5 problemas que debemos resolver antes de viajar a Marte | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

5 problemas que debemos resolver antes de viajar a Marte

Marte es el siguiente gran paso de la humanidad. A un tris de que se cumpla medio siglo desde la llegada del hombre a la Luna, poner un pie en el planeta rojo se ha convertido en una obsesión para todos quienes sueñan con llegar a los confines del espacio en el inicio del siglo […]



Marte es el siguiente gran paso de la humanidad. A un tris de que se cumpla medio siglo desde la llegada del hombre a la Luna, poner un pie en el planeta rojo se ha convertido en una obsesión para todos quienes sueñan con llegar a los confines del espacio en el inicio del siglo XXI.  A finales de 2016, Elon Musk prometió llegar a Marte antes de 2025, mientras Barack Obama se comprometió, tal y como lo hizo Kennedy antes de llegar al satélite natural de la Tierra, a que el primer humano pisará la superficie marciana en 2030. Sin embargo, no todo es tan sencillo e inocente como parece.
 
¿Quién habrá de dar el siguiente paso en la exploración espacial, de qué forma y con qué fines? Aquí algunos problemas que exigen ser resueltos antes de pensar siquiera en una misión realista con destino a poner el primer pie en el planeta rojo:


Marte: un territorio hostil para la vida


curiosity cronica demencia

A una distancia promedio de 58 millones de kilómetros de la Tierra, viajar al planeta rojo no se compara con una misión de rutina a la Estación Espacial Internacional, ni el lanzamiento de una sonda espacial no tripulada. Se trata de un viaje con un grado de dificultad insospechado, sin precedentes en la historia humana y como tal, requiere de una portentosa investigación, específicamente sobre las condiciones a las que se somete el cuerpo humano en un ambiente tan hostil como el espacio.

A una lejanía inimaginable del planeta que nos vio evolucionar como especie gracias a sus condiciones idóneas y la existencia de un campo magnético que protege a todos los organismos vivos de la radiación cósmica, el concepto de supervivencia se torna muy distinto al terrestre. Los estudios realizados hasta el momento sobre los efectos en roedores expuestos a partículas radiactivas mostraron daños neurológicos que podrían comprometer una misión a Marte y a largo plazo, resultar fatales.



¿Quién llegará primero a Marte y para qué?

ciudad marte

La exploración espacial atraviesa la fase final de una transformación sin precedentes: los grandes programas con misiones tripuladas que finalizaron con el alunizaje del Apolo 17 en 1972, se transformaron en proyectos discretos de largo plazo liderados por sondas espaciales, motivados por el recorte al presupuesto de las agencias de todo el mundo (especialmente la NASA) y el poco interés que generó en el público volver a enviar humanos al espacio una vez terminada la frenética carrera espacial de la Guerra Fría.

 Como nunca antes, los recursos económicos para financiar programas espaciales dependen en mayor medida de la iniciativa privada que del dinero público de agencias estatales. Empresas como SpaceX, Blue Origin, Deep Space o Virgin Galactic están interesadas en cooperar para la osadía de conquistar el mundo más próximo a la Tierra.

Esto supondría un cambio radical en el objeto de la exploración y la motivación detrás de la primera –e hipotética– misión tripulada a Marte, abriendo un abanico de posibilidades impulsadas no sólo por los fines científicos que se perseguían en el pasado, también (y sobre todo) por motivos económicos y oportunidades invaluables de ganancia. Oportunidades multimillonarias como la minería y el turismo espacial se vislumbran como los negocios más lucrativos del futuro próximo.



¿De quién es el espacio?


marte cronica demencia

Según los Tratados sobre el espacio Ultraterrestre firmados por la ONU y reconocidos por 103 naciones del globo hasta 2015, ningún cuerpo del espacio exterior, ni siquiera la Luna “podrá ser objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación, ni de ninguna otra manera”. En el papel, el documento pionero en Derecho internacional sobre el espacio resguarda los mundos de la posesión nacional o privada; sin embargo, la legislación estadounidense marcha en sentido opuesto.

En diciembre de 2015, Barack Obama aprobó la U.S. Commercial Space Launch Competitiveness Act, que grosso modo brinda facultades legales a los ciudadanos y empresas estadounidenses para apropiarse de cualquier recurso perteneciente a cualquier cuerpo celeste (incluso la Luna) y explotarlo para su comercialización.



¿De quién será Marte?

marte que le pasa a tu cuerpo en el espacio


El contexto anterior permite anticipar problemáticas que habrán de desarrollarse una vez que la llegada a Marte sea una realidad. El tono urgente de Elon Musk (dueño de SpaceX, la compañía más aventajada en desarrollo de tecnología aeroespacial) sobre la imperiosa necesidad de alcanzar la superficie marciana, reafirma la obsesión de las distintas empresas que participan en la nueva carrera espacial de hacerse –literalmente– de un nuevo mundo. 



He ahí la importancia de la naturaleza de la expedición primigenia que llegará a Marte. Esta definirá en gran parte el curso que habrá de tomar, al menos durante los primeros años, el uso y la acción del hombre en el planeta rojo. 

**

Conoce más sobre SpaceX y el contexto detrás de”El plan macabro detrás de la idea de viajar a Marte de Elon Musk“. Descubre los pormenores de la presentación del multimillonario en Guadalajara en 2016 luego de leer “Elon Musk y la obsesión humana por colonizar Marte“.



Ciencia | Historia | Política | Economía crítica

Comenta