La fotógrafa que escapó de los Nazis, sobrevivió a la muerte y lo capturó en sus mejores fotografías | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

La fotógrafa que escapó de los Nazis, sobrevivió a la muerte y lo capturó en sus mejores fotografías

La ambigüedad sexual es una de las cartas de presentación del músico Anna Varney-Cantodea, líder del proyecto Sopor Aeternus and The Ensemble of Shadows. Gran parte de su estética musical y visual se basa en las imágenes promocionales de Cantodea, en las cuales luce de una manera andrógina, grotescamente bella y oscura; como si su […]



La ambigüedad sexual es una de las cartas de presentación del músico Anna Varney-Cantodea, líder del proyecto Sopor Aeternus and The Ensemble of Shadows. Gran parte de su estética musical y visual se basa en las imágenes promocionales de Cantodea, en las cuales luce de una manera andrógina, grotescamente bella y oscura; como si su deseo fuera el querer ensamblar en un mismo cuerpo las partes femenina y masculina de la sexualidad humana. Las imágenes suelen estar rodeadas por un extraño aire de misticismo y oscuridad, un misterio que precisamente nos lleva a pensar en las grandes incógnitas de lo que significa ser hombre y mujer.

claude cahun anna varney cantonea

Sensaciones parecidas son las que nos transmite la obra de la fotógrafa francesa Lucy Renee Mathilde Schwob (1894-1954), mejor conocida por su nombre artístico, Claude Cahun. Fue una artista que rompió los moldes de la sexualidad y la fotografía al presentarse a sí misma como mujer/hombre, es decir, un género sexual neutro, ambiguo o indeterminado, según juzguen pertinente los lectores. Sus pensamientos políticos, en cambio, sí se decidieron por un extremo: apoyó a la resistencia en contra de los nazis y eso le valió ser condenada a muerte por ellos.  

Se distinguió también por ser escritora, poeta, ícono del feminismo y judía. Su infancia fue complicada debido a la inestabilidad mental de su madre, que la llevaba a pasar largos periodos en el manicomio. Claude sufrió anorexia y tendencias depresivas que preocupaban a su padre. Creció en una familia claramente apegada al arte: fue sobrina del escritor Marcel Schwob y su padre, Maurice Schwod, se dedicó al periodismo, dirigiendo el periódico “Le Phare de la Loire”. El escritor de novelas históricas Léon Cahun fue su tío abuelo. En su honor, Lucy se cambió, en 1971, su apellido con el que es recordada hasta el presente. Este ambiente intelectual fue moldeando su carácter y su gusto hacia la expresión de ideas.  

claude cahun cabezas

claude cahun traje

A los 15 años de edad conoció en el colegio a Suzanne Malherbe. Ambas congeniaron desde un inicio y se volvieron inseparables. Más tarde se volverían hermanastras. La relación entre ambas llevó a sus padres a conocerse (Marcel Schwob había enviudado hacía poco) y después a contraer nupcias.

Suzanne y Claude comenzaron a crear arte de manera conjunta, principalmente fotografía. Claude ya manifestaba una sexualidad difícil de determinar: se rapó el cabello y sus ropas eran una mezcla de toques femeninos y masculinos.

Su cuerpo, su rostro y ademanes eran una combinación de géneros que intentaban crear un tercer sexo, algo que resultara ambiguo a ojos de los demás. Su mismo nombre artístico, Claude, puede usarse tanto para hombre como para mujer. Sin duda, una elección más que acertada para el personaje que comenzó a interpretar.

claude cahun espejo

claude cahun gemelos

Ella misma (o él mismo), fue el objeto de sus autorretratos en los que aparece adoptando diversos roles, aparte de los de su indefinida sexualidad: decadente millonaria, marinero, deidad hindú o artista de feria. “Aveux non Avenus” es el ensayo autobiográfico que Claude escribió y publicó en 1930. Gracias a sus afiliación con la Asociación de Escritores y Artistas revolucionarios se codeó con diversos exponentes surrealistas de la talla de André Breton, Georges Bataille y André Dresnos con los que firmó el conocido “Manifiesto de los Surrealistas”. A lado de este notable grupo de artistas participa en las exposiciones “La exposición Surrealista de Objetos” y “La Exposición Internacional Surrealista”, llevadas a cabo en París y Londres, de forma respectiva.

Fue pareja de su hermanastra Suzanne Malherbe desde sus años en París (eran una de las parejas lésbicas más populares de la ciudad). Debido a problemas de salud por parte de Claude, juntas se mudaron a la isla de Jersey, muy cerca de Normandía. Desde ahí continuaban con su actividad artística.   

claude cahun colchon

 claude cahun alas

En 1940, los nazis llegaron para invadir Francia y la casa de la pareja fue atacada debido a su relación con los grupos contrarios al nazismo. Fueron capturadas por la Gestapo y torturadas durante horas. Además, las condenaron a muerte. Uno de los actos transgresores que solían practicar era presentarse vestidas como hombres a mítines donde estuvieran reunidos soldados nazis. Ahí, la pareja se colaba entre ellos y metía en sus bolsillos panfletos de oposición al gobierno hitleriano.

La Gestapo confiscó la obra y los archivos de la pareja, además de su casa. A pesar de todo ello, Suzanne y Claude se muestran valientes y resisten la amenaza y el maltrato físico impuesto por los alemanes hasta el final. El 8 de mayo, la isla fue liberada por los Aliados y con ello, también la pareja. Mostrando un humor bastante ácido, Claude se inmortalizaría a sí misma con una fotografía en la cual luce en la boca el águila nazi. Era el triunfo de una mujer judía sobre el gobierno de Hitler.

claude cahun aguila nazi

A causa de las penurias físicas por las que pasó durante su encierro, la salud de Claude se vio disminuida seriamente. Eso no le privó de continuar haciendo fotografía en un intento por restaurar lo que había sido destruido por la Gestapo. Continuó viajando, aunque de manera más intermitente, a París para frecuentar su círculo de amistades surrealistas.  

Cuando llegó a la edad de 60 años de edad, falleció, heredando al mundo un legado artístico de alta valía en el que reivindicó la libertad sexual y artística, como pocas personas se han atrevido a hacer.

La valentía que se necesita para salir al mundo en un ambiente hostil y expresar nuestros sentimientos de manera abierta debe ser muy grande. Pocos son los que se atreven a plantarle cara al mundo de la manera en que Claude Cahun lo hizo. El arte y el nazismo se toparon con una mujer que, mediante inteligencia y convicción, logró derribar mitos e ideas falsamente preconcebidas. Por ello, nunca temas ser lo que tu interior te obliga a ser. 

Sin duda, Claude Cahun se hubiera identificado con la comunidad neutrois: fotografías de personas que no se identifican con ningún género, también visita las fotografías que te harán cuestionar tu orientación sexual.

Fuentes:

20 minutos

Time line

 

 

Comenta