La fotógrafa que retrata la miseria y dolor de los niños migrantes de Centroamérica | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

La fotógrafa que retrata la miseria y dolor de los niños migrantes de Centroamérica

Centroamérica se ha convertido en un lugar donde la morgue cuenta con la mayor actividad de trabajo en un año. Por ello, cientos de familias intentan viajar como indocumentados a México y Estados Unidos para salvar a sus pequeños de la incesante violencia. Año tras año, niños de todas las edades pierden la vida al atravesarse accidentalmente […]




Centroamérica se ha convertido en un lugar donde la morgue cuenta con la mayor actividad de trabajo en un año. Por ello, cientos de familias intentan viajar como indocumentados a México y Estados Unidos para salvar a sus pequeños de la incesante violencia. Año tras año, niños de todas las edades pierden la vida al atravesarse accidentalmente entre el camino de una bala y su objetivo. En lugar de reír, correr y jugar, los pequeños en San Pero Sula y otras ciudades del Triángulo Norte de Centroamérica se cubren la cabeza para no ser asesinados en medio de una riña, se esconden en sus hogares o bien, se arriesgan a ser deportados al tratar de escapar del infierno en el que viven.

Al año, más de 2 mil menores indocumentados son registrados en la frontera de Estados Unidos como originarios de San Pedro Sula, ciudad hondureña. En el 2012 el número de niños de 10 a 14 años asesinados en Honduras se duplicó y en el 2014 los homicidios de menores de 17 años subió un 77 %, según el Observatorio de Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. “La capital mundial de la violencia” es el alias de San Pedro Sula, donde todos los días se registra la mayor tasa de homicidios. Hombres, mujeres y niños son víctimas de una ola de violencia generada a partir de los conflictos entre pandillas maras y el narcotráfico. 

ninos migrantes Meridith Kohut ninos migrantes de centroamerica

Las fotografías de Meridith Kohut son la prueba más dolorosa de la miserable vida a la que están condenados los niños migrantes de Centroamérica. La crudeza de sus retratos intentan comunicarnos la importancia de esta problemática –la cual ha ido en ascenso–. Esta entregada artista capturó la historia de las familias que fueron aprehendidas en México para ser deportadas. Madres, padres y sus pequeños son obligados a regresar a Honduras en autobuses atascados de migrantes.

Meridith Kohut migrantes
Meridith Kohut centroamerica migrantes

Llenos de miedo y desesperación los niños migrantes de América Central regresan de donde vienen huyendo. Esperando lo peor a su llegada; ellos se aferran a sus padres tratando de evadir las violentas situaciones a las que están expuestos todos los días. Estas familias invierten todos sus ahorros en esta esperanza, la cual se ve truncada cuando las autoridades los descubren y los deportan. Aún sabiendo que San Pedro Sula tiene la tasa de homicidios más alta del mundo, según cifras de las Naciones Unidas, ninguno de estos menores es aceptado en el país.

fotos Meridith Kohut dolor ninos migrantes

Las maras son uno de los tantos flagelos que azotan a 14 ciudades de Honduras, de acuerdo con un informe divulgado por Unicef. Pero como siempre, San Pedro Sula se lleva la peor parte, pues el 60% de las pandillas están afincadas en esta ciudad. Entre la Mara Salvatrucha y Barrio 18 se ha desatado una sangrienta lucha territorial que está cobrando cientos de vidas inocentes. 

centroamerica migrantes Meridith Kohut Meridith Kohut fotos honduras


Además de los grupos pandilleros, el crimen organizado mancha de sangre el territorio hondureño. De acuerdo con cifras de la Organización Interpeace, en América Latina ocurre una tercera parte de los homicidios perpetrados en todo el mundo. El triángulo norte de Centroamérica, región conformada por Guatemala, Honduras y El Salvador, está a la cabeza de la violencia. En el 2015 la tasa de homicidios en estos países era de 60 por cada 100 mil, cifra que nos lleva a comprender el desolador panorama en el que viven estos migrantes, pues el promedio mundial de muertes por asesinato es de 6.2 por cada 100 mil.

Meridith Kohut  ninos migrantes fotos honduras Meridith Kohut

Por otro lado, la violencia en la que viven los niños de San Pedro Sula no es lo único que llena de dolor y miseria sus vidas. Las maras también se han encargado de cobrarle un impuesto a todas las familias centroamericanas y de no ser cubierto, las consecuencias son obviamente violentas o letales. Para contrarrestar la problemática las autoridades han decidido colocar a ésta y otras ciudades en un estado de represión, todo con el fin de terminar con la ola de asesinatos. Sin embargo, lo único que se ha conseguido es que escuelas, calles y negocios permanezcan bajo el “cuidado” de hombres armados que de manera estrictamente reactiva y represiva, fomentan un mayor miedo entre los habitantes de este centro de muerte.

fotografias Meridith Kohut Meridith Kohut

La fotógrafa que retrata la miseria y dolor de los niños migrantes de Centroamérica, hace un extraordinario trabajo capturando los momentos más reales de una sociedad en decadencia.  La mano dura de las autoridades, la indiferencia del Estado y le incompetencia de la seguridad pública, ha cobrado la vida de muchos niños que comprenden la naturaleza del conflicto que atraviesa su ciudad y su familia. Una vez más no se ha comprendido que para mejorar la inexistente calidad de vida que estas familias tienen, hay que comenzar a velar por la seguridad humana y no sólo hay que instaurar otra forma de represión criminal. Esa medida jamás impedirá que más niños sigan sufriendo las heridas de una guerra que no les corresponde luchar.

migrantes Meridith Kohut ninos centroamerica Meridith Kohut

**

Fotografías:

Meridith Kohut







Comenta