Ilustraciones para que las mujeres cursis conozcan el erotismo | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Ilustraciones para que las mujeres cursis conozcan el erotismo | Cultura Colectiva

Reciente

Ilustraciones para que las mujeres cursis conozcan el erotismo

Acércate en silencio, desgarra mis pupilas con tu mirada. Tu respiración es un susurro atómico que eriza las lunas de mi cuerpo y desata aludes de temblores por toda mi piel. Imagino tu tacto, con los ojos cerrados fantaseo que, por un momento, tu mirada recorre los lunares de mis hombros. Estás frente a mí […]



Acércate en silencio, desgarra mis pupilas con tu mirada. Tu respiración es un susurro atómico que eriza las lunas de mi cuerpo y desata aludes de temblores por toda mi piel. Imagino tu tacto, con los ojos cerrados fantaseo que, por un momento, tu mirada recorre los lunares de mis hombros. Estás frente a mí y es lo único que importa. Al diablo las mariposas en el estómago; contigo se me viene encima el palpitar de un corazón salvaje, pues no hay quien detenga el voltaje de tus besos. Nuestros labios se entrelazan en el estallido de un infierno delicioso…

Ficciones como ésta vienen a nuestra mente luego de admirar el trabajo del artista Kai Suppel, autor de una serie de ilustraciones tituladas “La moufette magnifique”. En ellas, el erotismo femenino está representado de forma irónica, divertida y “cursi”. Un término que generalmente es asociado con el color rosa como símbolo de feminidad y considerado un reflejo de aquellas mujeres románticas, tiernas, idealistas o tímidas.

disenos eroticos arte

A todo esto, ¿quién determina el uso de los colores pare referirse a los masculino o a lo femenino? Hasta antes de la Primera Guerra Mundial, en Estados Unidos, el color rosa era el color de los niños. Éste era considerado un tono  más “fuerte y decidido” que se diferenciaba del azul, un color que usaban las niñas por ser más delicadas y amables. Aunque éste es un detalle que casi nadie conoce, así lo especificó la historiadora norteamericana Jo. B. Paoletti en su libro “Pink and Blue: Telling the Boys from the Girls in America”. Fue hasta la década de los 80 cuando la tonalidad pastel se impuso en la paleta de colores como la adecuada para crear una variedad de productos exclusivamente para niñas. Desde entonces la distinción entre ambos sexos se ha remarcado cada vez más.

Justo esa cuestión es la que Suppel, el ilustrador de esta serie, satiriza en sus imágenes. Poco se conoce de este artista, él inició su carrera como tatuador en Brighton, Inglaterra, donde su trabajo tomó influencias de distintos artistas locales. Después de cinco años, Suppel se trasladó a Zúrich, Suiza, para seguir mejorando su técnica. En este momento Suppel está desarrollando, principalmente, su habilidad para dibujar y tatuar el arte japonés.

disenos eroticos pincel

Las iniciales que aparecen en algunas de estas imágenes (LMM) significan “La moufette magnifique”. Los trazos de las mismas buscan provocar el pensamiento de los espectadores, quienes seguramente se muerden los labios y entornan los ojos al mirar cada una de las sugerentes escenas en color rosa, las cuales ilustran el placer de un gusto culposo.

disenos eroticos curvas

Las siluetas creadas por Suppel invitan a ser admiradas sin prisa ni tapujos. En este mundo magenta los cuerpos femeninos interactúan con el erotismo a través de frutas como la fresa o el plátano. Por otro lado aparecen algunos artículos femeninos que de inmediato aluden a la belleza que las mujeres ocultan la mayor parte del tiempo. Por ejemplo: la ropa interior a medio poner.

diseno erotico frutas

En las piezas de Kai Suppel nada es fortuito. Todos los elementos que intervienen en cada cuadro cumplen con una función clara. La ropa interior alude a la sensualidad y la delicadeza, los tatuajes representan un aire de rebeldía que no pone en riesgo a la seducción y el encanto de la anatomía femenina, así como los accesorios sobre ella, son la insinuación perfecta. Collares, pulseras, lencería e incluso teléfonos celulares son parte de estos artículos que resaltan el atractivo inocente de la mujer.

disenos eroticos accesorios

En esta serie aparecen cuerpos completos o únicamente los ángulos más eróticos del mismo. Las piernas, cintura, caderas, los pechos, el cuello y hombros juegan un papel simbólico más allá del mero entretenimiento. El color negro y el revuelo de sus cabelleras terminan por provocar al espectador. Luego de continuar admirando y sintiendo estas imágenes, cada escena vuelve a nuestra mente como el insistente timbre de una melodía exquisita.

disenos eroticos nalgas

 …Después de nuestro furtivo encuentro volveré a ser la “niña buena”, sin preguntas ni respuestas. Sólo que no resistí la tentación de tu fragancia, y por un momento, ignoré los buenos modales. ¿Qué puedo decirte? Hubiera sido de mala educación no devorarte. La sexualidad está a una lengua de distancia.

disenos eroticos poses

La sensualidad y el erotismo se acompañan en todo momento. Su complicidad consiste en la exquisita mirada de quien descubre el paraíso lejos del recato y las consideraciones. Kai Suppel hace una invitación sin miramientos a todas aquellos que desean mirar el erotismo como algo más allá del cliché. Él descifró que en cuestión de sensualidad sólo existe un tipo de mujer y ésa es la que a través de la compañía indicada se revela contra los límites y se deja llevar por su instinto delirante.


Si deseas conocer más sobre el trabajo de Suppel visita: @lamoufettemagnifique







Comenta