La película que nos muestra que los mexicanos viven en una constante desigualdad | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

La película que nos muestra que los mexicanos viven en una constante desigualdad

El ruso Sergei Eisenstein es considerado, por muchos, el padre del montaje y con el estadounidense D.W. Griffith, lograron innovar la manera de narrar una historia a través del lenguaje cinematográfico. Las prácticas de Griffith y Eisenstein difieren un poco en cuanto a su línea u objeto de montaje; es decir, Griffith se concentró en unir […]





El ruso Sergei Eisenstein es considerado, por muchos, el padre del montaje y con el estadounidense D.W. Griffith, lograron innovar la manera de narrar una historia a través del lenguaje cinematográfico. Las prácticas de Griffith y Eisenstein difieren un poco en cuanto a su línea u objeto de montaje; es decir, Griffith se concentró en unir las imágenes en relación a sucesos y acciones dramáticas; Eisenstein le otorgó una mayor relevancia a las emociones como motivo de enlace y creación de contenido.

 Entre las teorías del montaje propuestas por Eisenstein, destaca el “de atracción”, pues estaba convencido de que éste ocupaba un papel relevante en el proceso creativo de un filme; la yuxtaposición de imágenes podía y debía aportar a la construcción de significados. Con esto sugiere que el conjunto de planos interactúan en función de un objetivo en común, son un conjunto de piezas de rompecabezas que unidas construyen una imagen.


Qué viva México de Sergei Eisenstein

La película “¡Qué viva México!” (1979), dirigida por Sergei y Grigori Aleksandrov, es un ejercicio de montaje, como si se tratara de un homenaje a uno de los grandes promotores de este proceso. En el prólogo, Grigori (el narrador) cuenta la anécdota de cómo su amigo terminó en México, rodando una película en la que pretendía mostrar fragmentos de la historia, vida y costumbres de los mexicanos; una “colorida sinfonía de México”, en la que utilizó el montaje de atracción y los bocetos que dejó Einsenstein, por lo que Aleksándrov se dio a la tarea de concretar el trabajo que dejó inconcluso en 1930 por falta de presupuesto.




La cinta está dividida en diferentes episodios de lo que Eisenstein consideró rescatar como parte de su experiencia en México. El primer capítulo es un recorrido por las pirámides y ruinas aztecas, hace referencia a la mezcla de épocas y a los vestigios; mantiene un juego de perspectivas para realizar una comparación entre las esculturas de los rostros tallados que aún se mantienen en las pirámides y de los rostros vivos. Un ejemplo de ello es cuando coloca una cara en primer plano y la pirámide en segundo. Con esto Eisenstein buscaba recordar que las huellas del pasado se mantienen vivas en el presente, y no sólo en los vestigios u objetos desgastados, sino en nosotros y en nuestros rasgos.


Qué viva México de Sergei Eisenstein


Después da lugar a un relato en el cual se muestra una de las formas sociales más características del país: el matriarcado, que paradójicamente da pie a una larga tradición machista. Eisenstein representa la cotidianidad desde una perspectiva extranjera —a pesar de estar muy inmiscuida—, y la convierte en magia, en algo extraordinario. La trama gira en torno a Concepción, una joven mujer que sale a trabajar todas las mañanas con la ilusión de obtener lo necesario para hacer realidad su sueño de casarse; son las mujeres, las luchadoras y las encargadas de mantener al hombre siempre contento.

Para el director también fue importante mostrar los preparativos de diversos rituales que se acostumbran en México, pues como parte del folklore, toda ceremonia es importante y motivo de celebración. Asimismo, representan una oportunidad para mostrar el valor y autoridad de los ancianos  —abuelas y madres— sobre los jóvenes, y su presencia en la toma de decisiones.


pelicula que viva mexico

Eisenstein retrata las emociones de los rostro de los involucrados en ellos, la comida, el desfile, los bailes y los espacios; todo aquello que se conjuga para dar lugar a un momento importante en la vida del mexicano. Posteriormente, se marca la pauta al mestizaje, a la colonización, al choque de culturas, de cómo las tradiciones convergen, y el respeto a la madre y el culto a la virgen como la máxima figura materna.


que viva mexico movie

Los mexicanos siempre han sido devotos a algo, por eso los españoles encontraron en la religión una manera de someter al pueblo; aunque los ritos y las deidades cambiaron luego de la colonización, la devoción nunca se ha desvanecido. Por ejemplo, la representación de la peregrinación de Cristo es una tradición que se convirtió en mexicana a causa de la Nueva España, o la creación de la Virgen de Guadalupe como una necesidad de adaptar las nuevas creencias con los rasgos de su tierra, pues en un esfuerzo por generar empatía, los mexicanos le colocaron características físicas que reconocen en ellos a una imagen que les fue impuesta.


que viva mexico cinta que debes ver

Por último, Eisenstein retrató uno de los escenarios más conmovedores de la realidad mexicana: la desigualdad social. Ésta se hizo más latente luego de la colonización, y es uno de los principales estandartes de la idiosincrasia mexicana. El episodio comienza con la representación de la clase agricultora y su labor en el campo, así como la riqueza que las tierras mexicanas poseen, como las bebidas con pulque que elaboran y terminan en boca de sus opresores. 

En la película se muestra la historia de un campesino que, bajo el dominio feudal, decide contraer matrimonio y es obligado a presentar a su mujer ante su patrón. El conflicto se desarrolla cuando éste se la arrebata, y como resultado de tal humillación, un grupo de campesinos busca venganza y se enfrenta con los caudillos; la batalla tiene lugar entre los magueyes y las hojas sirven como porta balas. Se derrama el pulque, se derrama la sangre y pierden los pobres.  


Qué viva México de Sergei Eisenstein


En el epílogo, desde una mirada extranjera, se establece uno de los más grandes problemas del mexicano: su lucha interna. Aleksándrov menciona al México revolucionario, aquel que aún no descansa, que en algún punto se dio cuenta de que la fuerza reside en la unidad, en la unidad que aún se busca. Aunque en la cinta también se hace presente el optimismo, como la fiesta que surge en la tragedia: el Día de los Muertos, una de las tradiciones más emblemáticas, pues el mexicano no se burla de la muerte, sino que la toma como una celebración de la vida. Una película imprescindible de ver para entender nuestras raíces. 


Qué viva México de Sergei Eisenstein



**

A través de películas podemos conocer parte de nuestra historia, así como a aquellos personajes que cambiaron el rumbo del país, por eso descubre quién fue la mujer que con su seducción e inteligencia manipuló el destino de México.




Comenta