Películas latinoamericanas que debes ver si eres amante... - Cultura Colectiva

Reciente

Películas latinoamericanas que debes ver si eres amante del buen cine

“Con un buen guión puedes hacer una película buena o una película mala. Con un mal guión sólo tendrás películas malas”.Akira KurosawaCuando se habla de filmes hechos en Latinoamérica se suelen escuchar ecos que retumban y rayan en el prejuicio: “El cine mexicano es malo”, “América Latina no hace buen cine”, “es que no hay […]



“Con un buen guión puedes hacer una película buena o una película mala. Con un mal guión sólo tendrás películas malas”.

Akira Kurosawa


Cuando se habla de filmes hechos en Latinoamérica se suelen escuchar ecos que retumban y rayan en el prejuicio: “El cine mexicano es malo”, “América Latina no hace buen cine”, “es que no hay muchos exponentes que valgan la pena”, “los cuadros y secuencias son muy aburridos y sin sentido”. Quizás algunos podrán tener razón; sin embargo, también hay muchas películas francesas, italianas, alemanas o estadounidenses -incluso de grandes directores- que no valen la pena.

Tal vez sea cuestión de leer unas cuantas reseñas o críticas, sumergirse en artículos o escuchar a personas que hayan visto de todo un poco en cuanto a cinematografía se trata, para darse cuenta de que el universo del séptimo arte ofrece grandes joyas que están esperando ser vistas. 

Jean Luc Godard decía:
“el cine es como un diario personal, un portátil o un monólogo de alguien que intenta justificarse ante una cámara”. Los espectadores, por su parte, son testigos de las desdichas, dramas, alegrías, caídas o romances, y los filmes latinoamericanos cuentan con todo eso.

A continuación te compartimos algunas películas que debes ver para así constatar que en nuestro continente también se hace buen cine:



“Secreto de confesión”, Henry Rivero (Colombia)


peliculalatinoamericana

“Secreto de confesión” es una película colombiana de Henry Rivero, y quizá calle los clichés de las frases que mencionamos líneas arriba. El argumento principal presenta a un sicario que debe hacer su trabajo (asesinar a un sacerdote, a quien le confiesa que debe asesinarlo), y un padre que teme acusarlo con las autoridades porque entonces estaría rompiendo un pacto que ha hecho ante Dios; a esto se suman otras historias interesantes, dándole un toque más complejo al hilar subtramas a la principal. Si te gustan los thrillers  tipo “Hannibal”, “Seven” o secuencias de acción pura, esta es una muy buena opción latinoamericana.





“El silencio de las moscas”, Eliezer Arias (Venezuela)

peliculalatinoamericana


El director Eliezer Arias dedicó parte de su vida a una investigación que le causaba mucha curiosidad: no comprendía los sucesos de las comunidades de la región de Mérida en Venezuela; los suicidios eran tan frecuentes que los pobladores utilizaban diversas prácticas para matarse, desde ingerir productos químicos de uso agrícola, hasta ahorcarse. De eso trata este documental venezolano.

Este largometraje reúne las entrevistas a dos madres, quienes relatan cómo sus hijas regresan de forma espiritual para contarles lo que sucede después de la muerte, no salen a cuadro pero acompañan en voz en off las imágenes que el director presenta durante todo el filme.

Nominado como mejor documental en el festival de Málaga en el 2014, esta cinta rompe con toda ficción, ideal para amantes de historias incomprensibles y fuera de lo común. Una investigación ardua del director con historias crudas y difíciles de digerir.





“Whisky”, Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll (Uruguay)

peliculalatinamericana


“Whisky” es el relato de una casa que se sitúa en cualquier barrio de Montevideo, aparentemente normal. Sin embargo, el filme cuenta con distintos giros de trama que la hacen una película poco convencional. Los directores –Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll– plasman la historia del dueño de una fábrica de calcetines que brindó toda la vida, atención y cuidado a su madre, pero cuando ésta muere, Jacobo Köller (Andrés Pazos) le recriminará a su hermano, a quien no ha visto en décadas, haberle arrebatado todo lo interesante que pudo hacer. 
Un filme romántico que no contiene escenas innecesarias, y que muestra el  coqueteo y esperanza de los personajes al borde de la decadencia. Para muchos una de las mejores películas uruguayas de los últimos años.





