La mujer por la que el mundo sólo pudo sentir odio | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

La mujer por la que el mundo sólo pudo sentir odio

En la historia del arte, las grandes musas son inspiración y motivo de piezas sublimes, obras maestras que de otra forma nunca habrían sido creadas. Los sentimientos que empujaron a estos autores a plasmar su voluntad comúnmente refieren amor, enamoramiento o el lado más duro de un corazón roto. Pero, ¿qué ocurre cuando millones de […]



En la historia del arte, las grandes musas son inspiración y motivo de piezas sublimes, obras maestras que de otra forma nunca habrían sido creadas. Los sentimientos que empujaron a estos autores a plasmar su voluntad comúnmente refieren amor, enamoramiento o el lado más duro de un corazón roto. Pero, ¿qué ocurre cuando millones de personas comparten el mismo sentimiento inspirados en una sola mujer?
En el Reino Unido durante finales de los setenta, la música concentró muchas de sus letras en una sola persona, pero aquel histórico brote de creatividad no estaba motivado por el amor, una belleza inusual o el duelo de un adiós, sino por el odio.

thatcher

Margaret Thatcher se convirtió en Primera Ministra del Reino Unido en mayo de 1979, siendo la única mujer en ostentar el cargo hasta entonces. Durante once años, el gobierno encabezado por la “Dama de Hierro” se encargó de instaurar el liberalismo económico a ultranza, marcado por la pauperización de la clase popular a través de la desaparición de sindicatos y organizaciones obreras, la privatización de servicios públicos como el agua, teléfono, gas y electricidad y el sofoco de movimientos sociales que surgían ante la impopularidad de sus medidas.

Apenas iniciar su mandato, Thatcher se convirtió en una enemiga pública de la cultura en el Reino Unido. El punk encontró inspiración en su figura y otros movimientos se nutrieron del momento político y social que atravesaba la isla. “The Beat” fue una de las primeras bandas en protestar contra el régimen con el sencillo “Stand Down Margaret” (1980), pidiendo la dimisión de la política conservadora:





Un año más tarde, el post-punk de The Specials dedicó “Ghost Town” a la situación de entonces. Después de un viaje por Liverpool y Glasgow, la banda se llenó de coraje al ver el cierre de negocios familiares y la marginación de las personas en las grandes urbes debido a la maquinaria política del gobierno de Thatcher. El tema hace referencia a la situación y la juventud ante el paro en ciudades que poco a poco se convertían en fantasmas:




En 1982, el fabril Manchester veía como las políticas de la Primera Ministra golpeaban a los trabajadores mientras la banda más importante en la historia del indie se formaba alrededor de la inquietud creativa de Marr y Morrissey. En abril del mismo año, la figura de Thatcher encarnó todo el poder del colonialismo inglés cuando declaró la guerra a la Argentina por las Islas Malvinas, un territorio que histórica y geográficamente pertenecía al país sudamericano y fue arrebatado violentamente por la armada británica en que dejó poco menos de mil víctimas mortales.

La ofensiva militar por las Malvinas intensificó las protestas y meses más tarde, Elvis Costello escribió “Shipbuilding”, un tema sobre la ironía de generar empleos a través de la construcción de buques de guerra y el reclutamiento para luchar por la isla del Cono Sur, que se popularizó en la voz de Robert Wyatt:





“Cuando los jóvenes argentinos abordo de El Belgrano (barco fuera de la zona de guerra que Margaret mandó bombardear) estaban sufriendo la más horrible e injusta de las muertes, Thatcher le hizo el símbolo de la victoria a la prensa británica”.
-Morrissey



La situación en la isla no hizo más que empeorar y The Jam lanzó “Town Called Malice'” (1982), pieza que hacía énfasis en la depresión económica y la austeridad en el estilo de vida que se impuso en Inglaterra durante los primeros años de gobierno de Thatcher y de inmediato escaló a las primeras posiciones de todos los top charts:




