Ilustraciones que sólo entenderán las mujeres cínicas, cabronas y un poco infantiles | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Ilustraciones que sólo entenderán las mujeres cínicas, cabronas y un poco infantiles | Cultura Colectiva

Reciente

Ilustraciones que sólo entenderán las mujeres cínicas, cabronas y un poco infantiles

Después de los 40 años, según la neurociencia, la mujer termina de madurar para entonces comenzar a ser plenamente feliz con y por ella misma. Por lo tanto, nos hacen falta algunas décadas para comenzar a cuidar de nosotras mismas, complacernos y completarnos como siempre hemos querido. De acuerdo con diversos estudios no es hasta después […]




Después de los 40 años, según la neurociencia, la mujer termina de madurar para entonces comenzar a ser plenamente feliz con y por ella misma. Por lo tanto, nos hacen falta algunas décadas para comenzar a cuidar de nosotras mismas, complacernos y completarnos como siempre hemos querido. De acuerdo con diversos estudios no es hasta después de los 40, regularmente, que nuestro reloj biológico nos alerta y exige deshacernos de aquello que ya no funciona. A pesar de que esa limpieza de personas, relaciones, actividades y emociones tóxicas es necesaria en todo momento, no será hasta terminar de madurar que comenzaremos a depurar de verdad.

La estructura neurológica femenina es impredecible y cambiante debido a todos los procesos hormonales que la conforman. Sin embargo, a partir de cierta edad nuestro pensamiento se convierte en algo mucho más lineal y empático que nos ayuda a encontrar el equilibrio que tanto buscamos. Podríamos decir que esa ola de emociones, esa ráfaga de decisiones y la montaña rusa de experiencias que vivimos todos los días no cesará hasta antes de los 40.

Ser cínicas, cabronas y un poco infantiles no es ninguna locura, sino parte de un autoconocimiento que aún no hemos explorado. Nuestra madurez y crecimiento personal se ven afectados todos los días por un montón de aspectos sociales y biológicos que no podemos controlar. A diferencia de la personalidad arrebatada y fugaz que solemos tener durante la juventud, después de un tiempo –justo cuando nuestra producción de estrógenos disminuye– nuestra mente se vuelve más coherente, clara y estable. 

Mientras eso sucede somos un manojo de dudas, infantilismo, arrebatos y emociones desbordadas que nos convierten en mujeres cínicas, cabronas y un poco infantiles. Es decir, en seres humanos incomprendidos en búsqueda de su felicidad.

alejandra lunik temporada   alejandra lunik sueno
alejandra lunik domingo  alejandra lunik depilacion

Justo ese momento en el que nuestra mente y corazón se encuentran en un debate eterno, fue el que Alejandra Lunik ilustró para crear la historieta de “Lola”. Lunik es una dibujante chilena, afincada en Buenos Aires, a quien se le ocurrió convertir nuestra problemática cotidianidad en una historieta cargada de humor, frescura y mucho realismo; misma con la que cualquiera de nosotras se podría identificar. 

alejandra lunik abuela   alejandra lunik calle
alejandra lunik cabrona   alejandra lunik bano

Lola es la joven más satírica del cómic, misma a quien no le importa decir la verdad, pero tampoco le gusta escucharla. Ella puede ser tan encantadora como insoportable, justo como todas nosotras durante un día complicado. El personaje de Lunik peca de espontáneo y eso ha convertido a esta serie de ilustraciones en una de las más seguidas en redes sociales. 

alejandra lunik cama  alejandra lunik cocina
alejandra lunik cuerpo alejandra lunik ejercicio

“Lola” comenzó a publicarse desde el 2011 en la revista Ohlalá, la cual le dio una oportunidad a esta auténtica, reflexiva y a veces trivial historia destinada al género femenino y todos sus conflictos. Mismos que es evidente la mayoría de los hombres no comprenden y muchas veces juzgan. Por lo que esta historieta, más que ser una serie ilustrativa feminista, es un compilado de pequeñas historias con las que todas nos podemos sentir identificadas y por lo tanto comprendidas. 

alejandra lunik terapia alejandra lunik terapeuta
alejandra lunik hormona alejandra lunik fiebre

Entre algunas bromas, escenas cotidianas y problemas reales que a todas nos aquejan, Lola muestra ese lado cínico bajo el que escondemos nuestras inseguridades. Esta joven de carácter “difícil” y a la vez inocente, es el retrato de la niña infantil que todas llevamos dentro. Cada una de las respuestas y los pensamientos que cruzan la cabeza de este increíble personaje forman parte de esa cabrona que a todas nos ha brotado alguna vez. 

alejandra lunik pinzas alejandra lunik millonario
alejandra lunik ropa alejandra lunik exnovios

Si te sientes identificada con estas ilustraciones te recomendamos conocer el trabajo completo de esta artista del dibujo en su sitio: Alejandra Lunik.

*

Imágenes:

Alejandra Lunik






Comenta