El libro que debes leer para aprender a olvidar, perdonar y renacer | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

El libro que debes leer para aprender a olvidar, perdonar y renacer

Viajamos para encontrarnos lejos de lo cotidiano y para asombrarnos con las cosas más pequeñas que aún nos resultan desconocidas. Viajamos para descubrir un nuevo significado de lo que hemos aprendido, para cuestionar nuestros conocimientos y darnos cuenta de que hay otras formas de entender la vida. El viajero solitario es vulnerable, observa de más, se […]


Viajamos para encontrarnos lejos de lo cotidiano y para asombrarnos con las cosas más pequeñas que aún nos resultan desconocidas. Viajamos para descubrir un nuevo significado de lo que hemos aprendido, para cuestionar nuestros conocimientos y darnos cuenta de que hay otras formas de entender la vida. 

El viajero solitario es vulnerable, observa de más, se pierde y renuncia a la comodidad para experimentar la realidad en otras latitudes; no huye de su hogar ni viaja por placer, sino que busca dejar parte de su esencia regada por el mundo y, al mismo tiempo, apropiarse de otras culturas que se quedan entre su piel para siempre.

Un viaje es primordial para cerrar un ciclo y empezar uno nuevo; es necesario vaciarse por completo para dejar espacio a las nuevas ideas, los nuevos caminos y las nuevas decisiones. Se escoge Japón como destino por una atracción inminente; se toma esa decisión porque se sabe que el viaje es hacia adentro y el reflejo de lo desconocido se proyecta en uno mismo, y no sobre lo que se ve o lo que está afuera. Japón es tan diametralmente opuesto a cualquier país occidental que debe descubrirse poco a poco; se debe digerir con paciencia y tolerancia, ya que la belleza está presente en el silencio y se mide de otra manera. 


libro sakura alejandro cartu


El trayecto que se narra en el libro “SAKURA” de Alonso Cartú, fue un camino planeado con el fin de intervenir la primavera y capturarla en un ensayo fotográfico, para después, entre sus páginas, entregar la posibilidad de revivir este peregrinaje e inspirar al lector para que voltee su mirada a Oriente y sienta la necesidad de embarcarse en la travesía hacia la tierra del sol naciente, en la búsqueda de un diálogo personal entre los sentidos y la naturaleza.

No existe un sentimiento que se compare con aquel que provoca el inicio de una aventura en un lugar desconocido. El primer acercamiento a Japón es confuso, ya que los fenómenos naturales, culturales y plásticos que suceden en él se resumen en una calculada incertidumbre, en la que el misterio y la sorpresa batallan y colaboran, absorben en un mismo país escenarios aparentemente contradictorios. 

Después de conocer las ciudades principales de la isla es importante recluirse en alguno de los templos de Koyasan, la montaña sagrada, para esperar en soledad y silencio la entrada de la primavera. Aun al final del invierno, cuando el frío todavía es latente, se puede oler y sntir la llegada de los nuevos comienzos, que la naturaleza trae cíclicamente y se hacen evidentes en la paleta cromática del paisaje japonés. 


libro Sakura de Alonso Cartú

No hay palabras para describir la primera vez que se descubre Tokio envuelto en las nubes blancas y rosas de los cerezos en flor. Sentir melancolía es inevitable, tal vez este espectáculo de la naturaleza es capaz de revelar añoranzas personales que aún creíamos desconocidas. 

La llegada de la primavera hace que todo cambie: las personas se visten de manera distinta, sonríen, comen y toman sake al cobijo de los árboles; por una corta temporada disfrutan y veneran la belleza efímera de las flores del cerezo, que traen consigo un pacto de renovación para olvidar, perdonar y renacer con un nuevo destino cada año, con el deseo de preservar el éxtasis del tiempo. 

Ya entrada la primavera resulta imperativo moverse hacia Kioto, esta es una ciudad mágica, llena de secretos y congelada en el tiempo, en la cual las construcciones posmodernas y los edificios de uso mixto conviven con casas de té, altares, templos y jardines que sobreviven al sistema inmobiliario que arrasa con el Japón contemporáneo. 


alejandro cartu libro sakura

libro sakura cartu


Al final del viaje, al igual que en las últimas páginas del libro, llega el calor y las flores que se lleva el viento caen lentamente, pintan de blanco las calles y las cubiertas de los templos; la temporada de cerezos ha terminado y, con la entrada del verano, que se siente en la piel, Japón se inunda de verde y cambia el paisaje de todos sus rincones, que encuentran un nuevo comienzo en el que la vida se rige de forma paralela a las estaciones.

Con este libro se cierra un ciclo, un camino que Alonso Cartú empezó hace dos años como la posibilidad de iniciar una nueva vida al terminar la carrera de arquitectura. Después vino el trabajo de edición y selección de imágenes, para, al final, tomar otra dirección respecto a la estructura de este proyecto, que se convirtió en un trabajo colectivo, en el que autores y artistas intervinieron las fotografías para entregar una pieza editorial con una historia clara, la cual presenta a Japón desde otra perspectiva. 

Con los autores de este libro y con todas las personas que formaron parte de este proyecto estoy eternamente agradecido, por haberme dado una parte de su vida que trasciende el tiempo y da un significado nuevo a este relato fotográfico. 


SAKURA libro

**

Si quieres conocer más sobre arte, entonces estos son los 10 libros que debes leer para comprender qué es el arte contemporáneo. 

**

Para más información sobre el libro, consulta la página de Alonso Cartú:
http://www.alonsocartu.com
@a_cartu




Comenta