Libros que debes leer para entender qué es el posporno | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Libros que debes leer para entender qué es el posporno | Cultura Colectiva

Reciente

Libros que debes leer para entender qué es el posporno

Hay una nueva forma de culpabilidad que encontramos en el porno y no, no consiste en sentirte mal porque disfrutes de ver a otras personas teniendo relaciones sexuales. Ésta tiene que ver más con ese incómodo cosquilleo en el estómago al pensar que alguna de las chicas involucradas en la imagen no está actuando de […]



Hay una nueva forma de culpabilidad que encontramos en el porno y no, no consiste en sentirte mal porque disfrutes de ver a otras personas teniendo relaciones sexuales. Ésta tiene que ver más con ese incómodo cosquilleo en el estómago al pensar que alguna de las chicas involucradas en la imagen no está actuando de propia voluntad, que la filmación ni te representa ni dirige mensaje alguno a lo que buscas en verdad, que la teatralidad de sus circunstancias es más que ajena a tu realidad –ya sea porque tu anatomía no cuenta con esos volúmenes o porque ningún orgasmo te ha llevado a esos niveles de eyaculación o squirt–, que las dinámicas de toda cinta son monótonas –la penetración siempre es protagonista– y porque ningún encuentro sexual es así de fluido o tan rítmico en el plano terrenal.

libros posporno negro

Para este sentimiento existe, afortunadamente, el posporno. Un movimiento estético-político que desde los años 80 se preocupa por revolucionar el concepto de pornografía a través de miradas feministas, queer, inclusivas, posestructuralistas y de ciertos tintes filosófico-sociales que rompen con el actual estado de las objetivaciones, representaciones y ejercicios de poder en el ámbito humano. Aunque estas diversificaciones efectivamente buscan la excitación por otros medios o demostraciones, también debemos tener claro que su principal propósito es generar acciones simbólicas sobre nuestra fallida estructura social y las posibilidades que aún tenemos por asir en términos de emancipación o incorporación.

libros posporno trans

Si eso es lo que necesitas, una perspectiva más crítica, podríamos decir hasta irónica en torno a la sexualidad, una mirada que salga de los códigos heterosexuales donde los penes acaparan la pantalla e invaden de semen los rostros de cada mujer cercana, entonces debes acercarte más al posporno. Quizá hayas oído de él antes y no te ilusione tanto la idea o te cause escozor que una película erótica se salga tanto de los estándares a los que estamos acostumbrados, pero deberías darle una oportunidad; no tienes nada qué perder y sí mucho por ganar.

libros posporno linterna

Una buena medida es que, antes de comprar estos filmes o suscribirte a una página de sexo disruptivo, leas un poco más al respecto y te enteres de lo que estás a punto de experimentar, los beneficios que puedes acarrear a tu placer sexual y las líneas discursivas que tiene el porno con la política, la antropología, la epistemología y demás disciplinas en un sentido provechoso.

“Post Porn Modernist” (2005)
Annie Sprinkle

Por ejemplo, este libro que retoma el concepto artístico-activista de Wink van Kempen, es uno de los títulos imprescindibles para reivindicar los espectros ritualistas de la masturbación, del placer femenino, del orgasmo sin penetración, de la transexualidad y la apertura de posibilidades junto a personas con diversidad funcional.

libros posporno munon

“Manifiesto Contrasexual” (2002)
Paul B. Preciado

Un texto para entender que somos más allá de chico-chica, hombre-mujer o pene-vulva, que entrar en categorizaciones de heterosexualidad u homosexualidad. El autor afirma que la sexualidad es como las lenguas: todos podemos aprender varias. Una enseñanza valiosa para los tiempos que nos circundan.

libros posporno muchos

“Cuentos marranos” (2014)
Helen Torres

Narraciones imprescindibles para romper con lo que el porno te ha enseñado, para hacer trastabillar esos adoctrinamientos que no hicieron más que joder tu mirada hacia el sexo y que pensaste eran totalmente aplicables desde tu primer encuentro erótico. Si te sentiste mal por no durar más de 15 minutos en el acto o no alcanzar el clímax con gritos y ojos en blanco, estos cuentos son para ti. Después mirarás al porno y al posporno con otros ojos.

libros posporno pies

Estos tres libros son lo que necesitas antes de ver, por ejemplo, el trabajo de Lucía Egaña –el cual te dejamos debajo de este texto–, antes de seguir esperando que al sexo no lo acaparen los orificios, los fluidos y los hedores.

libros posporno munecos

La experiencia adornada de “hacer el amor”, ésa que el cine y el Photoshop han maquillado y puesto bajo pulcras sábanas blancas, que mucho escapa de cómo huele en verdad un ano, un pene o una vagina, debe ser con estricta convicción destruida. Incluso debe ser desechada por no dejarnos fornicar con alguien que luzca diferente al género binario o que no cumpla con las expectativas de calendario. Por hacernos cursis y anormales en su supuesta intención de “higienizarnos” y llevarnos a la “naturalidad”. Esto es el posporno, es urgente y lo necesitas. Créenos.




*



Comenta