Carne Negra: obscenidad y transgresión convertidas en arte | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Carne Negra: obscenidad y transgresión convertidas en arte | Cultura Colectiva

Reciente

Carne Negra: obscenidad y transgresión convertidas en arte

En un cuarto mucho más pequeño que el tuyo, entre una humareda de aerosoles y en medio de un viaje en ácidos, la mente de “El Zárate” comenzó a girar para dirigir sus manos y dedos al compás de sus tergiversados y, la vez, claros pensamientos. Después de horas de alucinaciones, con la visión alterada, […]




En un cuarto mucho más pequeño que el tuyo, entre una humareda de aerosoles y en medio de un viaje en ácidos, la mente de “El Zárate” comenzó a girar para dirigir sus manos y dedos al compás de sus tergiversados y, la vez, claros pensamientos. Después de horas de alucinaciones, con la visión alterada, los sentidos adormecidos y la creatividad agudizada, “Sumajestad lamonkimotarasposidad” fue terminado.

carne negra rodrigo zarate su majestad

“Sumajestad lamonkimotarasposidad” – Rodrigo Zárate


Hace 10 años la mente y las manos de Rodrigo Zárate Escobar –artista egresado del Instituto Nacional de Bellas Artes– comenzaron a trabajar en conjunto para caricaturizar todo lo que padece la humanidad. A partir del lenguaje que mejor domina este artista mexicano, la prostitución, homofobia, pedofilia, violencia, pornografía y otras situaciones fueron plasmadas en las ácidas y transgresoras pinturas que se expusieron en ArtSpace México, bajo el nombre de “Carne Negra”; un conjunto de obras curado por Benjamín Martínez Castañeda. Estas impactantes e incómodas piezas son parte del proyecto empírico y artístico de Zárate, quien se distingue de un gran nicho de artistas por la infractora y veraz estética de sus imágenes. 

No es una coincidencia que cada uno de estos pesados e inquietantes cuadros parezcan escenas de un viaje psicodélico, pues Zárate ha trabajado –más de una vez– bajo la influencia de algunas drogas que lo retan a aterrizar en dibujos todo lo que no puede explicarse con palabras. Él traduce el imaginario cotidiano a partir de la fusión de algunas sustancias, diversos materiales y mucha creatividad. 

carne negra rodrigo zarate pinturas

“En el nombre del padre, del hijo y vas a chingar a tu madre” (pintura al extremo derecho) – Rodrigo Zárate


La exhibición se inauguró el 11 de mayo sobre los muros blancos que el mismo Zárate pintó para complementar la primera sala de su montaje. Como parte de una breve historia –como siempre controversial– el artista reflejó el juego de poder, ego y abuso en el que ambos géneros aceptan participar, como parte de un constructo social normalizado. La mujer empoderada, misma que representa al género femenino actual, intenta y logra controlar a la figura masculina partir de sus atributos.

Posteriormente, ella misma se castiga al encontrarse frente a su propio juicio; una vez que duda de su empoderamiento es el hombre quien intenta mover los hilos que rigen la vida de “su hembra”. Juntos intentan fingir que existe un equilibro, realmente imposible, entre el falocentrismo y el feminismo. Finalmente, ese canal de comunicación obstaculizado e inmundo resulta en la censura y castración de la siguiente generación; así es como se repite el ciclo una y otra vez.

carne negra rodrigo zarate ilustraciones

Durante esta inevitable lucha de poderes y entre la incesante búsqueda del placer, se va construyendo una figura hedonista que –al final– domina a la mayoría de hombres y mujeres. Esta exacerbación epicúrea es la que nos lleva a disfrutar y sufrir de nosotros mismos. Como si se tratara de una droga, el egoísmo de alcanzar el máximo placer se convierte en una obsesión. De igual forma, la obra del pintor mexicano es el producto ideal para el consumidor que no conoce límite ni control alguno. Es el virus por el que cualquiera está dispuesto a todo. Es esa realidad obscena, repugnante y alienada de la que intentamos pero no podemos escapar.

carne negra rodrigo zarate imagenes bocetos

«Me han dicho pervertido, enfermo, ridículo, ratero, pendejo… todo me han dicho. Pues me vale madres, al final ese es el punto. (…) eso es lo que me interesa, la libertad de decir lo que se te dé la gana».


Además de la penetrante y controvertida temática que Zárate aborda en sus obras, los materiales con los que él trabaja son parte de la clara y directa intención de transgredir un sistema con el que no está de acuerdo. Por ejemplo, el lienzo sobre el que el artista creo un emparedado de monjas y otros ingredientes, es una tela papal que tomó sin autorización del atrio de la Catedral Metropolitana de la CDMX. ¿Qué sentido tiene hacer eso? El mismo que toda la obra de Zárate: denunciar –a través de capas y planos definidos por líneas, trazos y colores– lo que todos odian pero también callan y evidenciar lo que todos sabemos pero contra lo que nadie hace nada. 

carne negra rodrigo zarate

«(…) es parte de transgredir, porque tú estás modificando tu perspectiva como un ser humano social que “hace el bien”, cuando te estás llevando algo que no te pertenece».


Desnudar y caricaturizar la monopolización del poder, el abuso de autoridad de las esferas políticas y religiosas, o la doble moral de la sociedad y todas sus consecuencias, es parte primordial del trabajo de Zárate. El autor de “Carne Negra” se burla de Cristo y el espíritu Santo, expone la innegable y asquerosa realidad que la Iglesia intenta ocultar y siempre encuentra nuevas formas de vulnerar la o las máscaras con las que disfrazamos lo real. Además del recurso visual, Rodrigo utiliza un caló para describir y/o titular sus obras; mismo que construye para hacer que el espectador se identifique y comprenda su serie.

carne negra rodrigo zarate murales

«Dentro del lenguaje visual tú puedes construir esta idea y hacer que se traduzca para que la gente se sienta ofendida, pero a la vez se siente atraída. Porque es algo que todo el mundo piensa, pero no lo ven como yo lo veo. Claro que el chiste es ser transgresor».


Los bocetos de Zárate también forman parte de esta exhibición, la cual parece un conjunto de ventanas desde las que podemos mirar escenas cotidianas que a todos incomodan. Todas estas obras también son parte de una necesidad que el creador de este proyecto tuvo; para Rodrigo fue imposible encontrar otra forma que al igual que el arte lo ayudara a entender y aceptar su realidad. En fondos blancos y tinta negra él retrata parte de la mierda que, inevitablemente, nos rodea; pero que también nos hace despertar como un pinchazo en el cuerpo. 

carne negra rodrigo zarate imagenes

«Esto es el análisis de la realidad, pero a través de la forma en la que yo lo veo. Es un despertar, porque todo esto existe».


Así es la estética y el significado de cada trazo de Zárate, como un pinchazo que arde y toca la garganta. La sexualidad, las drogas, el machismo, la violencia, la religión y todo lo que la sociedad utiliza y explota como un medio para abusar del otro, es lo que el también tatuador observa, investiga y estudia; para que después de una dosis de psicotrópicos y una larga caminata durante la madrugada, se transformen en obras de arte. Todas ellas partir de técnicas que este artista crea por sí mismo en forma de colores ácidos, rostros desencajados, cuerpos grotescos y mensajes imponentes.

*

Fuentes:

Exposición “Carne Negra” ArtSpace México

Entrevista a Rodrigo Zárate para Cultura Colectiva 



Comenta