Los Vengadores, el grupo secreto que aterrorizó a los nazis hasta el fin de sus días - Cultura Colectiva

Reciente

Los Vengadores, el grupo secreto que aterrorizó a los nazis hasta el fin de sus días

El 25 de abril de 1945, el Ejército Rojo y las tropas estadounidenses coincidieron en territorio alemán e iniciaron el avance definitivo que pondría fin al Tercer Reich. 13 días después, Alemania firmó su rendición incondicional después de la caída de Berlín y el suicidio de Hitler. Los aliados obtuvieron la victoria y el régimen nazi de […]



El 25 de abril de 1945, el Ejército Rojo y las tropas estadounidenses coincidieron en territorio alemán e iniciaron el avance definitivo que pondría fin al Tercer Reich. 13 días después, Alemania firmó su rendición incondicional después de la caída de Berlín y el suicidio de Hitler. 

nazis organiaciones asesinas

Los aliados obtuvieron la victoria y el régimen nazi de tortura y persecución llegó a su fin. Estados Unidos reactivó su economía con el Plan Marshall e inició la reconstrucción de una Europa en ruinas, mientras la Unión Soviética buscaba aliados para lo que a la postre habría de conocerse como la Guerra Fría. El mundo pronto trató de volver a una pretendida “normalidad” después de la escalada fascista que se propagó por Europa, pero los daños eran invaluables.

Ante el agravio fascista a los judíos y todos quienes formaban parte de su persecución, los triunfadores resolvieron la creación de la ONU y una de sus primeras acciones fue la implementación de los juicios de Nuremberg, procesos judiciales que se encargaron de impartir justicia y castigo a los responsables del Holocausto. El proceso comenzó en noviembre de 1945 y resolvió en contra de 24 líderes nazis con altos cargos castrenses.

Cuatro años después, de los 13.2 millones de alemanes considerados por la organización como elegibles para arresto automático por sus implicaciones directas con el Tercer Reich, sólo 300 se encontraban en la cárcel. El asesinato masivo que se vivió en Europa de 1939 a 1945 quedaba impune ante la omisión y el desinterés de los aliados por seguir con el proceso judicial.

ocultismo-nazi-hitler

Un alto número de militares, soldados, encargados de la gestión de los 70 campos de concentración, de la Gestapo, el SS y del inmenso aparato político nazi huyeron de la justicia a lo más recóndito del este de Europa y Sudamérica. La operación secreta ODESSA ayudó a miles de alemanes a escapar a países considerados de bajo riesgo para pasar el resto de su vida lejos de la ley. La cifra de juzgados era ínfima, en proporción con los millones de muertos y torturados en manos del régimen dirigido por Hitler.

La opinión general de los agraviados era de decepción e impunidad ante una masacre de magnitud continental. Ese sentimiento alimentó la voluntad de Abba Kovner, un sobreviviente del Holocausto que escapó del Gueto de Vilna después de la ocupación alemana y radicaba en Bucarest mientras se llevaban a cabo los juicios de Nuremberg. Kovner era un gran orador, reconocido y querido por todos quienes lo conocían, especialmente aquellos atentos a escuchar la historia de cómo todo el mundo que conocía cayó a pedazos cuando los alemanes invadieron Polonia.

nuremberg juicios

Sus discursos sobre la masacre nazi y el resentimiento judío hacia la extinción de millones de los suyos tomaron fuerza y lo llevaron a coincidir con personas perseguidas por el régimen que pensaban de la misma forma. Para finales de 1946, el discurso de Kovner tomó una fuerza insospechada y gracias a los contactos que mantenía con un grupo de militares británicos pertenecientes al destacamento de la Brigada Judía, se hicieron de un modesto armamento y pronto formaron una organización secreta con un único fin en mente: hacer justicia con su propia mano y vengarse de los crímenes nazis.

