Por qué mezclar diferentes drogas en una misma noche sí es tan peligroso como dicen | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

Por qué mezclar diferentes drogas en una misma noche sí es tan peligroso como dicen

  Estás en una fiesta. Bebes unas cuantas cervezas con tus amigos. A alguien se le ocurre ir a otro lugar para aprovechar la noche. Te sientes cansado y aceptas una pastilla que te ofrece el amigo de al lado; eso te ayudará por el resto de la noche. En un par de horas te sientes demasiado […]

 

 

Estás en una fiesta. Bebes unas cuantas cervezas con tus amigos. A alguien se le ocurre ir a otro lugar para aprovechar la noche. Te sientes cansado y aceptas una pastilla que te ofrece el amigo de al lado; eso te ayudará por el resto de la noche. En un par de horas te sientes demasiado elevado y quieres bajar, así que fumas del porro que comparten algunas personas en el exterior del club, regresas por dos shots de tequila para nivelarte.

De pronto apareces en tu cama. No recuerdas nada. Es vergonzoso. Tratas de hacer memoria sobre lo que hiciste y cómo llegaste a tu hogar con un extraño con quien compartes sábanas.

mezclar drogas advertencia

Ese es el mejor escenario cuando se mezclan drogas y no se tiene control sobre el consumo de cada una. 

A pesar de los múltiples peligros, es común pensar que tomar diferentes sustancias en una noche no tiene consecuencias graves. Las personas desconocen sus efectos y mucho menos consideran lo que le sucede al cuerpo y mente una vez que se mezclan.

mezclar drogas peligroso

Las causas y consecuencias

Se mezclan drogas por diferentes propósitos. Si consumen alguna que sea relajante es común querer intensificarla con un estimulante. Sucede especialmente en noches de fiesta larga. El Dr. Own Bodwen-Jones, de la clínica de drogas CNWL Drug Club Clinic, afirma que entre más sustancias se mezclan, es más probable el riesgo de sobredosis o de sufrir diferentes efectos adversos: desde experimentar una laguna mental, hasta tener paros cardíacos o convertirse en un peligro para otras personas.

De acuerdo con estudios del Centro de Investigación de Abuso de Sustancias de la Universidad de Maryland, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y el Instituto Estadounidense de Abuso de Drogas (entre otras fuentes), la variable a mezclar más común es el alcohol.

mezclar drogas salud

Sus análisis indica que el alcohol:

Con opioides (como heroína): Aumenta considerablemente el riesgo de sufrir náuseas, vómitos y juicio turbio. Además, puede causar sobredosis y el consumidor puede caer en coma. Esto está vinculado con el comportamiento del alcohol y su respuesta. Al ingerir bebidas de ese tipo, el ritmo cardíaco se acelera y el cuerpo se deshidrata –actúa como sedante– al añadirle un depresivo más fuerte, el corazón deja de latir apropiadamente, causando arritmias e impidiendo el paso de la sangre hacia el cerebro.

Con estimulantes (como cocaína y MDMA): Ataques cardíacos, dolor en el pecho y alto riesgo de sobredosis. El alcohol incrementa el ritmo del sistema circulatorio pero reduce la actividad cerebral, mientras el MDMA hace lo contrario con este. Despierta los receptores súbitamente e impide el pensamiento claro.

mezclar drogas peligros

Con marihuana: Alto riesgo de paro cardíaco. Dificulta el habla, produce mareo y falta de coordinación motora por lo que se ha convertido en una causa de numerosos shocks en Estados Unidos. El alcohol, siendo deshidratante, ayuda a que el THC se concentre en el cerebro haciendo que los usuarios se sientan más drogados que lo normal. Asimismo, es posible sufrir congestión alcohólica, pues la marihuana hace difícil vomitar para expulsar el exceso.

Con bebidas energizantes: Se reduce considerablemente el juicio, así que es posible que el usuario comience a involucrarse en actividades peligrosas: desde manejar ebrio, hasta tener comportamiento sexual inapropiado.

mezclar drogas dolor

– 

Los ejemplos anteriores son similares a la interacción entre cualquier otra droga. Si se usan dos estimulantes, lo más probable es que aumente el riesgo de sufrir aflicciones del corazón. Asimismo, combinar fuertes alucinógenos elimina por completo el juicio. Usar sedantes para reducir los efectos interfiere con la actividad cerebral y corporal, causando daños irreparables a largo plazo.

mezclar drogas alcohol

Las siguientes son las mezclas más comunes con sus consecuencias:

Ketamina y alcohol: Problemas de corazón y de la vejiga.

MDMA y marihuana: Ansiedad, paranoia y ritmo cardiaco desigual.

Ketamina y MDMA: Súbito cambio en el tránsito sanguíneo.

MDMA y alcohol: Problemas de hígado y riñón.

Cocaína y alcohol: Problemas de corazón.

mezclar drogas es malo

**

Es posible que esta sea la época en la que más personas experimentan con drogas, debido a que cada uno conoce los diferentes riesgos; sin embargo, pocos consideran los peligros de mezclarlas. Suena divertido, pero las consecuencias pueden ser tanto inmediatas como a largo plazo. Después de todo, cada quien es responsable del daño que le hace a su sistema.


Referencias:

ATTN

ZME Science

Recovery

University of Maryland Center for Substance Abuse Research

FDA

National institute on Drug Abuse

Comenta