Cuando comer sano cruza la línea y se convierte en obsesión - Cultura Colectiva

Reciente

Cuando comer sano cruza la línea y se convierte en obsesión

En la década de los 80 el mundo sufrió una revolución, la moda cambió y después de eso no sólo los atletas profesionales visten leggins y tenis deportivos. El concepto de la vida sana inició.Ahora la industria de la vida sana nos gobierna, hay que destacar que no estamos en contra de una alimentación balanceada ni de […]



En la década de los 80 el mundo sufrió una revolución, la moda cambió y después de eso no sólo los atletas profesionales visten leggins y tenis deportivos. El concepto de la vida sana inició.

Ahora la industria de la vida sana nos gobierna, hay que destacar que no estamos en contra de una alimentación balanceada ni de los 30 minutos de ejercicio diario, estamos en contra de la obsesión y de vivir limitados.


running


Actualmente a donde miremos encontramos a personas calzando las deportivas, ensaladas al por mayor y gimnasios en cada esquina; los pasteles de chocolate triple son casi una obscenidad, incluso aquellos que tienen una complexión robusta (los eternos estigmatizados) comparten en Instagram su pechuga de pollo a la plancha acompañada de tres hojas de lechuga con el título “jummy”, aunque después de comérsela sientan el vacío y se coman tres paquetes de galletas.


comida-sana

El crossfit es la última moda y maravilla moderna, los influencers se han vuelto expertos cocineros de recetas saludables y los videos más vistos en Youtube se titulan “rutina para eliminar la grasa de los brazos en 10 min”.

Esta cultura ha logrado cimentarse tan firme en nosotros, que incluso los que jamás hemos hecho ejercicio nos sentimos culpables tras comer una hamburguesa. Porque las hamburguesas son malas, con su deliciosa rebanada de queso, sus ¾ de libra de carne cocinada lentamente a la parrilla, pan recién horneado, lechuga, tomate, pepinillos, su infaltable ración de papas a la francesa, humeantes todavía, y su terrible refresco.

Hacer ejercicio está bien, los beneficios son múltiples: tienes mejor condición física, te sientes más feliz, más relajado, la ropa luce mejor, eres menos propenso a enfermedades, tu autoestima aumenta, tienes más energía, eres más productivo, más, más, mejor, mejor.

No hay nada de malo en eso, al contrario. Lo malo es obsesionarse.

De esto podría desprenderse la ortorexia, que es un trastorno alimenticio que resulta de la obsesión patológica por comer lo que se considera comida saludable, lo cual, en casos extremos, puede llevar a la desnutrición o muerte. 


obsesion-comida

-Vamos por una cerveza.
-Uy, no. Me estoy cuidando y el alcohol engorda mucho.

-Te traje un pan.
-Uy, no. El pan dulce es malísimo, ¿has escuchado del gluten?

-¿Quieres un vaso de leche para tu desayuno?
-No, la leche de vaca es malísima, ¿no tendrás de almendra o arroz?

-Oye, hice chilaquiles.
-Por Dios, ¡esos necesitan muchísimo aceite!, ¿y si hacemos unos hotcakes de avena integral con aceite de coco, que es más saludable?

-Estas son las mañanitas… ¡¿quién quiere pastel?!
-¿Pastel?, demasiadas calorías, nada saludable, bueno una rebanadita porque es una fecha especial, pero chiquita, más chiquita, más, más, poquito menos…


crossfit


Pusiste toda tu atención y energía en el gimnasio, corriste una hora, hiciste 500 abdominales, entrenaste pierna y levantaste 100 libras, estás rendido y con mucha hambre, te mueres por una hamburguesa. ¡Vida sana a la orden!, ¿qué tal si cambiamos tu terrible hamburguesa de carne de res (asesino), por una ensalada de lechugas mixtas y garbanzos que tienen muchísima proteína y son más sanos?

NAILS AND FOOD

El desayuno es la comida más importante del día, ¡Vida sana a la orden!; ¿huevos estrellados y tocino? Piensa en tus arterias, ¿por qué no desayunas este smoothie bowl con agua de coco, frutas secas y chía?


desayuno

Sí, sin duda la sal del Himalaya y la chía tienen muchísimos beneficios, pero la vida sana no lo es todo en la vida, los humanos son los únicos seres vivos que cocinan y tienen el don de hacer mezclas maravillosas; inventaron la mantequilla y la nutella, eso dice mucho. Es cuestión de ingenio y equilibrio. 

¿Por qué desperdiciar esas maravillas cuando puedes disfrutarlas una vez a la semana?, ¿qué tan malo puede ser? El truco aquí, tantas veces dicho y pocas escuchado, es no vivir en una dieta eterna, privados de las grasas y las calorías, de la que invariablemente te cansas, sino de cambiar los hábitos y buscar el equilibrio, dejarnos de modas y tonterías naturistas y hacer ejercicio: correr, jugar futbol, andar en bici, sacar al perro al pasear, caminar al trabajo, etc., opciones tenemos muchas. 


pasear-al-perro


Tómate todas las cervezas que quieras, cómete esa hamburguesa, sírvete una verdadera rebanada de pastel y ponle azúcar al café, disfruta de la vida.
Repetimos, cuidarse no está mal, pero cuando se convierte en una obsesión, corres el riesgo de enfermarte y deprimirte, ¡qué ironía!
Todos vamos a morir, sólo procura que no sea de estrés por cuidarte.



**
Sí es posible encontrar el equilibrio, te compartimos 6 trucos sencillos que puedes hacer para perder peso sin dieta. 


Comenta