Escalofriantes rituales de exorcismo malogrados que acabaron con vidas humanas - Cultura Colectiva Escalofriantes rituales de exorcismo malogrados que acabaron con vidas humanas

Reciente

Escalofriantes rituales de exorcismo malogrados que acabaron con vidas humanas

¡Atención! Antes de internarte en este lúgubre mundo demoníaco, donde la fe es la principal arma para no ser comido y transformado por espíritus malignos, es necesario decir que lo que pase después de leer este texto es responsabilidad del lector. Si eres del grupo de los escépticos, no es necesario descargar la furia sobre estas […]



¡Atención! Antes de internarte en este lúgubre mundo demoníaco, donde la fe es la principal arma para no ser comido y transformado por espíritus malignos, es necesario decir que lo que pase después de leer este texto es responsabilidad del lector. Si eres del grupo de los escépticos, no es necesario descargar la furia sobre estas palabras, porque desde el inicio de los tiempo cada persona es libre de pensar y creer en lo que quiera. Pero si eres un alma sensible que reconoce realidades paralelas y el misterio del universo, ten cuidado, porque evocar la oscuridad puede acarrear problemas irreversibles.

Gritos, maldiciones, palabras extrañas y oraciones surgen todos los viernes por la noche del interior de la Parroquia de San Miguel Arcángel. Es un concierto de ruidos que ya tiene acostumbrados a los habitantes de este pueblito veracruzano, porque en esta iglesia habita el sacerdote católico Casto Simón Arcos, famoso exorcista que se enfrenta a espíritus desconocidos con un único aliado: Jesucristo.

Constantine / exorcismo

Cuando el sol comienza a ocultarse, las personas se reúnen en la Parroquia, donde más de mil sillas esperan a los espectadores que participarán en el próximo rito. La primera parte de la misa transcurre entre oraciones, cánticos, predicaciones del padre y mucha espiritualidad. Después, un silencio envuelve al lugar y se empiezan a repartir rosarios para proteger a los asistentes. Con una voz seca y muy seria el padre dice en voz alta: “No lo suelten, no dejen de rezar y es preferible que no se muevan de sus lugares. Ah… y no los miren a los ojos”.

Cuando los involucrados están preparados, se les pasa a otra sala donde les espera una agobiante lucha. Frente al altar se encuentra una enorme estatua de Cristo crucificado cubierta por una larga cortina, donde se sientan 12 personas adultas, sus brazos, torso y piernas sujetados con vendas , esto para prevenir las violentas reacciones físicas que vendrán. Varias bancas atrás se escucha que alguien pregunta: “¿Por qué no mirarlos a los ojos?”, y el padre contesta: “Es por tu seguridad, el espíritu maligno que posee a la persona podría dominarte a ti, meterse a tu cuerpo”.

Exorcismo

Justo en el momento donde el padre Casto Simón retira la cortina que ocultaba la figura de Cristo, el templo se inunda de chillidos escalofriantes, llantos, maldiciones y forcejeos. Los poseídos empiezan a lanzar ofensas a los familiares que tratan de sujetarlos. Las oraciones de los asistentes empiezan a inundar el lugar, se escucha un ruido distorsionado de susurros dispares. Los más débiles comienzan a llorar asustados del infierno que viven.

Las personas amarradas están enloquecidas y amenazan con librarse de sus ataduras. Lo extraordinario es que entre el resto de los asistentes, algunas personas comienzan a presentar los mismos efectos diabólicos, entonces los más fieles y fuertes de espíritu tienen que lanzarse sobre ellos y tratar de domarlos e integrarlos al área principal del exorcismo. Con cada segundo que transcurre, el tétrico escenario se intensifica y los gritos de horror y los llantos desesperados comienzan a llenar el lugar. Es como haber bajado al mismo infierno y todo es caos.

"En el nombre del padre, del diablo... Apuntes sobre los malestares demoniacos actuales".

El sacerdote se apresura a exorcisar a la primera persona: “¡Marcos, yo te exorcizo en el nombre de Jesucristo!”. Las convulsiones del joven aumentan y de su boca comienza a brotar líquido espumoso. De pronto se escucha un gran trueno dentro del templo y todo es oscuridad. Lo que continuó después se desconoce. Hasta este punto llegó la narración que hizo el reportero Roberto Aguilar Grimaldo para el Diario Hora Cero en el año 2003. Esta persona aún vive, pero por razones desconocidas la censura de la prensa no permitió que saliera completa la historia, quizá por el desastre que ocurrió después. Nunca se sabrá.

Cabe mencionar que la pasada historia es verídica, el templo sigue funcionando, como es la costumbre, y se puede visitar el día de hoy. Los casos que a continuación se presentan dan muestra de lo contrario, el fanatismo que transgrede con la verdad y obliga a personas a vivir un infierno por una falsa idea que están poseídos.



El caso Charity Miranda Martin

exorcismo

Esta joven, cuando cumplió 17 años, se internó en una prolongada depresión inexplicable, su madre decía que era “obra del diablo”. Cegada por esta idea, pidió ayuda a sus hermana Serena y Elizabeth, quienes realizaron un ritual que se prolongó por siete horas. Llegando al final del maratónico ritual, su madre anunció a las hermanas que el demonio no abandonaría el cuerpo de Charity hasta que la asfixiara. Entre todas la inmovilizaron y su propia madre se encargó de asfixiarla con una bolsa de plástico.



Caso Amora Bain Carson

el exorcismo de emily rose peliculas de exorcismos

Un día, el padrastro de una pequeña bebé de 13 meses aseguró que la hija de su pareja estaba poseída por el diablo.  Inmediatamente comenzaron a reunir dinero para pagar los servicios de un sacerdote que la exorcizara, pero por desgracia no lograron juntar la suma requerida. Entonces los padres de la pequeña Amora decidieron hacer el ritual por su cuenta. Amora murió tras recibir 24 mordidas, múltiples golpes en el cráneo y contusiones en todo el cuerpo. Según la justicia, la bebé falleció por el impacto de un golpe de martillo, propinado por su padrastro, sospechoso además de haberla violado previamente.



El caso Terrance Cottrell Jr.

El exorcista película / exorcismo

Aunque este niño fue diagnosticado con autismo, las autoridades de una iglesia local opinaron que se trataba de una posesión demoníaca. Así, durante varias semanas, su madre lo llevó al templo para realizar una serie de rezos exorcistas. Corría el año 2003 cuando durante una sesión de exorcismo, el ministro de la iglesia a la que asistía decidió sentarse sobre el pecho del niño para conjurar una serie de oraciones. Entonces, dada la presión ejercida sobre su tórax, Terrance dejó de respirar hasta que murió.



Si te interesa conocer más sobre este misterioso tema, tienes que conocer la clínica de exorcismos San Rafael


*** 
Te puede interesar:

Películas sobre exorcismo que te harán conocer el poder del diablo

25 frases del cine de terror que no te dejarán dormir

*
Referencia:

“En el nombre del padre, del diablo… Apuntes sobre los malestares demoniacos actuales”





Comenta