Cómo saber si algún día vas a ser millonario según la ciencia | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

Cómo saber si algún día vas a ser millonario según la ciencia

¿Será verdad que nuestro comportamiento puede explicarse con números? Durante la infancia nos enseñan matemáticas casi de manera obligada, nos dicen que nos sirven para resolver problemas comunes y a partir de ese momento, los niños se dividen en dos grupos: aquellos que convierten a los números en su pasión y otros para quienes sencillamente éstos terminan […]




¿Será verdad que nuestro comportamiento puede explicarse con números?

Durante la infancia nos enseñan matemáticas casi de manera obligada, nos dicen que nos sirven para resolver problemas comunes y a partir de ese momento, los niños se dividen en dos grupos: aquellos que convierten a los números en su pasión y otros para quienes sencillamente éstos terminan por ser fórmulas confusas, divisiones imposibles o despejes sin sentido. Para estos últimos, ver una simple calculadora científica les provoca rabia y estrés, en algunos casos.

Total, en la enseñanza existen diferentes ramas de estudio y todos –o casi todos– los que no son buenos para los números, pretenden encontrar el sentido de la vida en las letras, los sentimientos, el arte, la literatura, la música o el cine; sin embargo, aquello es sólo una ilusión… tarde o temprano todos nos encontramos con la magia de las matemáticas.

Oo04a


En el documental “The Code” de la BBC, el físico Geoffrey West explica el fenómeno de las migraciones con las matemáticas. Él asegura que entre más sobrepoblación exista en una ciudad, mayor será el crecimiento salarial de sus habitantes. De hecho, sus estudios demuestran que cada que se registra un incremento del 15 % en la población de una ciudad, el dinero que reciben sus moradores se incrementa 1.5 %, es decir, entre más gente viva en tu ciudad, ganarás más dinero.

A lo anterior, Geoffrey le llama “el número ideal de la humanidad”, esa cifra se necesita para que una ciudad crezca correctamente y ese número simplifica las aspiraciones de toda una sociedad que pretende tener un estilo de vida acomodado. El físico menciona que ésta es la esencia de nuestra especie: vamos a ciudades porque sabemos que seremos felices ahí. Nuestro comportamiento tiene que ver con un número que podrías escribir miles de veces en una hoja de papel, ese número, aunque no lo conozcas ni lo controles, determina tu vida y qué tan a gusto te sientes con ella.


vidamillonario

Entonces, si según Geoffrey West una cifra puede hacernos más felices en una ciudad sin que nos demos cuenta, ¿qué pasaría si nosotros tratamos de controlar a ese número? Aquello tal vez sería imposible sin las habilidades necesarias –no somos matemáticos–, pero en lo que sí podemos confiar es en la inercia y en las Leyes de la Probabilidad que sin conocerlas o dominar sus ecuaciones, a veces juegan a nuestro favor.



Las leyes de la probabilidad tienen su magia

En estas leyes recae la oportunidad de que puedas acceder a una vida mejor o no. Por ejemplo, en un concurso tienes las mismas posibilidades de ganar que cualquier otra persona que participe, ya que es el azar el que determina al ganador, no sus habilidades, carisma o un sinfín de factores externos –como la sobrepoblación de la que habla West–. Bajo esta ley, muchos se han convertido en millonarios quebrando la tendencia del “número ideal de la humanidad”. En momentos como ése no necesitas al 15 % de población para que tu salario suba, simplemente la perspicacia hará que logres ser exitoso.

leyesdelaprobabilidadmillonario





¿La suerte es un factor?

Imagina el siguiente escenario: eres parte de una importante compañía que se dedica a invertir millones de dólares en diversos proyectos. Para lograr tu cometido, –hacer a la empresa más poderosa– necesitas valorar y saber qué es lo que le gusta a la gente, qué consume o compra y por qué, pero también debes conocer cuál es el momento indicado para presentarle tu producto o idea. ¿Vas a confiar en los números, en las estadísticas, gráficas, los estudios científicos, la suerte, fe y todos los santos del mundo? Seguro que nunca te fiarás de la fortuna, así que ahí está la respuesta: en el mundo real no existe la suerte, sólo tienes tu capacidad de valorar y decidir.

suertemillonario




El problema Monty Hall

Monty Hall fue presentador del concurso televisivo “Let’s Make a Deal” en Estados Unidos, donde mostraba tres puertas a un participante, en dos de las cuales estaban ocultas cabras y en la otra un premio. Para ganar, éste debía elegir alguna y después Monty abría otra donde él sabía que se encontraba una cabra, entonces, orillaba al concursante a vivir una descarga de adrenalina al darse cuenta de que le quedaban dos puertas en las cuales podía ganar o perder; si tu hubieras participado ¿cuál de estas opciones hubieras elegido?

1. Quedarte con la puerta que elegiste y ver si le atinaste al auto desde un principio.
2. Elegir la que Monty no abrió e ignoraste con anterioridad.


opcionesmillonario

La opción correcta es elegir la que Monty no abrió e ignoraste con anterioridad. ¿Por qué? Simplemente tienes más posibilidades de ganar.  

El programa se basaba en cómo responden las personas a sus instintos, pero así como la suerte no existe, la Ley de las Matemáticas dice lo siguiente: si eliges la primera opción tienes entre una a tres posibilidades de ganar, mientras que en la segunda tienes de dos a tres. Piensa en lo anterior como una prueba de vida y contesta la siguiente pregunta: ¿qué es lo que prefieres, esperar a que la población de tu ciudad aumente 15 % y te hagas 1.5 % más adinerado o confiar en las Leyes de la Probabilidad?



Esta última es la forma de ganar, entender que los concursos no son una farsa y que sólo participando podrás ganar. Puedes empezar a tomar las matemáticas como tu aliado y ganar un auto con CEMEX Extra, lo único que debes hacer es aplicar la probabilidad y confiar en ella, intentándolo una, dos, tres o las veces que sea necesario, seguramente en alguna de esas te encontrarás con una llave de oro dentro de un saco: tu premio, el símbolo que representa tu auto nuevo.”



Recuerda que ganar un concurso es bastante sencillo, si tienes los números y las matemáticas de tu lado, sólo identifica cuáles son tus opciones. Lo único en que tienes que pensar es en los números que pueden jugar a tu favor con la ayuda de CEMEX Extra y si acertaste a la opción dos del problema Monty, seguro tienes un talento natural para este tipo de oportunidades. 



**


Comenta