Ilustraciones cercanas a la muerte que revivieron a su creador | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

Ilustraciones cercanas a la muerte que revivieron a su creador

Hacen falta héroes de verdad. En siglos anteriores existieron poderosos seres que cambiaron la historia y sólo los ubicamos –tristemente– por libros, documentales o películas. De hecho, ahora el concepto de ídolo ha evolucionado a otros aspectos: líderes de opinión, personajes de la cultura pop o sombras de ficción como Spiderman y Batman; todo en […]



Hacen falta héroes de verdad. En siglos anteriores existieron poderosos seres que cambiaron la historia y sólo los ubicamos –tristemente– por libros, documentales o películas. De hecho, ahora el concepto de ídolo ha evolucionado a otros aspectos: líderes de opinión, personajes de la cultura pop o sombras de ficción como Spiderman y Batman; todo en un paquete de entretenimiento. No tiene nada de malo, pero quizás quienes pensamos de esa manera estamos atrapados en otra década o simplemente nos gusta ser nostálgicos. 

A propósito de ídolos y nostalgia es inevitable no recordar una reciente película de Woody Allen donde el personaje principal se encuentra en la ciudad de París, de vacaciones con la que va a ser su futura esposa, alguien totalmente diferente a él. Podría decirse que el protagonista –Gil– es un sujeto atrapado por la magia de los años veinte: La Belle Époque. Mientras que su novia –Inez– está engatusada en la vorágine millennialEl filme da un giro total cuando Gil comienza a encontrarse con sus grandes influencias: Ernest Hemingway, Pablo Picasso y Scott Fitzgerald, viaja al tiempo y de repente la ciudad del amor está envuelta en la segunda década del siglo XX. 

Aceptémoslo, todos en algún momento de la vida hemos querido viajar en el tiempo y conocer a nuestros grandes ídolos, pero lamentablemente aquellos sueños se quedan en la ilusión, encasillados en el cajón de lo inverosímil y apreciados sólo en la pantalla grande donde Owen Wilson, interpretando a Gil en “Medianoche en París”, puede hacerlo. 

gil nostalgia tequila espolon

Tenemos todas aquellas sensaciones prohibidas; sin embargo, no todo está perdido, nos quedan objetos, letras, pinturas e incluso filmes donde podemos ver a quien ha influenciado de alguna u otra manera nuestra vida. Como una especie de andamio tenemos ante nosotros una “máquina del tiempo” que puede llevarnos a conocer mejor a nuestros artistas preferidos. De hecho les hacemos un homenaje fiel, por eso personas como Quentin Tarantino incorporan a sus ídolos en lo que hacen, en la cotidianidad. Al final, es una gloria poder apreciarlos, desde alguien que cita a su héroe en cada momento del día hasta el que lo dibuja. Todo es válido. 

Tal vez somos los hijos de cada obra artística y el reflejo de nuestro pasado. Pasamos horas fascinados por los retratos de la sociedad que decimos conocerla mejor que nadie. Un claro ejemplo es el grabador, ilustrador y caricaturista mexicano José Guadalupe Posada, el artista por excelencia de los afiches y arquetipos en la Revolución Mexicana, uno de los periodos más emblemáticos del país y mejor reconocido como el creador de la icónica “Catrina”. 

ilustraciones de José Guadalupe Posada

Ahora, Tequila Espolón aprovechó la relevancia de los artistas mexicanos del siglo XIX para crear su nueva edición con ilustraciones que definen la identidad mexicana. José Guadalupe Posada, uno de los elegidos para ser parte de esa edición, fue un visionario de su época y como tal, terminó ignorado en el umbral de su muerte, nadie reclamó sus restos y se perdieron a través de la puerta de una fosa común. Sin embargo, puedes disfrutar de sus grandiosas obras en las botellas de Espolón, una manera de conjuntar dos tradiciones mexicanas. 

Capturaespolón

Desde el corazón de Los Altos de Jalisco, y con la ayuda de la familia Plascencia y el Maestro Destilador Cirilo Oropeza, llega El Espolón, un excepcional tequila doble barrica. La bebida ha adquirido galardones por todo el mundo como una de las mejores piezas destiladas y añejadas del mundo, por eso, su nueva edición viene acompañada de dos elementos esenciales que siempre han acompañado la vida de los mexicanos a través de José Guadalupe Posada: el jinete Guadalupe y el gallo Ramón capturados en diferentes travesías reflejando la esencia de este país. 

La destilación de Espolón es una verdadera mezcla de arte y ciencia en la que la experiencia y el oficio juegan un papel indispensable, convirtiéndolo en un tequila con historia y sobre todo, un sublime sabor. Sus premios y galardones son prueba de ello. 

espolon (1)

La increíble doble barrica le da un brío especial y único al tequila, pues está elaborado a partir de un añejamiento fino, mucho tiempo confinado en barricas de bourbon para Espolón Reposado y meses extra en barricas de vino francés Chardonnay, todo para crear una obra maestra: Espolón Reposado Chardonnay. Sigue la conversación con #TequilaEspolon y comparte tu experiencia con el tequila: una “una máquina del tiempo” para empaparse de José Guadalupe Posada.

 #ContemosNuestraHistoria

**




Comenta