Las mujeres rebeldes que disfrutan de su libertad sexual mientras son jóvenes | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Las mujeres rebeldes que disfrutan de su libertad sexual mientras son jóvenes | Cultura Colectiva

Reciente

Las mujeres rebeldes que disfrutan de su libertad sexual mientras son jóvenes

Desde hace más de 50 años distintos esfuerzos cinematográficos, literarios y fotográficos han tratado de sintetizar el espíritu adolescente o jovial: sentirse perdido en un mundo que no terminamos de comprender, la ceguera ante las drogas, alcohol, sexo y placeres efímeros. La dulce inocencia de la niñez que aún sobrevive y que lucha por mantenerse de pie […]

Desde hace más de 50 años distintos esfuerzos cinematográficos, literarios y fotográficos han tratado de sintetizar el espíritu adolescente o jovial: sentirse perdido en un mundo que no terminamos de comprender, la ceguera ante las drogas, alcohol, sexo y placeres efímeros. La dulce inocencia de la niñez que aún sobrevive y que lucha por mantenerse de pie junto a nosotros. Lo aprendimos en clásicos como “Easy Rider” o cintas más recientes como “Submarine”, donde experimentamos esa angustia junto con el deseo inocuo de un futuro más brillante que posiblemente no llegará.

Una energía se percibe en los ojos de esas almas. Le recuerda a aquellos que superan la edad de dolencias que el sueño ha muerto; observar esas miradas es lo más cercano que se volverá a estar de él. Un tesoro más ocultan las ninfulas –término que Vladimir Nabokov usó pasionalmente para señalar a su Lolita– mujeres jóvenes conscientes de su sexualidad que desatan una rebeldía y libertad insólitas.

This film image released by A24 Films shows, from left, Selena Gomez, Ashley Benson, Rachel Korine and Vanessa Hudgens in a scene from "Spring Breakers." (AP Photo/A24 Films, Michael Muller)

Un misterio existe en la autonomía desinteresada de las mujeres insumisas dentro de una obra artística y bajo nuestro contexto real. Las fotografías de Larsen Sotelo representan un vínculo con ese enigma. Muestran a la mujer, no sólo en completa comodidad con su cuerpo, sino con un tipo de descaro insólito y ajeno a nuestro conocimiento. Su obra recuerda directamente al controversial de Harmony Korine, “Spring Breakers”, que narra la historia de cuatro amigas que planean un viaje de vacaciones y se convierte en una serie de encuentros frenéticos y catárticos que definen un clímax en sus vidas. La obra ha sido criticada por atribuirle elementos románticos a algo tan absurdo como el spring break, pero selectos cinéfilos consideran que es la primer gran obra metamodernista.

larsen sotelo

Al presentar un escenario inadmisible, como lo es el spring break, Korine elimina la credibilidad del argumento, pero el director hace lo mismo que Larsen Sotelo en sus fotografías y le da un giro único a su presentación.
El festejo vacacional es percibido como un periodo de exceso para jóvenes norteamericanos que tienen los recursos para embriagarse y perder el control. La comunidad intelectual lo considera innecesario y piensa en él como una excusa para eliminar las reglas por algunos días y dejarse guiar por el instinto animal. Korine manipula su escenario –ya constituido como absurdo– y lo convierte en un medio para mostrar el mensaje honesto de sus protagonistas.

larsen sotelo rebeldia

Bajo el previo contexto, podemos mirar los cientos de fotografías eróticas y de desnudos que existen; las cuales se han convertido en un recurso tan repetido que perdieron credibilidad –tanto las obras como los realizadores–. Se han puesto en duda sus motivos y ese tipo de imágenes dejaron de ser llamativas para gran parte de los aficionados. Lo que hace Larsen Sotelo, quien trabaja en Los Ángeles, California, es no explotar el cuerpo, como lo hace la mayoría, sino usarlo como un medio para exhibir el mensaje. Dentro de las figuras femeninas percibimos la libertad y una soledad de la que es imposible escapar. Los pequeños detalles en sus rostros revelan una verdad más allá de lo que observamos y evitan ser comparadas con otros trabajos similares.

larsen sotelo sexualidad

Pero si nos enfocamos demasiado en el desnudo de las fotografías, o en el trasfondo del spring break dentro de la cinta, nos cegará a la verdadera belleza que trata de transmitir. Los cuatro personajes principales de la película de Korine tienen diferentes perspectivas y aunque su idea de felicidad puede diferir con la mayoría, sus sentimientos son reales. El vínculo con ese ideal las motiva a seguir a pesar de tener miedo. La historia crea un paralelismo con cualquier adolescente que discute con sus padres sobre sus creencias. Aunque el mayor tiene la razón, nadie puede convencer al joven de lo contrario. Su pasión es real a pesar de que el motivo sea irracional para quienes están a su alrededor.

larsen sotelo pasion

El descaro que existe en los ojos de las mujeres en las fotografías de Larsen Sotelo perturba porque es honesto y no puede replicarse. Más que sujetos para imágenes, son jóvenes reales con rebeldía y desinterés auténticos; innegables almas que parecen ajenas a este mundo, porque aún lo son. Existe un punto en nuestras vidas en el que no terminamos de ser parte de nuestro entorno, nos sentimos incompletos y alejados. Sotelo lo traslada a la perfección junto con un erotismo y atrevimiento que sonrojarían a Nabokov.

larsen sotelo jovenesSotelo y Korine simbolizan con trágico detalle esa lujuria desquiciada. La libertad sexual en la actualidad significa una comodidad absoluta con el cuerpo, alma y nuestro lugar como seres al borde del frenesí en este universo; sin llegar al punto en que sea percibido como vanidad o narcisismo ilógico, claro. No nos olvidamos de la vulnerabilidad, pero necesitamos una defensa. Esa barricada existe en la mirada de sus sujetos. En las jóvenes a punto de asesinar vestidas en bikini y las que miran dentro de nuestra alma, como ángeles del infierno que tienen un deseo por todo, aunque parezca lo contrario.

larsen sotelo

Esa habilidad que posee Larsen Sotelo, quien nació en 1980, le ha permitido adentrarse en el mundo de la moda con su propio estilo. Aún muestra esa libertad sexual dentro de sus colaboraciones y genera un arte más complejo al integrar las prendas de diseñador; es similar a Korine. Mantiene a la juventud como su principal sujeto y parece tener una conexión sobrenatural con él, sabe en qué momento dar cien clicks y cuándo detenerse, porque no puedes apresurar a un adolescente o saldrá corriendo. 

larsen sotelo mujeres

Sin la obra de Korine o de Sotelo no tendríamos la revolución sexual en la que vivimos desde hace años. Con atrevimiento que ha sido pasado por alto nos detienen y muestran una realidad más sincera de lo que hemos visto y una visión hermosa de lo que significa la adolescencia. Pasan por encima del dolor y entregan la verdadera fantasía que vive en sus mentes, porque posiblemente es lo mejor. Al menos en imágenes, serán jóvenes para siempre.

Puedes ver más del trabajo de Larsen Sotelo en: LarsenSotelo.com




Comenta