Las tres películas de culto que debes ver para entender a una bruja - Cultura Colectiva Las tres películas de culto que debes ver para entender a una bruja

Reciente

Las tres películas de culto que debes ver para entender a una bruja

Pocos artistas han logrado convertir el horror, el infierno y el sadismo en un arte. A lo largo de su carrera, Dario Argento ha matado a más de 150 personas, pero no por obra del demonio, sino por otra fuerza oscura que también se encuentra escondida en los libros de ocultismo. “Las brujas –confesó Argento– me […]





Pocos artistas han logrado convertir el horror, el infierno y el sadismo en un arte. A lo largo de su carrera, Dario Argento ha matado a más de 150 personas, pero no por obra del demonio, sino por otra fuerza oscura que también se encuentra escondida en los libros de ocultismo. “Las brujas –confesó Argento– me han apasionado siempre, al contrario que el demonio. No creo en él, en el cine siempre me ha hecho reír. Contrariamente, las brujas me dan miedo”.

Es tanto su temor a estos seres de oscuridad que Argento terminó en un trance delirante que lo motivó a realizar las películas más impactantes sobre brujas. La trilogía de las Tres Madres inicia en 1977 con el filme “Suspiria”. Tres años después, la maldad continuaría con “Inferno” y el ciclo se cerraría en los próximos 27 años con “The Mother of Tears” (2007).

[Conoce las 10 mejores películas de terror surrealista de todos los tiempos]

La trilogía está inspirada en el libro “Suspiria de Profundis” (1891) del escritor Thomas De Quincey. En ella se plantea la historia de tres brujas hermanas que han aterrorizado al mundo desde tiempos inmemoriales. Esencialmente, cada película se enfoca en una de las tres madres colocándolas como la principal antagonista. Sin perder tiempo porque la noche de los muertos está cerca, aquí están las cintas que te ayudarán a entender a una bruja.



“Suspiria” (1977) 

Dario Argento

Argento ofreció un filme insólito y personal donde cabían los cuentos tradicionales de los hermanos Grimm con las novelas de brujería de A. Merrit y Fritz Leiber. El discurso siniestro se presenta con una excéntrica imagen, un tratamiento fotográfico que busca la antigua alquimia del Technicolor de los años 30. 

Siguiendo el estilo clásico de los cuentos que lo inspiraron, “Suspiria” inicia con una voz en off que lleva implícita la fórmula del había una vez: “Suzy Banyon decidió perfeccionar sus estudios de ballet en la más famosa escuela europea de danza, la célebre academia de Friburgo. Partió un día a las nueve de la mañana y llegó a Alemania a las diez y cinco”. Así inicia la primera cinta de la trilogía de las tres madres.

En esta primera entrega, Dario Argento se enfoca en la madre los suspiros, la más vieja y sabia de las tres. Tras instalarse en la academia de baile, Suzy experimenta fuerzas sobrenaturales que habitan en aquel hervidero de magia negra. Por todos estos elementos, la crítica suele definirla como un cuento de hadas gótico, mientras que otros la califican como una versión retorcida de “Alicia en el país de las maravillas”.





“Inferno” (1980)

Dario Argento

La segunda entrega se enfoca en la madre tenebrosa o de las tinieblas, la más joven y cruel. Aquí, otra vez como prólogo clásico, una voz en off informa más detalles sobre las brujas: “No sé el precio que tendrá que pagar para romper lo que nosotros los alquimistas llamamos silentium. Yo, Varelli, arquitecto que vive en Londres, conocí a las Tres Madres, diseñé y construí para ellas tres viviendas. Una en Roma, otra en Nueva York y la tercera en Friburgo”.

La joven Rose Elliot indaga sobre su casa neoyorquina a partir del hallazgo de un libro escritor por Varelli. El texto revela una serie de claves para resolver el hermetismo que las envuelve: el olor pestilente que anuncia la proximidad de sus moradas es la primera clave, “la segunda está oculta en el sótano y la tercera está bajo la suela de sus zapatos”.

A diferencia de su antecesora, el estilo de ésta es más tosco y convencional. Es también la que aborda con más profundidad en la mitología de las Tres Madres. Mientras que “Suspiria” podía sostenerse como un filme unitario, esta entrega crea el punto de ruptura necesario para sumergirnos en la historia que Argento nos quería contar.





“The Mother of Tears” ( 2007)

Dario Argento

 ” The Mother of Tears” es la última entrega de las brujas. La historia se enfoca en la madre de las lágrimas, la cual ya había hecho una aparición en “Inferno”. Mater Lachrymarum es la más bella de las tres hermanas y también la más poderosa, por lo que la acción se llevará a un nivel superior que en las cintas pasadas.

La película comienza con el descubrimiento de una caja que contiene una prenda perteneciente a la madre de las lágrimas, la única sobreviviente de las tres hermanas para este punto. La bruja recupera su poder y desata una ola de violencia y asesinatos sobre Roma. Una joven restauradora de arte se verá involucrada en los hechos porque algo en su pasado la relaciona de manera directa con las Tres Madres, así que ella es la única que puede enfrentar a la última hechicera oscura.

Con “The Mother of Tears” se cierra una trilogía que inició 30 años atrás y, por desgracia, dista mucho de ser la mejor película. A estas alturas la magia oscura de Dario Argento se disipó por el cansancio. La cinta, además de rozar lo absurdo, tiene puntos débiles en el guión y las actuaciones, pero ofrece algunos datos importantes para aclarar dudas en “Suspiria” e “Inferno”.  

El cierre no es satisfactorio, pero hay que verlo para cerrar un ciclo de magia negra que inició como un delirio asombroso y terminó como discurso irracional.





Dario Argento alcanzó la cumbre en su carrera con “Suspiria” y el punto más bajo de su creatividad con “The Mother of Tears”. Aún con la decepción de algunos de sus fans, la trilogía de las Tres Madres en conjunto resulta un elixir para las personas con un alma oscura, aquellas personas que aman las películas de terror que podrían provocar un infarto. 









Comenta