El japonés que revolucionó París convirtiéndose en una leyenda | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

El japonés que revolucionó París convirtiéndose en una leyenda

La moda parisina desde siempre se ha identificado como la cumbre de la originalidad, creatividad, calidad y elegancia. Desde el siglo XVIII, Francia se convirtió en una potencia; por lo tanto, la aristocracia y la burguesía podían gastar en vestimenta de alta calidad y diseño sin preocuparse por otra cosa. Así fue como poco a poco […]




La moda parisina desde siempre se ha identificado como la cumbre de la originalidad, creatividad, calidad y elegancia. Desde el siglo XVIII, Francia se convirtió en una potencia; por lo tanto, la aristocracia y la burguesía podían gastar en vestimenta de alta calidad y diseño sin preocuparse por otra cosa. Así fue como poco a poco diversos modistos de todo el mundo migraron al mejor lugar de la industria para abrir sus talleres y vender sus piezas. Pasó el tiempo, pero el apogeo de la Cuidad Luz no terminó y a finales del siglo XX la urbe sedujo a un diseñador extranjero lleno de nuevas ideas, muchos colores, asimetría y toques orientales se convirtió en el máximo exponente de la elegancia y vanguardia parisina.

Kenzo

En una época donde la libertad de elección del hombre, la mujer y la moda, era latente, casi frenética y psicodélica, se generó la necesidad de crear una nueva forma de vida —que incluía la forma de hablar, pensar, sentir y lucir—, algo indispensable para el proceso creativo de este diseñador. Siendo el primer hombre en estudiar en el prestigioso Bunka Fashion College localizado en Tokio, el creativo decidió unir su cultura, sus habilidades y su imaginación para convertirse en el primer japonés en triunfar en París. Así fue como en 1960, Kenzo Takada se mudó a la capital francesa para probar suerte con sus colecciones.

KenzoTakada

Confeccionando prendas hechas a mano llamadas jungle gap, Takada empezó a ganar seguidoras gracias a sus prints inspirados en la naturaleza y colores brillantes, abriendo su propia casa de modas en 1976. Demostrando una nueva forma de entender el prêt-à-porter, el diseñador nipón entendió cómo introducir sus piezas diseñadas para vivir en un sueño a un mundo ordinario y totalmente diferente a su región natal.

Kenzo Takada

Introduciendo poco a poco líneas similares al kimono, fusionando la tradición oriental con la sofisticación francesa, agregando toques divertidos y juveniles; rompiendo los esquemas parisinos y convirtiendo sus piezas en un caso de éxito. Apareciendo en revistas como ELLE y L’ Officiel, y presentando sus colecciones en otras capitales de moda como Nueva York y Tokio, la firma japonesa-francesa pudo lanzar su primera colección masculina en 1983, su colección para niños en 1987 y su primer perfume, KENZO, ça sent beau en 1988. Todos estos logros lo hicieron obtener el título de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, otorgado por el Ministro de Cultura de Francia.

Revolucionando el mundo de la cosmética gracias a su peculiar packaging y publicidad, Kenzo Takada explotó al máximo sus últimos años como Director Creativo de la firma antes de que el grupo LVMH tomara el control de la misma. Con modelos que se divertían en la pasarela, colecciones totalmente atemporales y más de 1,800 puntos de venta alrededor del planeta, el diseñador anunció su retiro en 1999, dejando a cargo a Gilles Rosier y Danois Roy Krejberg.

Kenzo pasarela

Con el tiempo varios directores creativos han tomado la silla de Takada, siendo los últimos los creadores de Opening Ceremony: Carol Lim & Humbert Leon. Desde que llevan batuta de esta atractiva pero sofisticada firma han explotado al máximo los diversos submundos que tiene esta marca, al grado de colaborar con H&M.

Kenzo HM

Con su nuevo proyecto, Kenzo reaparece como diseñador de decoración presentando la tienda Gokan Kobo, un taller ubicado en París que abarca moda, objetos, perfumes y música que fusionan los 5 sentidos humanos. Así es como la leyenda de este grandioso diseñador perdura a través de sus manifestaciones artísticas e innovadoras licencias, dejando en claro que la originalidad  y sofisticación puede venir de cualquier rincón del mundo.



Comenta