiologico

Se refiere, sobre todo, a las causas fisiológicas que han llevado al ser humano a devorar a otros elementos de su misma especie en momentos desesperados de necesidad o escasez de un alimento en particular. Sirva de ejemplo el caso del equipo de rugby chileno cuyo avión se estrelló en los Andes el 13 de octubre de 1972. Ante la falta de alimentos y debido a las hostiles condiciones climatológicas a las que se enfrentaban, los sobrevivientes se alimentaron con los cuerpos de los fallecidos hasta que fueron rescatados.



Idealista

canibalismo humano azteca

Guiadas por afanes religiosos y culturales, sociedades -como la azteca- usaron el canibalismo como una manera de ganarse la gracia de sus dioses. Esta cultura asentada en México practicaba los sacrificios humanos para saciar la sed de sangre de sus deidades y para que sus cosechas fueran abundantes.



Psiquiátrica

tribus canibales destacada

A partir del nacimiento de la psiquiatría, los individuos que han cometido actos de antropofagia por lo general son diagnosticados como esquizofrénicos o psicópatas. Para ellos no existe razón idealista o materialista para dicho comportamiento, simplemente lo hacen guiados por una disfuncionalidad mental que los lleva a asesinar sin experimentar remordimiento alguno. Aparte del mencionado Jeffrey Dahmer, la historia cuenta con los casos de otros devoradores de carne como Ruby Eugene, Stephen Griffiths, Anthony Morley o Paul Durant. En el cine, Hannibal Lecter es el ejemplo más popular de psicópata y caníbal.



Costumbres alternativas

rituales muerte mundo mesoamerica canibalismo


Dentro de este rubro se pueden incluir los casos de antropofagia como uso medicinal durante la Europa de la Edad Media y hasta principios del siglo XX. Se usaba la sangre o partes de cadáveres para tratar padecimientos. Una de las formas en que se obtenían los cuerpos era mediante las ejecuciones públicas. Se pensaba que entre más violenta fuera la muerte, mayores beneficios se obtendrían de la sangre o las partes del cadáver. Tanto nobles como gente del pueblo fueron adeptos a estas prácticas. En China (durante tal vez 2 mil años), la carne humana fue un platillo aceptado por la sociedad. Consta en los recetarios para cocinar con carne humana. Una práctica singular era la de las personas que se sacaban los ojos para darlos a sus ancianos como tratamiento de diversas enfermedades. 



Científicos y antropólogos no han podido llegar a un acuerdo acerca de los orígenes o causas de esta misteriosa tendencia humana. Como animales que finalmente somos, existen hábitos biológicos arraigados en una zona primigenia de nuestro cerebro que también pueden ser la causa de que esta práctica aparezca en plena modernidad. 

La antropofagia ha sido motivo de discusión y estudio debido a numerosos hechos que han aparecido a lo largo de nuestra historia. Conoce “10 casos de personas que practicaron el canibalismo”. También puedes platicar en la sobremesa sobre “el canibalismo y su función en el oscuro pasado de la humanidad”.


*
Fuente:

Smithsonian Magazine

New York Times



Comenta