Imágenes de hombres disecados y deformes que demuestran qué tan animales somos | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Imágenes de hombres disecados y deformes que demuestran qué tan animales somos | Cultura Colectiva

Reciente

Imágenes de hombres disecados y deformes que demuestran qué tan animales somos

En una suerte de estética dolorosa o quizá un tanto trágica, como la que esbozó hace años Nietzsche, estudió Georg Simmel y archivó Aby Warburg, el trabajo de Santissimi –colectivo de arte conformado por Sara Renzetti y Antonello Serra– investiga mediante el compendio casi clínico, que se funde con el neoimpresionismo no pictórico, las formas […]



En una suerte de estética dolorosa o quizá un tanto trágica, como la que esbozó hace años Nietzsche, estudió Georg Simmel y archivó Aby Warburg, el trabajo de Santissimi –colectivo de arte conformado por Sara Renzetti y Antonello Serra– investiga mediante el compendio casi clínico, que se funde con el neoimpresionismo no pictórico, las formas tanto perdidas como recobradas del ser vivo en sus diferentes pasos de olvido, misterios y desidentificación.

hombres disecados resina

De trasfondo filosófico y de interés social, el trabajo que ha realizado esta dupla desde sus inicios ha demostrado un fuerte interés por la vida, sus investigaciones exhaustivas en un sentido no físico sino cultural o ideológico, en donde las pesadillas y miedos protagonizan la constitución visual de sus piezas pero esconden y sugieren una reflexión a fondo de lo que significamos como animales en este mundo. Reconocernos como organismos vulnerables, vulnerados y atacantes.

hombres disecados sin huesos hombres disecados pie

En ese camino de producciones fluye también la idea de los deseos y dolores del hombre. En cada uno de los supuestos cuerpos disecados o las deformaciones plásticas de la anatomía, se alcanza a leer una historia de la especie que no es cualquiera, es la de la pasión y afección humana. Gradualmente, con la evolución de su trabajo, de serie en serie, Santissimi genera una exposición casi barroco-alemán, muy al estudio benjaminiano, que retrata los caminos de la alienación entre individuos y los distintos rostros del drama enfermizo en que nos hemos situado con el avance de los siglos.

hombres disecados masa hombres disecados 7 cielo

Estas anatomías realizadas con resina y dotadas de expresión tremendamente humana, de enorme veracidad cáustica, muestran dos estados primordiales para el cuestionamiento que se dirige hacia el saber de la especie. Por un lado, estados de gracia en que los cuerpos se relacionan y presentan con el medio ambiente, y por otro, una situación donde la realidad permea al frasco de la vida y le dirige a una falta de importancia disminuida entre los seres humanos, un desinterés entre congéneres.

hombres disecados hombre

En este punto podemos hallar conexión con la obra de Bertolt Brecht, un ejercicio estético que convierte esa distancia en revelación compasiva; es decir, una producción que retrata los estragos ocasionados por la especie, pero que responde y activa al espectador en un círculo de acciones empáticas, de reflejos trágicos, de expresiones lejanas del sufrimiento y de la fragilidad expuesta que también podría ser propia.

hombres disecados hielo

El concepto de enfermedad como un estadio de ahogo personal y despreocupación hacia el otro, de admiración sin intenciones de ayuda o vínculo, atraviesa la producción de Santissimi desde sus fetos sintéticos hasta sus cabezas-ave que discurren en torno a la carencia de identidad o biologización entre sujetos. Ese elemento de amargura que vemos en sus piezas como si fueran un gabinete de curiosidades, es muestra de la cotidianidad con que vemos la fatalidad y le hacemos una condición universal de lástima sin socorro o castigo inexpugnable.

hombres disecados cuerpos hombres disecados caida

Asemejando una colección de mitologías funestas, los cuerpos de Santissimi se despliegan ante la mirada como Atlas y Prometeos que por seguro han cometido algún error, que viven una amargura domesticada y dolor habitual, y que no estamos dispuestos más que a observar desde la distancia por miedo a padecer las mismas consecuencias.

hombres disecados aves

Pero, ¿acaso estas imágenes no nos invitan también a la destrucción? ¿A romper los frascos y a descongelar esos cubos-prisión? ¿Indagar el porqué están allí cautivos y silenciados? Volviendo a Walter Benjamin, la destrucción es alegre, fresca, rejuvenecedora, y busca por cualquier medio el hacer sitio; en nuestro caso, encontrar un espacio para aquellos que no lo tienen, para las condiciones vivas y orgánicas que ya no encuentran cabida; para eso que poco a poco hemos perdido en lo personal y es tan urgente para dejar de vernos como rarezas de aparador.

hombres disecados arriba

Las instalaciones de Santissimi quizá sean catalizadas por el morbo, pero en definitiva tienen por finalidad suprema la actualización de nuestra conciencia vitalista e histórica. El deseo por romper esquemas y volver a conectar lo que enfermamente coincidimos hoy con normalidad castigadora o atracción freak. Para conectar este trabajo con otros que estudian a la naturaleza humana, descubre al Artista que se encerró en una piedra para escuchar tus secretos más oscuros y 7 artistas que critican la hipocresía del mundo frente a los refugiados. Puedes también dirigirte al sitio oficial de Santissimi y conocer más su trabajo.




Comenta