Platillos que son usados como método de tortura psicológica en las cárceles | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Platillos que son usados como método de tortura psicológica en las cárceles | Cultura Colectiva

Reciente

Platillos que son usados como método de tortura psicológica en las cárceles

Estados Unidos es el país con más cárceles en el mundo. Hasta hace unos años, 2 millones 217 mil personas se encontraban recluidas en ese país, según lo informó el World Prison Brief. Los datos también arrojaron que, en el 2015, la tasa de población carcelaria aumentó un 20% en todo el mundo. Las condiciones de hacinamiento y […]



Estados Unidos es el país con más cárceles en el mundo. Hasta hace unos años, 2 millones 217 mil personas se encontraban recluidas en ese país, según lo informó el World Prison Brief. Los datos también arrojaron que, en el 2015, la tasa de población carcelaria aumentó un 20% en todo el mundo.

 Las condiciones de hacinamiento y la traumática experiencia de estar encerrado no es todo lo que los presos de estos lugares sufren. La comida puede ser un arma de tortura; al menos lo ha sido para miles de personas presas en Estados Unidos que son alimentados  con Nutraloaf, una especie de “pan disciplinario” que se daba a los presos con mal comportamiento. Quienes han probado este platillo aseguran que tiene un sabor “acartonado” y muchos reclusos preferían quedarse con hambre antes de ingerir un bocado de este improvisado y desagradable alimento.

comida de tortura prision


La receta para este platillo ha sido dada a conocer por el New York Times y sus ingredientes son los siguientes:

2.2 kilogramos de harina de trigo integral

+

9 kilogramos de harina de trigo

+

1.5 galones leche

+

226 gramos de levadura seca 

+

1.8 kilogramos de azúcar

+

 56 gramos de sal

+

1 kilogramos de leche en polvo

+

900 gramos de margarina

+

2 kilogramos de papas trituradas (con cáscara)

+

900 gramos de zanahorias ralladas.

comida en la carcel bandeja-h600

De acuerdo a la BBC, en Los Ángeles este platillo «contiene carne molida, pavo o proteína vegetal, col, zanahorias, papas, jugo de tomate, harina, cebolla, frijoles, chile en polvo y huevo, mientras que la receta de las cárceles estatales de Pensilvania incluye arroz y avena». Otros aseguran que se trata de sobras de comida del día anterior que han sido trituradas y se dejan endurecer.

Para el citado medio, Laurie Maurino, presidente de la Asociación de Afiliados de Servicio de Comida a Correccionales, detalló que esta comida es «básicamente una conglomeración de todo lo que comerías en un día. Puede ser un cóctel de frutas, avena, salsa de tomate, atún… todo en el mismo bloque». Explicó que si bien es comestible, lo que lo hace tortuoso es que se les da de manera diaria y por si fuera poco, en bolsas de plástico. Los reos, denuncian, sienten que están comiendo alimento para animales.


comida en la carcel pan-h600

Aunque sea de sorprender, esta es una de las medidas alimenticias más ligeras. Aún hace unos años estaba permitido dar a los reclusos sólo pan y agua durante todas sus comidas. Más tarde, se les serviría el grue,  una pasta dura sin contenido nutricional suficiente para vivir adecuadamente.

Ahora, las leyes buscan que sean alimentos “agradables al paladar” y que cumplan con lo establecido nutricionalmente. Es por ello que el año pasado, el Tribunal estadounidense prohibió el Nutraloeaf por considerarlo una manera de tortura. Los defensores de derechos humanos aseguran que éste es un gran paso para su integridad, sin embargo, muchas otras voces están en contra pues aseguran que los presos no tienen derecho a comidas dignas por sus actos. 

comida en la carcel orange-h600

Es un tema complicado, por un lado, si alguien es un delincuente, secuestrador, traficante de armas o drogas, violador o asesino,  ¿podría gozar de los mismos derechos? Esta respuesta es más complicada para quienes han vivido algún crimen de primera mano. Las personas víctimas de estos presos aseguran que el Estado no debe pagar una comida de calidad para quienes han cometido actos de lesa humanidad.

Por otra parte, los defensores de derechos humanos celebran la prohibición de este tipo de alimentos y sostienen que, sin importar las acciones, los seres humanos merecen un trato digno y una comida que no represente el sobajamiento de la integridad.


La discusión continúa abierta, ¿tú qué opinas?, ¿crees este tipo de medidas funcionan como castigo a las personas presas?, ¿consideras que sin importar su condena merecen un trato digno y humano?

Hay que reconocer que el mundo es un lugar extraño y lleno de contrastes, ni todos los que están presos han cometido un crimen, ni toda la maldad es recluida en prisiones, a veces está afuera y causa más daño que una bomba atómica, claro ejemplo es este dictador que ordenó raptar miles de niños y horrorizó España. Además conoce la oscura historia de la Madre Teresa de Calcuta y su presunta pérdida de fe en dios.

*
Referencias

The New York Times
Código Nuevo
El Economista


Comenta