Todo lo que aprendí al utilizar la copa menstrual y que podría cambiarte la vida  | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Todo lo que aprendí al utilizar la copa menstrual y que podría cambiarte la vida  | Cultura Colectiva

Reciente

Todo lo que aprendí al utilizar la copa menstrual y que podría cambiarte la vida 

Una toalla femenina tarda en degradarse de 500 a 800 años; una mujer desecha entre 10 mil y 15 mil toallas o tampones en su vida; en México generamos 210 mil toneladas anuales de basura sólo en toallas femeninas… Cuando me enteré de estas cifras no podía creer la manera en la que estamos contaminando al planeta, y […]



Una toalla femenina tarda en degradarse de 500 a 800 años; una mujer desecha entre 10 mil y 15 mil toallas o tampones en su vida; en México generamos 210 mil toneladas anuales de basura sólo en toallas femeninas… Cuando me enteré de estas cifras no podía creer la manera en la que estamos contaminando al planeta, y esto sólo si no contemplamos la cantidad de otros desechos que generamos. La mayoría de mujeres comienzan su periodo menstrual entre los 12 ó 13 años de edad y puede durar hasta 40 años; imagina, entonces, la cantidad de dinero tirado a la basura. 

Llevaba más de 20 años utilizando toallas sanitarias, pues era lo más “práctico” que conocía; cuando tenía que realizar algún deporte o nadar, prefería quedarme en casa debido a que los tampones no eran para mí. Sentía una molestia desde el momento en que éste entraba a mi cuerpo, además, ¿cómo podemos llamar práctico a un método con el que estamos expuestas a infecciones, rozaduras o alergias? Ya que no es sólo un producto que contamina el ambiente, también a nuestro cuerpo.


copa menstrual

La primera vez que supe sobre la copa menstrual pensé que sólo era un invento poco útil para venderle a las mujeres, además de que era un objeto extraño y grande que me generaba dudas; sin embargo, comencé a investigar y mirar tutoriales de cómo se introducían las copas, los diferentes tamaños y clases que existen alrededor del mundo. Todo esto resultó en que los países primermundistas son donde puedes obtener de manera fácil las copas menstruales y muchas mujeres están fascinadas con ellas. Pero lo que más llamó mi atención fue que cada copa puede tener hasta 10 años de vida útil si se usa y limpia de forma adecuada, y con esto te evitarás consumir 200 toallas por año, estarás más cómoda, ayudarás al ambiente y te ahorrarás mucho dinero.



copa menstrual

Finalmente me decidí y la adquirí. Las copas están hechas de diversos materiales — silicón, látex, elastómero medicinal—, y como primer paso debes saber cuál es el tamaño que te corresponde, pues cada una somos diferentes. La copa se coloca cerca del útero, una de las ventajas es que no debes preocuparte por su incompatibilidad con anticonceptivos, como el DIU. La puedes usar tanto de día como de noche y, sobre todo, resulta muy práctica para viajar, nadar o realizar algún deporte sin que tengamos que revisarnos de manera constante, ya que si está bien colocada habrá un momento en el que no la sentirás.

Claro que después de más de 20 años utilizando toallas sanitarias, al principio me costó adaptarme a esta nueva sensación. Según los expertos, una toalla no debe usarse por más de tres horas, ya que es peligroso para la salud, mientras que tu copa puede estar dentro de ti hasta 12 horas seguidas. Como estaba tan acostumbrada a las toallas, al inicio revisaba cada dos o tres horas mi copa por temor a que se desbordara, pero está tan bien diseñada que es muy difícil que esto suceda, aún cuando el periodo sea abundante. Para limpiarla sólo es necesario lavarla, hervirla durante dos minutos, utilizar jabones especiales o neutros, pastillas esterilizadoras y cuando no esté en uso mantenerla lejos de la humedad.


copa menstrual

Probablemente te preguntes, ¿cómo se introduce la copa? Lo primero que debes hacer es tener las manos limpias, doblarla en forma de taquito o tulipán —puedes practicar distintos dobleces—, después encontrar tu posición perfecta para meterla, relajarte, y con la otra mano separa los labios vaginales y halla la abertura, luego empuja la copa en un ángulo de 45 grados hacia el hueso público, no hacia arriba; al estar adentro ésta se abrirá y debes empujarla hasta sentirla cómoda. Usa un dedo para sentir la base, pues debe quedar redonda u ovalada. Te puedes sentir más cómoda si está cerca del cuello uterino, incluso probar con tirar suavemente hacia abajo para asegurarte que se haya formado un vacío y no se mueva. 


usar copa menstrual

 

La mayoría de las chicas no le encuentran el truco hasta después de un par de intentos. La copa no duele si te la colocas bien, aunque debes dejar que tu cuerpo se habitúe a ella; una vez que consigues esto es más cómoda que cualquier tampón, pues no se introducen tan profundo como estos; además, la copa acumula la menstruación, no la absorbe. 

Para retirarla, muchas primerizas pensamos que se desbordará todo; sin embargo, su diseño está hecho para que puedas aplastar el silicón y antes de que salga, regrese a su forma normal. Asegúrate de quitarla mientras te encuentras en posición vertical para reducir los derrames, en ocasiones, si tu copa no es del tamaño correcto, es posible que se suba, y si esto sucede tómala desde la base, presiona, bájala y continúa hasta que salga por completo. 


copa menstrual

La copa también puede ser utilizada por niñas y mujeres que aún no han tenido su primera relación sexual; aunque si crees que esta alternativa no es lo tuyo, existen toallas reutilizables que no alteran tu PH. Durante mi búsqueda para comprar mi primera copa menstrual descubrí que en México existen diversas marcas que las distribuyen y las puedes ordenar por internet. Ahora ya no hay pretexto, además de ser una mujer que cuida su cuerpo y salud, el medio ambiente te lo agradecerá. 



copa menstrual


**

El cuerpo y los fluidos de una mujer aún se consideran un tabú; sin embargo, existen artistas que por medio del arte o las letras intentan normalizar un tema que en algunas culturas consideran sucio, hablamos de la menstruación, por eso conoce a las escritoras que hicieron poemas con su útero y periodo. También conoce a la artista que muestra la sangre desde una nueva perspectiva, lee más aquí.






Comenta