Por qué las películas basadas en videojuegos suelen ser decepcionantes | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

Por qué las películas basadas en videojuegos suelen ser decepcionantes

Hay que empezar por algo. Quizás el primer peldaño sea la historia. Después de todo, algunos títulos han salido airosos al mutar a otros formatos. Pero no todo es tan fácil, sobre todo si se toma en cuenta el grueso de las producciones como punto de referencia. Parece ser una tendencia prácticamente irreversible que cualquier adaptación […]



Hay que empezar por algo. Quizás el primer peldaño sea la historia. Después de todo, algunos títulos han salido airosos al mutar a otros formatos. Pero no todo es tan fácil, sobre todo si se toma en cuenta el grueso de las producciones como punto de referencia. Parece ser una tendencia prácticamente irreversible que cualquier adaptación de un videojuego a la gran pantalla termine siendo una gran decepción.

En 1993 Super Mario Bros. pasó de la consola de Nintendo al live-action del cine. Bob Hoskins protagonizó esta adaptación poco loable del plomero más famoso de la historia de los videojuegos. La cinta quedó en el pasado como uno de los peores ejemplos, aunque el presente no está exento de culpas: Michael Fassbender hace su mejor esfuerzo en una lánguida Assasins’s Creed, basada en la saga de Ubisoft. Por otro lado, ni la mejor tecnología CGI puede hacerle justicia al épico World of Warcraft.





Las películas adaptadas de los videojuegos parecen estar destinadas a fallar. Hay algo casi imperceptible que hace dudar a la audiencia y que se traduce en un “hay algo que le falta, pero no sé qué es”. De hecho existe una teoría que podría esclarecer un poco el asunto. En la traducción de lo jugable a lo cinematográfico se pierde un factor vital para los videojuegos: la inmersión. De acuerdo con Bartholomäus Wissmath, David Weibel y Rudolf Groner, la inmersión o “presencia” alude a los “contenidos multimedia que son percibidos como reales en un sentido en el que los usuarios experimentan la sensación de estar localizados en el entorno inmediato del juego”. Esto describe una experiencia significativa que corresponde al arte de los videojuegos, a su estética y a cómo plantea su vínculo con el usuario.

El primer obstáculo con el que se topan las películas adaptadas a los videojuegos es el de lidiar con un consumidor que viene acostumbrado a controlar el juego como medio activo y colocarlo en una silla a disfrutar una historia ya conocida, pero esto puede ser asunto de puristas y fanáticos de los videojuegos, que en el fondo serán siempre exigentes en cuanto a lo que se haga con el título que tanto disfrutan.





Tal vez necesitamos menos adaptaciones, dejarle a los juegos lo que es de los juegos y al cine lo que es del cine. Retomando la idea, a continuación presentamos las razones por las que comúnmente las películas basadas en videojuegos, más que un digno homenaje a la obra original, son decepcionantes, pues los siguientes elementos influyen de manera directa en la inmersión que experiementa (o no) un jugador:

1. El movimiento de los personajes


mirror's edge-utopía-dictadura-videojuego-totalitarismo


El movimiento de un personaje y la física de un mundo que responde de manera fluida a los controles y experiencia del usuario es una experiencia que se pierde por completo en una película. Al ser ésta la principal característica de un juego, el cine la muestra bastante bien, sin duda alguna, pero desdibuja el propósito lúdico y desarticula todo lo demás.


2. La música y efectos de sonido


ocarina of time mejores videojuegos historia


El soundtrack y la gama de sonidos que producen las cosas cuando te mueves por aquel mundo aparentemente virtual son una pared de referencias que, erróneamente, podrían considerarse fáciles de reproducir en cine. Sin embargo, en la gran pantalla no aportan tanto a la inmersión en la historia.


3. La interacción


videojuegos programacion


La sensación de que los elementos que conforman el mundo a tu alrededor son algo con lo que puedes interactuar y no simple utilería dan mayor peso a la amalgama de la historia en un videojuego. En el cine sólo queda la historia y las imágenes como elementos que se presencian para disfrutarlos, lo que le resta gran parte de su esencia original.


4. La historia


videojuegos en peliculas


La historia en desarrollo es consecuencia directa de tus decisiones y exploración (en mundos no lineales). Aunque tal vez sea un poco injusta la comparación, pues la experiencia del gamer es muy distinta a la de quien ve una película, hay que tomar este factor, pues la dimensión de la historia varía considerablemente según sea el formato. Al pasar de videojuego a cine no sólo pierde mucho en aras de condensarla en menos tiempo (la película de Assasin’s Creed empieza a condensar en unos 120 minutos los primeros sucesos de una saga que va por la novena entrega), sino que es despojada completamente de la libertad para desarrollarse según las habilidades y la creatividad del jugador, quien es despojado de ese privilegio ante la adaptación fílmica.


5. Empatía


películas basadas en videojuegos


Películas como la serie de Resident Evil o Assasins’s Creed ponen especial empeño en las secuencias de acción y desaprovechan otros elementos que podrían dar al espectador una sensación de sentirse parte de la historia o tener algún vínculo con los personajes. En cierto modo, se rompe la empatía propia del videojuego pero también la del cine, que no es ajeno a este aspecto. En películas de suspenso como Seven (David Fincher, 1995), por ejemplo, el espectador sigue al protagonista, física y emocionalmente, uniendo las piezas del relato hasta llegar al desenlace. Es un mal signo para una adaptación cinematográfica de un videojuego perder este aspecto, como también lo es para cualquier película, para ser honestos.

Cabe entonces hacerse un par de preguntas: ¿Por qué algunas historias parecen más interesantes cuando las jugamos y somos parte de ellas que cuando las vemos desarrollarse ante nosotros en un formato distinto? ¿Será que las tramas que tanto amamos como jugadores no resultan tan interesantes hasta que pasan por nosotros y las construimos con nuestra experiencia?

***

Aún hay mucho por considerar en cuanto a los videojuegos. Hay quienes piensan que son simplemente un artículo de lujo de la tecnología más avanzada que sólo sirve para cultivar el ocio.Otros, sin embargo, los ven como una nueva forma de arte.

Comenta