Los mejores 10 performances de todos los tiempos | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Los mejores 10 performances de todos los tiempos | Cultura Colectiva

Reciente

Los mejores 10 performances de todos los tiempos

Odio el performance, lo confieso. Bastantes dificultades existen para definir el arte y esta práctica viene a complicarlo todo. Al menos una decena de preguntas asaltan nuestra mente al apenas aproximarnos a estos extraños ejercicios; ¿cualquier acción se convierte en arte por el hecho de ser realizada por una persona denominada ‘artista’?, ¿cómo se justifican […]



Odio el performance, lo confieso. Bastantes dificultades existen para definir el arte y esta práctica viene a complicarlo todo. Al menos una decena de preguntas asaltan nuestra mente al apenas aproximarnos a estos extraños ejercicios; ¿cualquier acción se convierte en arte por el hecho de ser realizada por una persona denominada ‘artista’?, ¿cómo se justifican las escenas violentas, grotescas o agresivas?, ¿cómo se salta la brecha de lo absurdo que –en muchas de estas puestas en escena- son evidentes? Ver a Andy Warhol comer una hamburguesa, el aborto que se practicó a sí misma Aliza Shvarts, la masturbación pública bajo tablas de madera y un fallido disparo en el hombro, son considerados como arte por el hecho de tener un discurso más o menos teórico que los avala.

Sin embargo, para muchos –sobre todo para los realizadores–la efectuación de estos episodios son vitales para la reflexión y crítica en asuntos de índole política, social, económica y humana en general y esto puede ser verdad. Hay que reconocer que algunos de ellos nos permiten explorar áreas humanas que de otro modo serían insondables. La inmediatez y el contacto directo con el público nos abren un camino directo a las emociones. Además, la interacción con el espectador –que es vital para este arte– nos obliga a emitir una determinada respuesta.  Por eso, a continuación te presentamos una breve lista de 10 performances importantes que influyeron en la continua creación de este tipo de arte:

“El origen del mundo” (2014)
Deborah de Robertis

mejores performances de la historia origen-h600

 Deorah de Robertis es recordada por sus intervenciones en el Museo d’Orsay, en París.

Una tarde cualquiera posó con las piernas abiertas frente a “El origen del mundo”, exponiendo su vagina debajo de la pintura de Courbet. Dicha acción le valió la aprehensión por parte de la policía francesa.

 


“Me gusta América y a América le gusto yo” (1974)
Joseph Beuys

mejores performances de la historia america-h600

Proveniente de Düsseldorf, llegó al Aeropuerto Kennedy, en Nueva York. Al descender del avión, cubrió todo su cuerpo con una manta de fieltro y fue subido a una camilla para ser trasladado a bordo de una ambulancia a la galería Rene Block, donde lo esperaba un coyote salvaje. Durante tres días convivió con el animal sin mediación de ningún objeto para su protección. Para el artista, la elección del coyote implicaba una reflexión sobre los orígenes de la civilización americana; pues este animal fue vital para la sobrevivencia de los primeros nativos. El performance culminó con el abrazo de Beuys al mamífero.

 

“Acción sentimental” (1973)
Gina Pane

mejores performances de la historia fotos gusanos-h600

Los performances de Gina Pane radicaban en la autolaceración, además de cortarse y picarse con espinas de rosa, vertía sobre su cuerpo gusanos  y tierra. En su pieza “Acción sentimental”, se hiere con espinas de rosa. La artista francesa explora los límites de el cuerpo humano y le da una lectura feminista.

“Yards” (1960)
Allan Kaprow

mejores performances de la historia llantas-h600

Considerado el padre del happening, Allan Kaprow buscó borrar la línea divisoria entre el arte y la vida. En 1960 llenó  con neumáticos el jardín  de la Martha Jackson Gallery de Nueva York.  Niños y visitantes interactuaban con los redondos objetos. «La vida es mucho más interesante que el arte, la línea entre el arte y la vida debe mantenerse tan fluida, y tal vez indistinta, como sea posible», sostenía.

