Frases para antes de morir

“Sabemos que vamos a morir, pero no podemos imaginarnos muertos”. – Hamlet   No saber qué hay después de la vida nos ha obligado a esperar algo mejor después de ésta. Decía José Revueltas que los hombres se inventan absolutos: Dios, Justicia,Libertad… porque necesitan un asidero para defenderse del infinito… y en cuanto ha encontrado […]

“Sabemos que vamos a morir, pero no podemos imaginarnos muertos”.

- Hamlet

 

No saber qué hay después de la vida nos ha obligado a esperar algo mejor después de ésta. Decía José Revueltas que los hombres se inventan absolutos: Dios, Justicia,Libertad… porque necesitan un asidero para defenderse del infinito… y en cuanto ha encontrado algunas “verdades”, pueden respirar tranquilamente pues ha hecho el gran negocio (de saberse partícipes de algo más allá). Pero cuando descubren estos asideros, ya no son hombres sino unos pobres diablos empavorecidos, amedrentados ante su propia grandeza, indignos por completo de ella, indignos de ser  ”La floración más alta de la naturaleza”, indignos de saberse únicos e irrepetibles.

 

Las mejores personas para mostrar personajes reales o ficticios como “las  floraciones más altas de la naturaleza”, personajes que  son conscientes de vivir su realidad, son los escritores y para ellos, así como para muchos, lo mejor sería despedirse del cuerpo físico con una buena frase, una que resuma su vida, su miedo, sus deseos o el momento anterior a la pérdida de todo, porque después de la vida, queda nada.

 

Estas son las últimas frases que literatos lanzaron antes de cerrar los libros de su historia:

 

Mark Twain

 

El famoso escritor de Las aventuras de Tom Sawyer,  estaba interesado en la parapsicología, soñó con su muerte de una forma muy precisa; sus últimas palabras estuvieron dirigidas a su hija Clara:  “Adiós. Si nos encontramos”.

 

 

Antón Chéjov

 

Escritor ruso que murió de tuberculosis, el médico le dio champaña para aliviar el dolor, ante este acto, Chéjov, le dijo: “No he tenido champagne por un largo tiempo”.

 

 

Leon Tolstoi

 

Murió en 1910, a la edad de 82 años, de neumonía en una estación de tren. Sus últimas palabras fueron: “Pero los campesinos… ¿cómo mueren los campesinos?

 

 

James Joyce

 

Novelista y poeta irlandés. Murió y fue enterrado en Suiza. Sus últimas palabras fueron: “¿Por qué nadie entiende?”

 

 

Louisa May Alcott

 

Fue un novelista estadounidense que pensó morir a causa de meningitis, en realidad murió de envenenamiento de mercurio. Sus últimas palabras fueron: “¿Esto no es meningitis?” 

 

 

La vida consiste en saber que algún día moriremos. La muerte resulta del miedo a no lograr cosas y saber que sólo los logros harán que nuestro paso por esta vida no resulte desapercibido, porque todo lo que hacemos en ésta, es para evitar morir.

Ciega de nacimiento, busco encender la luz de las ideas.

Comenta