Consejos que toda mujer debe seguir para aprender a usar tacones | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

Consejos que toda mujer debe seguir para aprender a usar tacones

“¿Cómo se llega al Carnegie Hall? Con práctica”, afirma un dicho clásico de la historia del rock. La frase es recurrente y se refiere a uno de los auditorios más representativos de la música. Es un chiste simple pero aplica para cualquier actividad. Sin práctica o constante repetición de una tarea que se quiere perfeccionar […]

“¿Cómo se llega al Carnegie Hall? Con práctica”, afirma un dicho clásico de la historia del rock. La frase es recurrente y se refiere a uno de los auditorios más representativos de la música. Es un chiste simple pero aplica para cualquier actividad. Sin práctica o constante repetición de una tarea que se quiere perfeccionar no se llegará a ningún lado.

La comparación suena absurda –aunque efectiva– cuando se habla de aprender a usar tacones. Una de las pesadillas más comunes entre las mujeres.

aprender a usar tacones

Aunque la prenda fue concebida para ser usada por hombres de clase alta en tiempos antiguos, lentamente se trasladó a un plano femenino y desde entonces no se ha roto ese vínculo. Se popularizó tanto que se creó una constante motivación a que todas las mujeres los usaran.

Algunas comienzan su entrenamiento desde pequeñas, pero otras –debido a su reticencia– lo evitan gran parte de sus vidas hasta que se ven en la necesidad de enfrentarse a ese calzado tan amenazador para la espina dorsal.

No es imposible lograrlo. Así como cualquier actividad artística o mecánica, puede perfeccionarse con unos cuantos trucos y sugerencias. Estos son algunos, ideales para lograrlo y no lucir como una inexperta todo el tiempo:

::

Domina el paso

aprender a usar tacones

Nadie nace como una experta en tacones. Lo primero para aprender a usarlos es dominar el paso. El calzado no es igual a cualquier otro así que, en lugar de avanzar apoyando el talón y dejando caer la punta, se debe hacer lo contrario: pisar con la punta y dejar caer el tacón. Aunque algunas afirman que es similar a volver a caminar, lo cierto es que es fácil si se tiene un par cómodo y apropiado para los pies. De lo contrario, puede causar daño al cuerpo y siempre será incómodo.

Reduce paulatinamente el ancho del tacón

aprender a usar tacones

Un consejo de mucha ayuda es comenzar usando tacones anchos e ir reduciendo el tamaño. De nada sirve comprarse unos de aguja si no se saben usar; se romperán. Es necesario aprovechar la amplia gama que existe y crear práctica. Es mejor eso a caminar como si las piernas estuviesen dormidas o casi rotas.

No abuses de la altura

aprender a usar tacones altos

Existen tacones para todo tipo de cuerpo, así que no todos son perfectos para cualquier mujer. Las pequeñas suelen apostar por tacones muy altos, pero en vez de lucir con mayor estatura, el cuerpo pierde proporción. Es mejor elegir tacones medianos y que el ángulo sea máximo de 60 grados. Si la apertura es mayor, será incómodo caminar y eso aumentará el riesgo de desarrollar enfermedades de los huesos.

No intentes usar los imposibles

aprender a usar tacones anchos

Si un tacón no entra, se rehusa a mantener el balance o si lastima hasta el último plato de la espina dorsal, deben ser ignorados. Es necesario olvidar aquellas ideas de que con el uso se arreglará o que se hará una costumbre. Los daños físicos que puede causar usar tacones son más graves de lo que las personas creen. No sólo es posible romperse una pierna, sino desarrollar deformidades que arruinen por completo el cuerpo en un corto periodo.

Camina en casa con ellos

aprender a usar tacones sencillos

Si no hay práctica, jamás mejorará el paso con tacón y siempre resultará incómodo. Caminar y hacer unos cuantos ejercicios en casa es suficiente y crea preparación para cuando realmente se necesite. Así no será cansado caminar en ellos durante cinco horas y no lastimará los huesos.

::

Entonces, ¿cómo se llega a cualquier lado en tacones? Con práctica.

Los previos consejos son esenciales no sólo para aprender a caminar en ese temible calzado, sino para evitar cualquier problema físico causado por la incomodidad. Aunque la cultura popular diga que es difícil usarlos, no debe serlo tanto. Existe un balance perfecto que debe hallarse poco a poco y así dejar de sufrir tanto.

Comenta