La apuesta de un para siempre fue la mentira que se creyeron | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva La apuesta de un para siempre fue la mentira que se creyeron | Cultura Colectiva

Reciente

La apuesta de un para siempre fue la mentira que se creyeron

Lo finito de la vida nos enseña que no estaremos aquí durante mucho tiempo, pero las decisiones de las personas nos muestran que si se desea, es posible pasar una vida juntos; caminos, momentos, etapas, sueños… todo sobre el mismo concepto de tiempo que puede no ser eterno, pero sí conciso…Todos somos temporales Nadie ni nada […]




Lo finito de la vida nos enseña que no estaremos aquí durante mucho tiempo, pero las decisiones de las personas nos muestran que si se desea, es posible pasar una vida juntos; caminos, momentos, etapas, sueños… todo sobre el mismo concepto de tiempo que puede no ser eterno, pero sí conciso…

desnudo salir con personas equivocadas

Todos somos temporales
 

Nadie ni nada es para siempre, me dije diez veces sino es que veinte. Pensé en algunos que se han ido bajo promesas falsas de una nula inmortalidad. Las personas duran segundos, otros con buen destino minutos, y otros años, pero sin más un día se van, sin entenderlo, sin explicaciones se están yendo, y los ves a lo lejos, pequeños, minúsculos, hasta desconocerlos; se vuelven extraños esos que te pertenecieron, se los come el viento y el tiempo.

 

Dejas de mirarlos, de tocarlos. La apuesta de un «para siempre » fue la mentira que se creyeron, o te creíste, así van las amistades que se pierden, que dejan las tardes de complicidad y las vivencias más fuertes en un olvido, ese sí eterno, porque algunos sólo saben vivir sobre lo bueno, lo firme, lo estable, la dicha, y cuando nos estancamos en un pantano el otro corre y cada vez se divisa más lejos.

Así huyen los amores, los amigos, el tiempo y los sueños. Porque poco el otro se esfuerza en quedarse, en dar, en comprender y dar la mano para salir de ese profundo pozo juntos, una desgraciada mayoría grita a lo lejos su ayuda y las ayudas no sirven a la distancia.

tipo de personas salir con personas equivocadas 

Las personas duran cuando eres perfecto, cuando los rayos azules te alumbran, cuando estás de pie riendo, cuando el mar te hace cosquillas y la luna esconde tus defectos. Cuando todo de devela, cuando todo acaba, cuando te hundes una hora o seis meses, ellos se fugan porque no hay pacto, porque ellos sí caminan, porque ellos sí están fuera.

Todos somos temporales: duramos una noche, un día, dos, a veces veinte, duramos lo que duran las clases, lo que duran las cenas, lo que duran los mensajes; algunos, los valientes, se arriesgan y duran periodos largos, pero cuando el tiempo ocurre y la distancia se apodera, irrumpe el olvido, saquea al amor prometido, nos despoja de los besos, de las risas, de los recuerdos y de ese simbolismo que habías hallado en el otro. 

Todos somos temporales, me dijeron; tenemos un tiempo y yo no entiendo porque me enseñaron que lo bueno no acaba… O es entonces que nunca fue bueno, fue un rato, fue un juego.
Ellos viven a ratos, yo por eternidades, no sé de fines, sé de perennidad y por eso me duele, por eso no entiendo que ellos sean temporales. Nadie es eterno. Nada lo es. Quiero no entenderlo.


**
Sabemos que una pérdida siempre nos deja un poco confundidos, sin saber qué es lo que sigue, si es que nos levantaremos de esa caída, por eso te compartimos la lista de películas para reconfortar un corazón roto y que puedes ver en Netflix

Comenta