En el mismo contexto, una de las bandas más críticas y directas del punk inspiró un tema directamente en la figura de la “Dama de Hierro”, Crass compuso “How does it feel to be the mother of a thousand dead?” en 1983 y tuvo un éxito inmediato, a pesar de los problemas legales que le valió en el Parlamento Británico, que finalmente influyeron en su pronta disolución:




En 1984, una huelga masiva de mineros estalló en todo el Reino Unido con la firme intención de poner en jaque al gobierno de Thatcher. La producción de carbón paró casi en su totalidad y cuando más fuerza tenía, el movimiento fue sofocado por sindicatos blancos y el poder se mantuvo en manos de la conservadora. El mismo año, un atentado fallido en contra de la Primera Ministra y su gabinete reflejó el sentir de gran parte de los británicos. La recta final de la década de los ochenta vio nacer a los temas más polémicos y directos contra Thatcher.

Morrissey fue víctima de persecución e investigación por parte de la policía británica en 1988, cuando lanzó ‘Viva Hate’, su primer trabajo de estudio como solista, donde incluyó el tema “Margaret on the Guillotine” una declaración explícita de la repulsión hacia la conservadora: “¿Cuándo morirás?” resuena al menos cinco veces como un anhelo que representaba al grueso de la sociedad inglesa.




Costello no perdió oportunidad de volver a escribir un tema dedicado a la situación política de entonces y lanzó el álbum ‘Spike’ (1989) que contiene “Tramp The Dirt Down”, una declaración directa que no hace más que desear lo peor a Thatcher:



En 1990, Thatcher intentó asestar el golpe final a la economía que ella misma se encargó de desmantelar: la imposición del Poll Tax, un impuesto universal que debía pagar todo el mundo en la misma cantidad, sin importar las circunstancias particulares ni el nivel de ingresos en la población. Esta acción aumentó aún más el odio contra la “Dama de Hierro” y un poderoso movimiento social emergió del sector más golpeado por Thatcher. Londres, Manchester, Liverpool y todo el Reino Unido salió a las calles a protestar mientras estas canciones acompañaban de fondo.

La brutalidad policial se intensificaba en cada manifestación, pero cada vez más gente se sumaba a la causa. El clímax llegó a finales de marzo de 1990, cuando más de 200 mil personas se enfrentaron a la policía en Trafalgar Square, convertida en un auténtico campo de batalla. Siete meses después y en medio de disturbios en las principales ciudades inglesas, la Primera Ministra renunció al cargo, cerrando un capítulo de horror que inspiró a grandes genios de la música británica.

rot in hell thatcher

 Thatcher se convirtió en un ícono que demostró los efectos que por naturaleza, tiene el neoliberalismo sobre las clases populares. La victoria de la sociedad inglesa se celebró en las calles, pero todo el Reino Unido esperaba ansioso el momento final: el 8 de abril de 2013 respondió a la pregunta del vocalista de The Smiths en “Margaret on the Guillotine”. Thatcher murió y la gente volvió a celebrar entre carteles con la leyenda “The Witch (o Bitch) is Dead” y champaña en las plazas públicas. 

Por supuesto, la apología no tardó en llegar desde los sectores más conservadores, recordando a Thatcher con cualidades como “gran estadista” y la “mujer que salvó a la economía del Reino Unido”. En palabras de Morrissey:

“Thatcher será apreciada sólo por los sentimentalistas que no sufrieron bajo su liderazgo, pero la mayoría de la clase trabajadora británica ya la haolvidado, y los argentinos estarán celebrando su muerte. Como resumen de los hechos, Thatcher era el terror sin un átomo de humanidad.”


Conoce más sobre la producción musical del líder de Steven Patrick Morrissey y escucha las mejores canciones de The Smiths para soñar que alguien te amó. Descubre otras historias memorables que forjaron al país que más ha dado al rock en “La historia del rock británico en 40 canciones inolvidables“.




Ciencia | Historia | Política | Economía crítica

Comenta