Mientras comes aguacate, matas al ambiente y apoyas al crimen organizado | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

Mientras comes aguacate, matas al ambiente y apoyas al crimen organizado

De un tiempo para acá, sin importar que su precio tiene temporadas en las que está por las nubes, el aguacate se ha convertido en un producto que le ponemos a todo. Es como el tesoro verde de la gastronomía mexicana. La mala noticia es que, como dice la sabiduría popular, todos los excesos son […]



De un tiempo para acá, sin importar que su precio tiene temporadas en las que está por las nubes, el aguacate se ha convertido en un producto que le ponemos a todo. Es como el tesoro verde de la gastronomía mexicana. La mala noticia es que, como dice la sabiduría popular, todos los excesos son malos. Comer aguacate mata al medio ambiente. Y no sólo eso: al comprarlo, incrementas las ganancias del crimen organizado. Te explicamos las razones.

*Fuente: Alto Nivel

*Fuente: Alto Nivel

En taco, en torta, en una ensalada, a mordidas, en guacamole, de cualquier manera, el aguacate es un producto que de unos años para acá se ha puesto “de moda” y su consumo se ha incrementado considerablemente.

Además tiene gran demanda en países como Estados Unidos, donde consideran al guacamole es un dip increíble para sus nachos y botanas. Y aunque esto parezca ser bueno para la economía mexicana y para el progreso de las personas que se dedican a su producción, el hecho de que cada día se necesiten más aguacates para cubrir la demanda está afectando, y mucho, al medio ambiente.

Jujúcato es una pequeña localidad ubicada a un costado de Uruapan, en el estado de Michoacán, una entidad considerada como la capital mundial del aguacate. Y es desde ahí, desde Jujúcato, donde se pueden ver los efectos negativos y arrolladores que la fiebre del aguacate está trayendo.

Las montañas que rodean a ese pueblo se ven carcomidas. Lo que antes eran pinos que servían como pulmones para todo Michoacán, ahora han sido sustituidos por arbustos de aguacates. Pero para los habitantes de la localidad eso es lo de menos, los que realmente los alerta es la cantidad de agroquímicos que se utilizan para cosechar el producto.

*Fuente: México Desconocido

*Fuente: México Desconocido

Según datos oficiales, aproximadamente 137 mil hectáreas de Michoacán son utilizadas para el cultivo de aguacate. ONGs alertan que la mitad de este territorio se encuentra en bosques y fueron vendidas con trampas y movimientos legales irregulares, con el único fin de aumentar la cantidad de producto sin importar las consecuencias.

El Grupo Interdisciplinario de Tecnología Rural Aplicada advierte que el usar estos territorios para cosechar de forma masiva acabará con las propiedades de la tierra y convertirá los bosques en desiertos. Y esto ya se empieza a ver, pues según sus números, año con año la deforestación en el estado aumenta 2.5 %.

En cuanto a las consecuencias que están sufriendo las personas que viven en Jujúcato y los alrededores de estos nuevos campos de cultivo, se encuentran enfermedades respiratorias y estomacales.

Desde hace quince años, la expansión de la mancha de arbustos de aguacate en las montañas ha provocado problemas de salud en niños, jóvenes y adultos. Explican que, al estar en las montañas, los agroquímicos escurren y contaminan los ríos, arroyos y lagos de los que se abastecen de agua.

Aunque esto suene ya suficientemente malo, un problema más es el narcotráfico, pues el negocio del aguacate resulta tan rentable que varios grupos criminales han tomado el control de la producción y venta del tesoro verde y además han tenido enfrentamientos sangrientos para hacerse amos y señores de las montañas y vender algo más que droga.

*Fuente: Sin Embargo

*Fuente: Sin Embargo

Y cómo no, si se estima que, aunque los arbustos no sean tan fructíferos, en promedio cada hectárea de tierra dedicada al cultivo de aguacate genera 5 mil 377 dólares al año, es decir, más de cien mil pesos mexicanos.

Las autoridades, entrevistadas por AFP, afirman que están enterados de esto y trabajan por recuperar el control de varias hectáreas, incluso han liberado a varios jornaleros que trabajaban en condiciones inhumanas y bajo el control de cárteles del narcotráfico.
Pero no ha sido suficiente, pues la expansión sigue y el daño al ambiente está afectando a las personas que viven en las comunidades aledañas.

 Sí, el aguacate puede ser un producto delicioso y casi infaltable en cualquier comida, pero antes de excederte en su consumo, quizá deberías preguntarte todo lo que ha pasado alrededor del arbusto que dio como fruto a ese tesoro verde. Todo lo positivo, tiene su lado negativo, y en el caso del aguacate es algo que daña al ambiente, a las personas e incrementa la capacidad financiera del crimen organizado.


*Con información de Expansión y AFP





Comenta