El grupo cazador de nazis fue autodenominado Nokmim, voz hebrea que significa “Los Vengadores”. Con una milicia poco entrenada y armamento limitado, pero una profunda convicción de castigar a los responsables de los crímenes fascistas, Nokmim comenzó operaciones en Europa para buscar a todos quienes pertenecieron al Tercer Reich. Después del asesinato de un número indefinido de generales en retiro, el grupo descubrió que era necesario extender la operación más allá del continente para conseguir la anhelada justicia.


nokmim vengadores


El éxito de Nokmim se basó en su organización y discreción. Aún en nuestros días, poco se conoce sobre la empresa que Kovner inició y se mantuvo operando durante al menos una década. El grupo de caza se convirtió en una organización con tintes guerrilleros y personalidades heterogéneas: desde comunistas radicales, judíos ortodoxos, exmilitares y hombres que vieron perecer a su familia en manos del fascismo, la célula obtuvo información privilegiada de ODESSA y comandaron misiones a los sitios de retiro de los oficiales nazis. 

Las fuentes históricas confirman que Nokmim realizó operaciones al menos en Canadá, España y Latinoamérica además de Europa del Este. El modus operandi de ajusticiamiento era diverso y dependía de los hechos perpetrados por el criminal. En Winnipeg, siguieron la pista de Alexander Laak, responsable de más de 100 mil asesinatos en el campo de concentración de Jagala durante una semana. Después de examinar sus movimientos, esperaron a que su esposa saliera de casa e irrumpieron en su habitación, obligándolo a mencionar sus crímenes y acto seguido, le otorgaron una cuerda para agilizar el trámite.

nokmim vengadores

Al menos una decena de exagentes de la SS fueron estudiados de forma similar, para luego morir estrangulados, colgados de su garage o atados del cuello a una viga sobre su auto. Acto seguido, les pedían confesar sus crímenes mientras aceleraban lentamente el coche hasta que los pies quedaban flotando en el aire y morían colgados. 

Cocheras, habitaciones, ríos cercanos y caminos fueron el escenario de aparición misteriosa de cuerpos de oficiales que sirvieron al régimen comandado por Hitler. Un exagente de la Gestapo fue liquidado mientras se encontraba en el hospital, después de que miembros de Nokmim entraran disfrazados y vertieran queroseno en su solución de suero.

nuremberg nokmim

Para Los Vengadores, los asesinatos acortaban el camino a la justicia pero de ninguna manera zanjaban lo ocurrido. Creían que no había comparación entre el asesinato de decenas al de millones de hombres. Este pensamiento llevó a Kovner a idear un plan maestro, una venganza en masa con la misma sangre fría que sus verdugos, pero mucho más elegante.

En sus cálculos, la cifra de asesinados ascendía a 6 millones de personas. El vengador supuso que de los 13.2 millones de alemanes con relación al régimen, aproximadamente 6 vivían en las principales ciudades alemanas, Munich, Berlín, Weimar, Nuremberg y Hamburgo. La venganza ideal sería asesinarlos y la mejor forma que imaginó, fue mediante la contaminación del sistema de agua potable de sendas localidades germanas.

Para cumplir con su cometido, Nokmim obtuvo planos y estudió cada uno de los depósitos de agua y la dirección final de cada llave, para evitar contaminar a las colonias de norteamericanos que proliferaron después de la guerra. Kovner adquirió el veneno para su plan y el resto del grupo finalizó todos los preparativos, pero durante su regreso del Reino Unido fue descubierto y arrestado por policías británicos.


Berlin_Guerra_Fria

Un plan anterior se fraguó con éxito: bajo la misma tónica, Los Vengadores envenenaron a más de 900 prisioneros de guerra alemanes en el campo de Stalag 13 después de seguir al repartidor de pan y percatarse de que contaban con un único proveedor. El arsénico fue insuficiente y solamente decenas de individuos perecieron ante el ataque de Nokmim

Finalmente, el grupo se disolvió con los arrestos frecuentes de sus líderes, sin embargo, sembraron terror entre todos los generales que alguna vez manifestaron la superioridad de una raza sobre otra. Las acciones de Nokmim podrán ser juzgadas con base en su crueldad, la cacería de personas a sangre fría y la descalificación de la justicia en tales términos; no obstante, es un fiel reflejo y una reacción organizada por quienes vivieron en carne propia la crueldad y los horrores que cometió el fascismo en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Si quieres conocer más sobre la caza de nazis, no te pierdas de la historia real que inspiró Bastardos sin gloria de Tarantino.
¿Cuál es el peso de la historia que cargan sobre sus hombros las personas cuyos antepasados se encargaron de organizar el genocidio del Holocausto? Descúbrelo en la maldición de tener un apellido nazi en Alemania.









Ciencia | Historia | Política | Economía crítica

Comenta