Lee Eunyeol, puños de estrellas en la tierra

Cojamos puños de estrellas y salpiquemos los bosques, incendiemos con luces blancas la tierra verde. Volteemos juntos el cielo que aquí abajo hace falta mucha luz. Cuando tú abres los ojos se enciende la naturaleza y brillas; brillas tanto hasta que haces desaparecer tu propia sombra y la mía.Lee Eunyeol crea una lluvia de estrellas […]

Cojamos puños de estrellas y salpiquemos los bosques, incendiemos con luces blancas la tierra verde. Volteemos juntos el cielo que aquí abajo hace falta mucha luz. Cuando tú abres los ojos se enciende la naturaleza y brillas; brillas tanto hasta que haces desaparecer tu propia sombra y la mía.

lee-5


Lee Eunyeol crea una lluvia de estrellas que gotea en los bosques y sembradíos. El artista coreano es un fotógrafo que hace instalación; de él se sabe poco, pero su trabajo se reconoce fácilmente por su luminosidad documentada en esta serie de imágenes en las que alumbra la noche con estrellas en la tierra.

lee-1


Para Eunyeol la noche es un gran estudio con espacios privados que buscan ser vistos; razón por la que instala bombillas eléctricas en sitios donde el negro pesa, así se aprecian dos escenarios: uno antes de instalar las bombillas y otro cuando la luz actúa como elemento unificador que triangula la noche, la iluminación y el sentir del artista. El resultado es un paisaje misterioso de caminos brillantes.

lee-3


Desafortunadamente, Lee Eunyeol no cuenta con un sitio web donde se puedan observar el resto de sus piezas, sólo se conocen estas imágenes, mismas que se presentaron en el Espacio de Arte Gana, en Seúl. 

http://culturacolectiva.com/wp-content/uploads/2013/04/lee-6.jpeg http://culturacolectiva.com/wp-content/uploads/2013/04/lee-2.jpeg http://culturacolectiva.com/wp-content/uploads/2013/04/lee-4.jpeg http://culturacolectiva.com/wp-content/uploads/2013/04/lee-7.jpeg
Con el pesado pero venturoso estigma de ser Comunicóloga. Creo en los poderes sobrenaturales del arte y la cultura. Escribo en Cultura Colectiva. Todos me dicen moncopi.

Comenta