Poemas para las personas nefastas que cuando tienen lo que quieren, lo destruyen | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva Poemas para las personas nefastas que cuando tienen lo que quieren, lo destruyen | Cultura Colectiva

Reciente

Poemas para las personas nefastas que cuando tienen lo que quieren, lo destruyen

Su madre solía castigarla si la descubría leyendo o escribiendo —porque prefería que se educara para ser una buena ama de casa—, la española Gloria Fuertes publicó su primer poema a los 14 años; escribía como un intento de mitigar las adversidades a las que tuvo que hacer frente desde su infancia, como lo relata […]


Su madre solía castigarla si la descubría leyendo o escribiendo —porque prefería que se educara para ser una buena ama de casa—, la española Gloria Fuertes publicó su primer poema a los 14 años; escribía como un intento de mitigar las adversidades a las que tuvo que hacer frente desde su infancia, como lo relata en su poema autobiográfico: “A los nueve años me pilló un carro, y a los catorce me pilló la guerra; a los quince se murió mi madre, se fue cuando más falta me hacía”.

Siempre se ganó la vida con su máquina de escribir, primero copiando direcciones, después como secretaria, bibliotecaria, hasta que comenzó a trabajar como redactora en una revista en la que publicaba semanalmente cuentos, historietas y poesía para niños. Su sentido de justicia social la llevó a crear una biblioteca infantil ambulante que se desplazaba por los pueblos y comunidades de bajos recursos, con la intención de acercar los libros a todo el mundo: “Voy por los pueblos, aldeas y provincias de España. A los que no compran libros —porque allí no llega el libro, o el dinero, o la alfabetización—, yo, humildemente, les llevo mi libro vivo, en mi voz, cascada y rota, en mi cuerpo, cansado y ágil. Así sé que mi poesía también es oral, así la entiendo y me entienden”. En la década de los 50 creó “Versos con faldas”, la primera tertulia literaria para visibilizar la obra de las mujeres poetas en España, y durante los años 60 fue profesora de Literatura Española en los Estados Unidos, país donde su obra alcanzó mayor aceptación y reconocimiento que en su Madrid natal.


poemas de gloria fuertes


Algunos han calificado su poesía como pueril por su tratamiento directo, sencillo, comprensible, accesible y desprovisto de accesorios; sin embargo, la autora dejó claro que su objetivo poético fue de carácter comunicativo: “Necesitaba decir lo que sentía, decirlo sin preocuparme por cómo decirlo. Quería comunicar el fondo, no me importaba la forma, tenía prisa”; la poeta consideraba que “antes que contar las sílabas, los poetas tienen que contar lo que pasa”. No obstante, pese a las críticas y las resistencias, Fuertes construyó su estilo narrativo único, rechazó las influencias y se concentró en profundizar la intensidad de temas como el amor, la muerte, la pobreza, la guerra, el racismo y la soledad. Por lo que te invitamos a conocer o releer algunos de sus poemas:


‘Lo confieso’

Es triste, y porque es triste, lo confieso;

aquí estoy yo y vengo voceando,

buceando, mejor, en la niebla;

ahorcándome la voz entre los álamos.

Ganándome el sudor con este pan,

ganándome la vida con las manos,

ganándome el dolor con el placer,

ganándome la envidia con el salmo.

Ganándome la muerte con la vida,

voy consiguiendo todo sin el llanto,

que soy la mujer fuerte que se viste

y medita mirando el calendario.

Es triste, y porque es triste, lo confieso,

cuesta mucho vencerse, sin embargo,

intenta dar un beso al enemigo

verás que sale luz de tu costado.



‘Poeta de guardia’ (extracto)

Y nadie suena, o quema, o hiela o llama

en esta noche,

en la que,

como en casi todas,

soy poeta de guardia.



poemas de gloria fuertes


‘Al borde’


Soy alta;

en la guerra

llegué a pesar cuarenta kilos.

He estado al borde de la tuberculosis,

al borde de la cárcel,

al borde de la amistad,

al borde del arte,

al borde del suicidio,

al borde de la misericordia,

al borde de la envidia,

al borde de la fama,

al borde del amor,

al borde de la playa,

y, poco a poco, me fue dando sueño,

y aquí estoy durmiendo al borde,

al borde de despertar.




‘Nací para poeta o para muerto’


Nací para poeta o para muerto,

escogí lo difícil

—supervivo de todos los naufragios—,

y sigo con mis versos,

vivita y coleando.

Nací para puta o payaso,

escogí lo difícil

—hacer reír a los clientes desahuciados—,

y sigo con mis trucos,

sacando una paloma del refajo.

Nací para nada o soldado,

y escogí lo difícil

—no ser apenas nada en el tablado—,

y sigo entre fusiles y pistolas

sin mancharme las manos.


poesia de gloria fuertes


‘La gente corre tanto’


La gente corre tanto

Porque no sabe dónde va.

El que sabe dónde va.

Va despacio,

para paladear

el «ir llegando».


‘Cacería’ (extracto)


Hay personas nefastas,

lo buscan, lo conquistan, lo destruyen,

lo siguen, lo persiguen, lo acosan,

lo alcanzan, lo matan.


gloria fuertes poesia


‘Canción del negro’


Yo nací negro y libre en África del Sur,

yo vivo negro y libre en la América del Norte.

Los blancos me quitaron la libertad

pero no pudieron contra mi piel,

yo sigo negro y libre en la América del Norte.

Mis abuelos del África del Sur

aún rizan el cabello de mis hijos

en el vientre de mi mujer.

Yo nací negro y libre en el África del Sur,

ahora soy un ciudadano norteamericano.

Tengo que seguir siendo fuerte, negro y libre

y nunca contar a mis hijos que sus amigos

son biznietos de los que me hicieron esclavo.



‘Aunque nos muriéramos al morirnos’ (extracto)

Muerte es que no nos miren los que amamos,

muerte es quedarse solo, mudo y quieto

y no poder gritar que sigues vivo.



poemas de gloria fuertes



**

Los personas necesitan experimentar el amor, la decepción y el dolor para sentir que de verdad están viviendo; sin embargo, la necesidad por el amor a veces puede convertirse en una obsesión, lee más aquí.

**



Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Steven Grindler.



Comenta