Razones para dejar de comer soja desde hoy - Cultura Colectiva

Reciente

Razones para dejar de comer soja desde hoy

Al ser procesada natural o artificialmente, la soja o “soya” (como la conocemos comúnmente) se transformó en diferentes alimentos que provocaron que occidente volteara a Asia y se interesara en su cultivo. Algunos visionarios asiáticos la transformaron o incluyeron en productos que sustituían otros, por ejemplo, carne o bebidas, así la hacían más accesibles y volviéndolas una […]

Al ser procesada natural o artificialmente, la soja o “soya” (como la conocemos comúnmente) se transformó en diferentes alimentos que provocaron que occidente volteara a Asia y se interesara en su cultivo. Algunos visionarios asiáticos la transformaron o incluyeron en productos que sustituían otros, por ejemplo, carne o bebidas, así la hacían más accesibles y volviéndolas una opción sana y rica para consumir regularmente. De este modo llegó a los oídos de diversos comerciantes alrededor del mundo y poco a poco China comenzó a exportar productos a otros países, logrando entrar al mercado internacional con productos de soja comestibles y hasta de belleza.

Pero como reza el dicho popular “todo por servir se acaba” y en China, la producción de soja fue decayendo. Cada vez había más demanda y los campos no se daban abasto, así que los agricultores recurrieron a métodos no tan naturales para poder acelerar la producción. Entonces la leguminosas se hizo transgénica. Al querer acelerar la producción de ésta, se emplearon herbicidas cuyos residuos quedan en el cultivo por mucho tiempo, incluso después de ser cosechados. El gen que los hace crecer es modificado manualmente, lo que provoca que no crezca de manera natural y queden algunos componentes químicos en la fórmula “original” que al ser consumidos por los seres humanos, causan estragos en el organismo. Así que, a pesar de todo, la soja no es tan benéfica.

Según la periodista Jill C. Nienhiser existen riesgos al consumir soya, pero cuando ésta es transgénica aumentan. Se encargó de recopilar 160 artículos y tesis obre la soja y sus daños, todos ellos provenientes de Doctores e investigadores profesionales para universidades y hospitales. A continuación te presentamos diez razones que te harán pensar la próxima vez que la consumas.

  1. Algunos sustituyen la sal con soja, consumir dos cucharadas al día es suficiente para causar estreñimiento, somnolencia y malestar estomacal

2. En 1991, le dieron a 6 mujeres premenopáusicas, con ciclos menstruales regulares, 45 mg de leche de soja al día, es decir, alrededor de dos tazas. Un mes después, todas sufrieron un retraso en el ciclo además los síntomas propios de la menstruación fueron más agudos.

3. Los estrógenos aumentan a tal grado que puede ocasionar cáncer, en especial de mama.

4. Cuando una mujer embarazada consume soya de más, puede causar efectos en el bebé, quien absorberá las propiedades de la leguminosa. Si es niño, corre el riesgo de desarrollar cáncer de próstata al crecer.

5. Cuando un hombre mayor de 18 años consume soya constantemente, aumenta el riesgo de producir menos testosterona, de hecho, luego de 28 días se reduce a 19 %.

6. A veces, en el afán de querer ser más sanos, consumimos productos de soja incluso para los bebés. La fórmula de este alimento puede dañar el sistema reproductivo de las niñas, provocando en casos extremos infertilidad o complicaciones en el parto.

7. Por sus componentes sódicos, la soja no produce infartos, pero sí arritmias.

8. Al incluirla en la dieta diaria, se puede alterar la parte del cerebro que se encarga del deseo sexual, la ansiedad, el aprendizaje y la memoria.

9. Una sola dosis de soja equivale a aproximadamente 0.5 % de genistina, lo que provocará pérdida de peso, pero este componente se dirige a los riñones, lo que causa estragos en ellos, como tumoraciones.

10. Luego de un estudio realizado en ovejas se descubrió que la genistina disminuyó la producción de espermatozoides, por lo que un embarazo fue mucho más complicado.

Sea cual sea la presentación de la soja, no es tan sana como pareciera. En realidad, basta con no abusar del consumo. Todo en exceso daña; sin embargo, entre más cuidada sea la alimentación, ésta menos daño hará. Si bien es un producto genéticamente modificado, sólo se hace de esta manera en China y en Argentina, ya que la mayoría de países han prohibido que se realice el método que la convierta en transgénica.

**

Muchos alimentos son dañinos, ¿sabes cuáles hacen mal a tu piel y cuáles dañan tu metabolismo? Son más de los que crees.

Fuentes

Argenbio
Datos de la soja
West on a Price



Comenta