Lecciones que podemos aprender de The XX para ser una banda indie exitosa | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Lecciones que podemos aprender de The XX para ser una banda indie exitosa | Cultura Colectiva

Reciente

Lecciones que podemos aprender de The XX para ser una banda indie exitosa

Tenían cerca de 23 años cuando los vi en vivo en el Auditorio Blackberry. Entonces venían promocionando su segundo disco y ya eran considerados como las promesas musicales de una generación. Ellos no buscaban salvar al rock ni hacer las canciones pop más pegajosas del mundo, solamente querían expiar sus miedos y temores a través […]



Tenían cerca de 23 años cuando los vi en vivo en el Auditorio Blackberry. Entonces venían promocionando su segundo disco y ya eran considerados como las promesas musicales de una generación. Ellos no buscaban salvar al rock ni hacer las canciones pop más pegajosas del mundo, solamente querían expiar sus miedos y temores a través de la música. The XX entregó un setlist impecable, pero claro que cualquiera que vea a su banda favorita por primera vez puede que se refiera a todo lo que vio y escuchó como una experiencia perfecta. 

Oliver, Romy y Jamie. Tres jóvenes de Londres que congeniaron en la vida y formaron una de las más grandes bandas que el siglo XXI ha visto. Su historia es distinta a la de muchas bandas que se conocen por el amigo de un amigo o que ya en la universidad, con grandes aspiraciones musicales, se juntan a hacer ruido, no. Oliver Sim y Romy Madley son amigos desde que eran bebés jugando en un arenero. A los once años conocieron a Jamie Smith en Elliot School, la famosa escuela de la que salieron bandas como Hot Chip o Burial e incluso el actor Pierce Brosnan. Con 15 años Oliver y Romy formaron la banda a la que después llegó Baria Qureshi y Jamie Smith; cuatro años después publicaron su primer disco, vendieron casi dos millones de copias y ganaron el Mercury Prize. Algo irreal para una banda en la que todos tenían 20 años o menos. 

the xx

En palabras Matt Groening, creador de Los Simpson y gran fan de la banda, ellos: “Evitan sus miradas, como una relación que está muerta pero no ha terminado completamente”. Tres jóvenes de quienes se burlaban de su ropa gótica, su música triste, lenta y llena de silencios, pero que ha llegado a enamorar a todo el mundo. ¿Cuál es su secreto? 


Sencillez

Humildad, elegancia, distinción… muchas formas de referirse a esta banda, pero uno de los secretos de The XX es que llegaron a la cima gracias a su trabajo, a las horas de esfuerzo en un garage en el que no podían tocar demasiado fuerte y no por haber creado un hit pensado para sonar 40 veces al día en la radio. No hicieron una canción para buscar a un agente que los llevara a la cima. Ellos son una de las bandas que a través del dolor de la adolescencia y el crecimiento encontraron un escape en la música para sobrevivir, para saberse auténticos; dos elementos esenciales en una banda de verdad. 

Honestidad

En el libro “Estrategias sobrenaturales para montar un grupo de rock”, Ian Svenonius dice que The Rolling Stones funciona a la perfección debido a que Mick Jagger y Keith Reichards no se hablan. Cada uno crea sus piezas y después, sin hacer caso del otro, poco a poco logran formar un trabajo en conjunto. Una mirada extraña al mundo del rock en el que las bandas que se comunican siempre se pelean, pero The XX demuestra que ése no es el caso. Son callados, pero entre ellos hay una comunicación casi sobrenatural gracias a que se conocen casi desde que nacieron. Una mirada, un tono de voz distinto son suficientes para delatar una inconformidad y la misma banda ha afirmado que sobrevivieron gracias a que comenzaron a juzgar el trabajo del otro y decir lo que realmente pensaban. 

the xx on hold

“Algunas veces un amigo puede verte mejor de lo que tú te ves”. Romy

Amistad

Leer lo que pasa por la mente de estas tres estrellas te demuestra que nadie más podría estar en su lugar. Cada uno cree que es el más inmaduro del grupo, que es el menos creativo y que realmente es un estorbo, pero no hacen nada más que demostrar lo contrario. Formaron una banda que tuvo éxito, lograron sobrevivir a la fama del primer disco y entregaron una hermosa secuela. Después de una extensa gira hicieron un road trip por Estados Unidos en el que las fiestas eran interminables, las recomendaciones musicales fueron el corazón del viaje y llegaron a conocerse como nunca lo habían hecho, para bien o para mal.

Problemas

No todo puede ser bueno, tal como lo dice Anthony Hopkins en “Westworld” somos producto de nuestros errores y The XX ha tenido muchos. Baria Qureshi era bajista de la banda incluso cuando comenzaban a ganar fama en Inglaterra, pero poco antes de dar el salto internacional dejó la banda y aún no se aclara si fue despedida o ella abandonó a sus amigos de tanto tiempo.

the xx cuatro

Soledad

Oliver Sim mostró una conducta autodestructiva en la que el alcohol y las fiestas eran su fuerte. Después de lanzar “Coexist” tomaba para festejar el éxito, mismo que duró años. Hoy lleva poco más de un año desde que dejó el alcohol por completo y gracias a que Romy y Jamie hablaron por separado con él para darle otra perspectiva de lo que estaban viviendo. Jamie Smith, mejor conocido como Jamie XX y que hasta hace unos años era la figura invisible, se convirtió en el más famoso de la banda por sus geniales remixes y después por su disco en solitario. “In Colour” ganó reconocimiento internacional y tuvo que viajar por todo el mundo tocando en las mejores fiestas. Alejado de sus amigos y su equipo de siempre, vivió momentos difíciles en los que la soledad era lo único que conocía.

Fue Romy quien más sufrió en esas épocas. Sim sumergido en el alcohol, Jamie del otro lado del mundo y su padre recién fallecido. La imposibilidad de superar la pérdida casi la llevan a la depresión, pero gracias a sus colaboraciones con algunas de las estrellas pop más grandes del mundo en Los Ángeles, tuvo algo de qué sujetarse. 

the xx i see you

Música

Lo más importante, lo que une a una banda, es su trabajo. Sim dejó el alcohol, Smith y Romey regresaron a casa y juntos grabaron “I See You”, su tercer disco. Han cambiado mucho desde 2012 y parece que el sonido también. Tienen menos miedo de la gente y de evolucionar en el sonido, pero las letras demuestran esa crisis del cuarto de siglo. Ese miedo a crecer, a no madurar, a sentir que te alejas de personas que conocías desde el inicio, pero también esa sensación de que si eres la persona más ebria de la sala la gente ya no te verá como alguien divertido sino patético.


Shelter‘, ‘On Hold’, ‘Say Something Loving’ y muchas más canciones de la agrupación te demuestran que el amor y la vida son la misma cosa. Una banda que antes de su tercer disco ya es un ejemplo para cualquiera que quiera hacer una banda, ya sea de rock o de cualquier género. El trío tiene mucho más que demostrar y esperamos que no se conviertan en esas bandas que si desaparecen, nadie extrañaría.

**

Fuente: 

Pitchfork




Comunicólogo y gestor cultural. Mi pasión son los viajes, el cine, la música y la literatura. El arte esta en todos lados.

Comenta