Fotografías de las prostitutas y transexuales de Bangladesh e India más allá del olvido | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Fotografías de las prostitutas y transexuales de Bangladesh e India más allá del olvido | Cultura Colectiva

Reciente

Fotografías de las prostitutas y transexuales de Bangladesh e India más allá del olvido

Hablar de prostitución y transexualidad en el resto del mundo no es distinto a la semántica que manejamos en América Latina. Cada que dichos temas se abordan al centro y sur del continente se cree que estos son exclusivos de nuestras comunidades, síntomas de un deterioro social irreversible o paisajes perversos de la raza humana. […]



Hablar de prostitución y transexualidad en el resto del mundo no es distinto a la semántica que manejamos en América Latina. Cada que dichos temas se abordan al centro y sur del continente se cree que estos son exclusivos de nuestras comunidades, síntomas de un deterioro social irreversible o paisajes perversos de la raza humana. Dejando de lado que tales eventos no se restringen a una geografía o cultura específicas, sino que guardan en su interior la naturaleza del hombre, sus rostros sexuales y deseo, no importando el sitio donde se posen las urgencias de éste.

prostitutas transgenero cabello

Para verlo podemos dirigir la mirada, aunque sea por un momento, hacia el trabajo de Graciela Iturbide, fotógrafa que por años se ha caracterizado por su visión sin par del desierto mexicano, el retrato mágico y lleno de simbolismo. Además del registro histórico de sucesos emblemáticos como el Festival Avándaro, durante 1971. Pero que hoy revela todo un acervo fotográfico nacido de sus viajes por Bangladesh e India, para ampliar nuestros horizontes de entendimiento con respecto al acaecer y desenvolvimiento que tienen las prostitutas, transexuales y luchadores en sitios remotos, casi inimaginables para occidente.

prostitutas transgenero espalda

En conversación con Cultura Cultura, Iturbide cuenta cómo fue llegar a esos escenarios, a esos pasajes de la narrativa humana donde estos personajes desarrollan su día a día. Sí, quizás con el estigma que en cualquier punto del globo se conserva, pero también con llamativas peculiaridades como el cuidado médico necesario, la legalidad en su ejercicio, consideraciones casi espirituales en torno a su labor y la parafernalia con que adornan cualquier acto que expidan sus cuerpos.

prostitutas transgenero pecho

Nos dice que su llegada a dicho territorio se debió a una exposición, a un premio otorgado y a la suerte de tener una amiga allá, dispuesta a presentarle ese rostro de Asia. No fue fácil, cabe aclarar, pero gracias a la ayuda y actitud de la gente en su camino, pudo tomar su cámara y generar archivo visual, arte tan característico de su lente, sin someterse a los problemas entre bangladesíes e indios o correr peligro alguno como extranjera curiosa. Ella explica que nunca antes había abordado esta temática, pero un proyecto de tal esencia podía renovar su nombre y jamás encasillarla en un solo tipo de producción. El resultado es en efecto asombroso.

prostitutas transgenero pose

Detrás de cada captura ejercida por Iturbide, vive la historia de dos sociedades que no ven conflicto alguno en el sexoservicio, en tener a mujeres con pinta adolescente ofreciendo sus cuerpos. A regular un trabajo oficial donde las prestadoras de dicho servicio sólo reciben un dólar por cliente y una capital llena de contrastes políticos o religiosos; algo que puede parecernos absurdo, pero en realidad soportan un sistema vital para ellos.

prostitutas transgenero serpiente

Caso aún más radical es el que atraviesa a las imágenes tomadas por Graciela en India. Allí, donde vemos a transexuales, eunucos para la mente hindú y la designación clave en su cultura, radican narrativas de pobreza y salvación radical. Anécdotas de niños de escasos recursos que por decisión familiar fueron castrados para convertirse en mujeres y dedicarse a pedir limosna, cantar en fiestas 0 como extras en alguna película de Bollywood. Lo asombroso y meritorio de dicha sociedad es que nadie les rechaza, sino que se les acoge plenamente como ciudadanos de peculiar belleza.

prostitutas transgenero rostro

Iturbide habla de esta colección inédita como el resultado de su afán por retratar la vida y su adrenalina, sus encantos, y no persiguiendo la toma escandalosa que base sus formas o encuadres en los terrores de la violencia, la miseria y el conflicto. Graciela Iturbide fotografía magistralmente estos contextos para mostrarnos otras bellezas, otras vías del discurso humano y lo que se deja en el mundo a partir de ellas.

Siguiendo esta línea, al conglomerado de tales imágenes se le ha llamado “Ofrenda”, un tributo de carne y piel, de espíritu y razón. Esta recopilación es la continuidad de una ceremonia lejana que no es vulnerabilidad, no es olvido, va más allá. Es reliquia y ofrecimiento. Actualmente, esta retrospectiva de archivos guardados se encuentra en el Seminario de Cultura Mexicana, festejando los 75 años del recinto, hasta el 30 de abril, en Mazaryk 526, colonia Polanco. 

**
Te puede interesar:

Lo que sucede al ser una niña menor de edad en la India y presa del matrimonio o la prostitución

Fotografías del sexo religioso, los secretos y la soledad que viven las prostitutas



Comenta