La película que nos hace confrontar nuestros deseos más profundos y desaparecer la inhibición moral | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

La película que nos hace confrontar nuestros deseos más profundos y desaparecer la inhibición moral

El surrealismo en el cine proviene de la poesía y las artes plásticas, pues mantiene mucho de sus grandes motivos, como la creación al margen de todo principio estético y moral, fantasía onírica, humor depresivo y cruel, erotismo lírico y la confusión entre los tiempos y espacios diferentes que se presentan a lo largo de […]






El surrealismo en el cine proviene de la poesía y las artes plásticas, pues mantiene mucho de sus grandes motivos, como la creación al margen de todo principio estético y moral, fantasía onírica, humor depresivo y cruel, erotismo lírico y la confusión entre los tiempos y espacios diferentes que se presentan a lo largo de una cinta. Comenzó en Francia en 1919 con el fin de escandalizar a la sociedad burguesa y mezquina que imperaba en aquella época. 

 De esta manera, el cine surrealista crea una conexión con la psique del espectador y deja una huella profunda, símbolos que el cerebro apropia, descifra y adapta. Por ejemplo, nadie nos obliga a pagar una entrada, pasar dos horas de nuestra vida en la oscuridad y entregarnos por completo a lo que vemos. El cine tiene el poder de entablar una conversación con nuestros deseos y necesidades.


película Blue Velvet

Este año se cumple el 30 aniversario de “Blue Velvet”, estrenada el 19 de septiembre de 1986, escrita y dirigida por David Lynch; fue su cuarto trabajo y a la vez la segunda producción que realizó con De Laurentiis, proyecto pactado tras el lanzamiento de “Dune” (1984), después del éxito obtenido con “El hombre Elefante” (1982) y sus ocho nominaciones al Oscar, entre ellas como mejor director y mejor guión adaptado.

Entre su reparto se encuentra Kyle MacLachlan (Jeffrey Beaumont), Isabella Rossellini (Dorothy Vallens), Dennis Hopper (Frank Booth) y Laura Dern (Sandy Williams); en la cinta el misterio se desata cuando Jeffrey encuentra una oreja humana en el camino de regreso a su casa, la pone en una bolsa y la lleva al detective Williams. Su interés por seguir de cerca el caso lo lleva a conocer a la hija del jefe de la policía y gracias a ella conoce a Dorothy Vallens, madre, cantante y obsesión de Frank Booth, un peligroso mafioso de la ciudad.




El filósofo y psicoanalista Slavoj Zizek, en su documental 
“The Pervert’s Guide to Cinema”, habla sobre la antinatura del deseo humano, postula que son artificiales y hay que enseñarnos a desear, lo describe de la siguiente manera: “El cine es la más perversa de las artes. No te da qué desear, te dice cómo desear”. Slavoj también hace un análisis de distintas escenas de “Blue Velvet”, como el inicio, en el que aparece una típica familia en una pequeña comunidad de Estados Unidos, la madre ve cómodamente la televisión y el padre riega el jardín durante un hermoso día soleado.


película Blue Velvet


Luego el hombre sufre un ataque y cae al pasto, con esto Lynch crea una transición visual en la que nos adentra en lo caótico de la escena y la ruptura de la autoridad paterna en la historia. Todo esto ilustrado con un extreme “
close up” a una comunidad de insectos en el jardín. La segunda escena es uno de los momentos más celebres del filme: Jeffrey se encuentra escondido en el closet del departamento de Dorothy mientras llega Frank, y los observa en su extraña relación sadomasoquista.

Zizek lo expresa en tres perspectivas: la primera de Jeffrey, quien interpreta al niño que observa por primera vez la relación coital de sus padres y las posibilidades que puede apreciar; la segunda es Frank, quien con el uso de gestos y muecas excesivas interpreta al padre sustituto, esa imagen corrompida desde el inicio de la película; y la tercera, la pasividad de Dorothy ante el brutal ataque de Frank, que parece estar en un trance del cual intenta regresar por medio de los golpes.


peliculas vouyeristas blue velvet


Un ambiente peculiar en las películas de Lynch es que todo puede ocurrir, la inhibición moral desaparece y de esta forma nos atrevemos a observar y confrontar nuestros deseos más profundos. La canción 
“In Dreams”, que forma parte del soundtrack, evoca la postulación del personaje, quien al tener un bloqueo de la realidad, escapa al sueño, pero al final éste es más horrible.

“La realidad es para quienes no son fuertes para afrontar sus sueños”.
Slavoj Zizek


peliculas david lynch

Quienes estamos acostumbrados al cine de Lynch ubicamos el toque y estilo en sus producciones. El uso de luz para destacar objetos importantes, creando espacios y ambientes; el uso de las sombras proyectadas como resultado de la fotografía; los claroscuros que acompañan una acción templada entre los personajes, hacen dudar si estás en una posible realidad o un sueño que puede alterarse en cualquier momento.


película Blue Velvet

Con todo lo anterior pensamos en la necesidad de Jeffrey dentro de la historia, en su gusto policíaco que comienza como un juego, en su deseo por el sexo opuesto y la necesidad de ayudar al prójimo. Esta realidad tan frágil que puede quebrarse con cualquier estímulo humano, llegando a distorsionar nuestra zona confort como espectador. La distorsión de nuestra realidad dentro de otra realidad. El final feliz con una comida familiar afirma la última postulación de Zizek ante los sueños: el petirrojo postrado en la ventana de la cocina comiéndose al insecto.

Todos somos voyeristas como Jeffrey observando entre el espacio de las puertas del closet.





película Blue Velvet


**

El cine es capaz de representar por medio de una película las emociones que una persona experimenta a lo largo de su vida y podemos aprender mucho de ellas, como esta película que exhibe la locura, el sinsentido y lo absurdo de la existencia. Además, estas son las películas que debes ver en Netflix antes de que termine el año.







Comenta