“4’33” (1952)
John Cage

Cuatro minutos se suman a otros treinta y a éstos, otros tres. La composición es el silencio. El intérprete no toca ni una sola nota. Tiene un cronómetro en la mano con el que mide el transcurrir de dicho tiempo. Los sonidos involuntarios del público comienzan a llenar la sala. En el ambiente existe una especie de tensa calma, una incomodidad propia del silencio imperante.

“Rhythm 0” (1974)
Marina Abramovic

mejores performances de la historia mariana-h600

Miel, plumas, perfume, un lápiz, un cuchillo y una pistola cargada eran parte de los 72 objetos dispuestos frente a Marina Abramovic. Inmóvil, invitó a los espectadores a hacer lo que quisieran con ella usando dichos objetos.  Conforme fue avanzando el tiempo, la violencia fue aumentando: «lo que aprendí fue que, si dejas que el público decida, te pueden matar. Me sentí verdaderamente atacada: me cortaron la ropa, me clavaron las espinas de las rosas en el estómago, una persona me apuntó a la cabeza con la pistola y otra se la quitó».

“Transfiguration” (2011)
Olivier de Sagazan



«No soy lo que creo ser, tengo que ir dentro de mí», se lee en la descripción de uno de los videos de este artista Francés. Sus imágenes nos causan temor y horror. Al cabo de unos segundos, coloca sobre sí materiales diversos que lo van convirtiendo en una especie de animal. La transformación ocurre dentro de sí mismo y parece expresarla con lo que lo cubre.

“Cabaret Voltaire” (1916)
VV AA 

mejores performances de la historia cabaret-h600

La cuna del performance tiene lugar en un espacio cervecero de Zúrich. Bajo la corriente dadaísta, en este sitio se mezclaban las artes plásticas con la música, la poesía y las acciones improvisadas. Los artistas aquí reunidos apelaban a un arte sin barreras –físicas y conceptuales– para la creación. Por medio de la experimentación, estos artistas rompieron con los esquemas tradicionales y colocaron la primera piedra para las propuestas posteriores. 

“En la búsqueda de lo milagroso” (1975) 
Bas Jan Ader

mejores performances de la histria barco-h600

Bas Jan Ander navegó por los mares del Atlántico para su performance “En la búsqueda de lo milagroso”. Durante tres semanas mantuvo comunicación, pero después le perdieron toda pista. Fue hasta casi un año después cuando su embarcación fue encontrada rota y sin él en una costa de Irlanda. Aunque todo apunta a que murió en la travesía, su cadáver nunca fue encontrado. 

 

“One Year” (1978 – 1979)
Tehching Hsieh

mejores performances de la historia fotos ano-h600

«Me encerraré en mi estudio, en un confinamiento solitario, en una celda que mide 11.6 x 9 x 11 pulgadas. No conversaré, ni leeré, ni escribiré, ni escucharé la radio, ni miraré el televisor hasta que no me libere a mí mismo». Durante un año, este artista marcó una tarjeta en un reloj checador a la misma hora del día. El artista exhibió una serie de fotografías y video del año vivido, retando los miedos alrededor del encierro y la soledad.

Puede gustarnos o no, el hecho es que estos performances no dejan indiferente a nadie. Nos obligan a reaccionar de una u otra manera, nos hacen cuestionar el sentido de lo que el arte es –o busca ser–, lo que estos performers intentan comunicar y sobre qué emociones son las que, como espectadores, despiertan en nuestro interior sus acciones. 

Ya lo decía “Congelada de Uva”, una conocida performer mexicana: «en esta sociedad pasteurizada, prefiero provocar repugnancia, odio, rechazo, desconcierto, hartazgo, angustia, hostilidad, miedo… que seguir fomentando la asepsia mental». ¿Es el artista del performance un provocador?, ¿ha logrado su objetivo justo cuando su obra nos hace odiarlos, temerlos, amarlos o repelerlos? Al final, son una especie de malabaristas de la emoción y casi siempre logran su objetivo: trastocar nuestras certezas y poner en crisis nuestro sentir.


**
Si quieres conocer más de arte, conoce las 7 caras ocultas de Frida Kahlo y mira esta pintura que te ayudará a entender “La insoportable levedad del ser”.

*

Referencias

Complex
Universia

Comenta