El libro que realmente te ayudará a pensar por ti mismo | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

El libro que realmente te ayudará a pensar por ti mismo

“Quien no encaja en el mundo, está cerca de encontrarse a sí mismo”.Hermann HesseCuando terminas de leer un libro aterrizas en la realidad para encontrarte con un mundo del cual escapaste, caes otra vez en el abismo, la cotidianidad de los días y esa constante idea de comenzar otra lectura para sentirte medianamente feliz. Empiezas […]



“Quien no encaja en el mundo, está cerca de encontrarse a sí mismo”.
Hermann Hesse


Cuando terminas de leer un libro aterrizas en la realidad para encontrarte con un mundo del cual escapaste, caes otra vez en el abismo, la cotidianidad de los días y esa constante idea de comenzar otra lectura para sentirte medianamente feliz. Empiezas a preguntarte cuál será el siguiente, pero también a pensar si realmente te cambiará la vida o será otro bello y entretenido ejemplar. Y como decía el afamado literato Jorge Luis Borges: “La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido”; siempre ansiamos poder encontrar en las letras un rumbo o significado de todo lo que nos abruma: tristeza, amor, felicidad e incluso maldad.

Quizás es por eso que las bellas artes se ponen en contacto con nuestros sentimientos para enseñarnos algo; un secreto o lección que siempre supimos, pero nunca logramos aterrizar a la realidad. Las lecturas de Hermann Hesse combinan lo que queremos entender, lo que nos da miedo, nos pone tristes, felices o desesperados; nuestros deseos y anhelos. Siempre tratando de crear en nosotros una pregunta clave: ¿Cuál el sentido de la vida?

En ese rumbo va Siddhartha, entre la adicción a leer y aprender, pero también comprender el sentido de las cosas. No es una especie de Biblia o guía para la vida mundana y posmoderna. Tampoco nos habla de tiempos apocalípticos, ni de la destrucción del mundo como lo conocemos. Siddhartha es una analogía, un escenario que puede o no gustarte, pero que siempre se aplicará a la realidad.


hermannhessesidhartha

Siddhartha es joven y su padre es un Brahmán, miembro de la alta sociedad espiritual que basa la educación de su hijo en tres principios: la paciencia, la meditación y saber escuchar.
Al cabo de unos años, Siddhartha siente que las enseñanzas y creencias de su padre no son suficientes para lo que busca y ansía en la vida: la perfección. Toma la decisión de partir con Govinda –su sombra y amigo fiel–. Juntos se unen a los Samanas, un conglomerado de hombres entregados a su alma religiosa. Aquí Siddhartha y Govinda aprenden el arte de abstraerse –o aislarse de todo lo que les rodea–, contener la respiración e insensibilizarse ante el hambre o cualquier tipo de dolor. 

Hasta este momento, la obra de Hesse nos expresa el talento innato de una persona, alguien curioso y ávido de enseñanza, acompañado de un amigo; los dos en busca del sentido de la vida y la existencia. Sin embargo, no muy lejos de las primeras paginas del libro, surge una cuestión que el mismo Siddhartha se plantea y será trabajado en toda lectura como una especie de aventura: ¿La meta en la vida es aprender a meditar, ser paciente, abstraerte, dejar de comer y bloquear el dolor? 

meditarsidhartha


Siddhartha cree que aquellas practicas son un simple acercamiento malogrado y que toda doctrina lleva consigo un trasfondo efímero, es decir, piensa que todas las enseñanzas espirituales por las que ha pasado son y serán algo inútil; nunca lo llevará a la perfección y jamás comprenderá por qué está aquí.  En su última travesía –e ilusión de encontrar la verdad– se encontrará con Gotama, un sabio que habla del origen del dolor y el camino para reducirlo. Pero aquella doctrina tampoco lo convencerá y es entonces cuando toma la decisión de aislarse y probar el mundo real, ése donde conviven los mortales: la población común.


Govinda, por otro lado, seguirá a Gotama. Siddhartha cruzará el río, al otro lado, donde la materialidad reina y la riqueza mental se mide en monedas, apariencia y estatus social. Aquél joven obsesionado con encontrar la perfección espiritual se había ido, se quedó en el bosque, se cansó también de intentar conseguir el equilibrio y decidió buscarse a sí mismo; sin doctrinas, ni sueños en el mundo real. Hermann Hesse hace una reflexión interesante en este punto: Siddhartha baja al mundo real y se enamora, se vuelve rico y adicto al juego. Entonces… ¿Qué vale más, una vida entregada a la religión u otra donde obtienes todo lo humanamente material para ser feliz?

sidharthavida

En ese caos interno se encuentra el personaje principal. A este nivel de la lectura ya no es la historia de Siddhartha, sino de todos aquellos jóvenes y adultos que alguna vez se preguntaron por qué había violencia en el mundo, por qué una persona puede aparecer con un arma y matar a cientos de personas en una guerra o cuál es la razón por la que una persona se vuelve adicta a las drogas, el juego y todo aquello que lo mata lentamente. Hermann Hesse –como decíamos al principio– no te muestra el mundo moderno, sino la analogía de todo lo que está a tu alrededor. 

Con este libro quedamos en medio, entre la ficción y la realidad; entre el Medio Oriente y el lugar donde te sentaste a leer. No es una lectura para seguir las enseñanzas del budismo, hinduismo o cualquier derivación oriental. Tampoco reafirmarás tus creencias católicas o cristianas. Hermann Hesse parte de un libro espiritual para mostrarte la crudeza e historia de un hombre solitario, un ser humano confundido que debe tomar una sencilla y terrible decisión: ser feliz o infeliz toda la vida. 

siddharthamundoreal

Siddhartha no te va a cambiar la vida, pero si te explicará el mundo, por qué somos idiotas, egoístas, celosos, envidiosos, cariñosos, amables, necios y apasionados. El personaje principal está obsesionado con la perfección, misma que logra alcanzar al final del libro, pero que para hacerlo tuvo que conocer la maldad y los vicios. Porque nunca es suficiente aprender del mundo hasta que pruebas todo lo que hay en él; lo que te daña y puede destruirte.

Como decía el escritor y periodista mexicano Carlos Monsiváis: 
“No puedo hacer un resumen de mi vida, porque está conformada por varias épocas y circunstancias, libros, amistades y pleitos, y eso, sólo admite resúmenes parciales”. Miles de libros pueden aparecer en tu vida, pero hay algunos en especial que te enseñan el mundo desde otra perspectiva, llevando a cabo ese resumen parcial que quizás ya viviste, pero jamás pudiste aterrizar en la realidad. 


**


 Tal vez en algún momento vamos a sentir que no encajamos en el mundo; sin embargo, en algún momento lo comprenderemos, llegaremos a la felicidad y esa ansiada perfección entendiendo las fibras emocionales e incongruentes de la humanidad. Pero sin duda, para llegar a ese punto necesitaremos del libro que te hará comprender el universo o  las 19 frases de Buda que te enseñarán todo sobre el amor verdadero. 







Comenta