Cosas que aprendí cuando me enamoré de la fotografía | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Cosas que aprendí cuando me enamoré de la fotografía | Cultura Colectiva

Reciente

Cosas que aprendí cuando me enamoré de la fotografía

¿En qué momento comencé a amar la fotografía? No lo sé, pero a través de ella puedo recordar quién soy. La cámara es sólo el medio para el fin; sí, los equipos profesionales ayudan; sin embargo, eso no lo es todo, ya que debemos comprender que lo que quedará registrado por siempre debe ser una decisión sólo […]



¿En qué momento comencé a amar la fotografía? No lo sé, pero a través de ella puedo recordar quién soy. La cámara es sólo el medio para el fin; sí, los equipos profesionales ayudan; sin embargo, eso no lo es todo, ya que debemos comprender que lo que quedará registrado por siempre debe ser una decisión sólo tuya. No faltará quien diga: “claro, con esa cámara cualquiera lo hace”; sí, en cuanto a tomarlas cualquiera; pero, ¿qué tomas?

fotografos ganar dinero


Durante el último año aprendí que el contenido de la imagen lo es todo, que la semiología implícita en lo que hacemos no puede pasar por debajo de cuerdas; creía erróneamente que saber de composición, técnicas y leyes era fundamental (además ni eso sabía bien). No digo que no sea necesario aprenderlo, por el contrario, pero para poder mandarlas al carajo, y con criterio, debemos enfrentarnos a nuestra búsqueda y desarrollar un lenguaje.

La fotografía es una obra de arte cuando el “artista” no sólo la utiliza como un medio para expresarse, sino que se convierte en su vida misma. El vínculo de la obra y la vida del artista no pueden aislarse, hay que entender que los aspectos técnicos pasan a un segundo plano y que el desarrollo de la estética, cualquiera que sea, es necesaria, y que ésta debe ser ante todo sincera, reflexiva y catártica.

Aprendí que no existen negros tan negros como los de Luis Brito, y que retratar el alma de las personas es sumamente complejo y que él lo hacía con cada persona que retrataba.
La fotografía está llena de un profundo sentido reflexivo y no lo había entendido; junto con ello, comprendí que debo mantenerme en constante autocrítica, pero no dudar de lo que hago; desarrollar nuestro lenguaje requiere de años de constancia, dedicación y trabajo.
foto-luis-brito Amor por la fotografía

La fotografía no debe revelar las cosas, simplemente debe ayudarnos a descubrirlas. Y sí, en eso se ha convertido para mí; es la vía que conseguí para el descubrimiento, para descubrirme. Ha resultado una extensión de mi memoria, me ayuda a recordar… en realidad, hace que no olvide. Tiene el poder de abstraerme y regresar aquel instante a mi realidad y mantenerlo ahí eternamente para regresarme a él cuando lo desee.

Es sentir un abrazo eternamente, encontrarme en esa mirada tan mía que no conocería de no mirarme allí; no recuerdo nada de aquel día, era  diciembre, hace 21 años; lo sé no sólo porque era mi cumpleaños, el resto de las imágenes lo gritan por medio de esos adornos tan propios de la época. Quisiera recordar algo, pero en mi memoria existen sólo fragmentos que pertenecen a esas fotografías.

Quizá fue ese el momento en que comencé a amarla, cuando descubrí lo poderosa que era, que podía perpetuar recuerdos, momentos y personas. Conocí a mis abuelos a través de sus fotos, a mi mamá de pequeña; quisiera haber conseguido al menos una de mi papá, simple curiosidad, así no tendría que imaginarlo. Mi abuela me decía que lo recordaba muy bien, con 95 años me contaba entusiasmada las ocurrencias que tenía de niño, incluso tenía presentes sus gestos; seguro su memoria era una suerte de cámara.

consejos fotografos que debes seguir


Yo me hago retratos por temor a olvidar, a no recordar lo que fui, o cómo fui; incluso por temor a que me olviden. Ojalá dentro de muchos años mis hijos puedan verlas. Es hacer que lo temporal sea eterno; es apropiarme de los recuerdos, es descifrar lo ocurrido.

 “Cuando no sé qué me ocurre, hago una foto de eso”, no sé cuándo lo dije, pero ese día tomé una foto para entender qué me pasaba, y me di cuenta, además, que tomar la fotografía fluye a veces como respirar, y es complejo identificar lo que significa. Entonces, si no tiene contenido no fue sincera. A veces saturamos la imagen de información innecesaria y otras veces carece de elementos. La fotografía está llena de significantes; ella es a la vez signo, imagen acústica y significado.

Por ello, cada imagen está cargada de profunda semiología, del significado de mi propia existencia.



**

Si a ti también te apasiona la fotografía o quieres comenzar a encaminarte en él, te compartimos algunos ejercicios de fotografía para principiantes. 

Comenta