“Corazones Rotos”, Rafael Montero (México)

corazones-rotos


Seis familias, seis historias diferentes en una unidad habitacional de la Ciudad de México, es lo que retrata Rafael Montero en “Corazones Rotos”, película que trae consigo la imagen de los barrios capitalinos, sus contrastes y desigualdades. Hay ciertas peculiaridades estéticas que hacen a este filme uno de los mejores de Latinoamérica; cada departamento está pintado por un color que matiza el contexto del personaje, lo explota.

El cuarto rojo es la historia de una prostituta que cuida de su hijo; el verde es el espacio de convivencia de una pareja que sobrevalora el dinero; el amarillo es el de una familia que intenta guardar las apariencias de su verdadera situación; el azul muestra la tristeza, angustia y decadencia, interpretadas por dos personajes que rentan el cuarto; el blanco, con tonos cálidos, es el hábitat de un matrimonio con dos hijas que enfrenta las dificultades del desempleo y sus deudas. Y por último, el blanco con matices fríos, muestra la falta de amor y el rencor que domina a las dos personas que lo habitan. Este drama muestra algunas realidades de la sociedad mexicana.

trailer 4 CORAZONES ROTOS from rafael montero – director on Vimeo.

 

“El Clan”, Pablo Trapero (Argentina)

peliculalatinoamericana

“El Clan” es una película del director argentino Pablo Trapero, la cual está inspirada en una historia real, ambientada en la década de los 80. La familia Puccio se encargaba de secuestrar a empresarios, gente con mucho dinero y juniors, cobraban el dinero y después los mataban.

En la película la historia gira en torno al auge de la familia Puccio, comandados por el padre, Arquímedes (Guillermo Francella) y su mano derecha, Alejandro Puccio (Peter Lanzani). Recomendable si te gusta el drama policiaco y los giros inesperados. Desde Argentina para el mundo, Trapero regala este  largometraje que ganó el premio a Mejor Película Hispanoamericana en los Premios Goya, y el León de Plata para la dirección en el Festival de Venecia.






“El Club”, Pablo Larraín (Chile)

peliculalatinoamericana

Pablo Larraín, conocido por películas como “No” (2012) o “Tony Manero” (2008), cuenta una historia derivada de experiencias personales. En 2011 el cineasta observaba la foto de una casa alemana, y después de investigarla se dio cuenta de que era propiedad de un antiguo cura chileno acusado de pedofilia quien disfrutaba con total impunidad de la quietud y descanso. Tres años después el director gestaba una puesta en escena que despreciaba el tema del abuso sexual; en 2015 estrenó esta película, con toda la carga e influencia de los dos acontecimientos anteriores.

En la película aparecen cuatro curas obligados a recluirse en una casa ubicada en un pueblo costero de Chile; ahí los cuida una monja y viven en total descanso, pero la llegada de otro inquilino altera sus costumbres a tal grado que el resultado es un largometraje lleno de drama con tintes terroríficos. Este filme le dio a Larraín el Oso de Plata y el Gran Premio del Jurado en el Festival de Berlín.





Sin pretensiones, estas películas latinoamericanas no sólo han llegado al nivel de las intocables extranjeras, sino que algunas las superan, prueba de ello son los festivales donde han sido galardonadas, como el Festival de Berlín o el de Cannes, dos de los más importantes en el universo cinematográfico. Al final las rivalidades importan poco, lo mejor de un filme es su contenido, su fuerza y virtudes estéticas, como dice Woody Allen “una película de éxito es aquella que consigue llevar a cabo una idea original”. 


**

Y como sabemos que te encanta el cine, te recomendamos una lista de 5 películas para entender la complejidad de las relaciones humanas, que puedes disfrutar con alguno de estos alimentos que saben mejor cubiertos con chocolate.

 

Comenta