6 cosas que hacen de Star Wars una historia poco original pero la más icónica de los últimos 100 años | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva

Reciente

6 cosas que hacen de Star Wars una historia poco original pero la más icónica de los últimos 100 años

Para Luis, y esa generación de los 80 obsesionada con la saga. La mejor escena de “Star Wars: Episode IV—A new hope”, es en la que el joven protagonista, Luke Skywalker, mira hacia el ocaso a través de las dunas de los inacabables desiertos de Tatooine (uno de los múltiples planetas que se presentan a lo […]

Para Luis, y esa generación de los 80 obsesionada con la saga.

 

La mejor escena de “Star Wars: Episode IV—A new hope”, es en la que el joven protagonista, Luke Skywalker, mira hacia el ocaso a través de las dunas de los inacabables desiertos de Tatooine (uno de los múltiples planetas que se presentan a lo largo de la saga); un atardecer de dos soles ocupa la pantalla mientras Skywalker se pregunta si en la lejanía del espacio encontrará un destino alejado del páramo estéril de los alrededores. Una escena similar existe en una de las entregas más recientes de la franquicia, “Star Wars: The force awakens”, cuando la heroína observa una nave ascendiendo, a través del casco de un piloto cuya apariencia recuerda a la trilogía original. Ambos momentos capturan, en esencia, el atractivo de Star Wars para los espectadores desde 1977.



Los vuelos de los “X Wings” y los rugidos de los “TIE fighters” envuelven las salas de cine mientras los combates con sables láser impresionan a la concurrencia, pero Star Wars es más que efectos especiales para los adeptos a las hazañas de la familia Skywalker, pues no sólo muestra la proeza de una orden de caballeros fieles a una religión perdida en la lucha contra un imperio despiadado. Star Wars es una epopeya de la cultura pop, es parte de los nuevos mitos de la civilización occidental, un fenómeno cultural del siglo XX, igual que la beatlemania, el surrealismo, los cómics y la literatura fantástica de Tolkien.

La contracultura, durante la primer mitad del siglo XX, permeó la literatura, la música y el cine, lo que permitió el nacimiento de Star Wars.

star-wars

La guerra de las galaxias guarda una relación vasta con otros productos culturales de los últimos años. Además de ser una maravilla de la ficción, la franquicia es sumamente lucrativa para los estudios, cuyos beneficios no le han permitido morir durante sus 40 años de vida.

Pese a su innovación y las particularidades que se presentan en toda la saga a través de los diseños de personajes, regiones y vehículos, Star Wars tiene raíces más antiguas que el propio George Lucas, las influencias en la historia son abundantes y le otorgan al relato de “la fuerza”, una identidad compleja.

A continuación te presentamos seis aspectos que hacen de Star Wars la historia más icónica de los últimos 100 años:


El camino del héroe

el-camino-del-heroe

La aventura de Luke Skywalker por convertirse en un caballero Jedi es todo menos una primicia. El viaje del joven para enfrentar al imperio recuerda las antiguas leyendas medievales sobre “paladines”, aprendices de las enseñanzas de la sociedad feudal bajo la tutela de caballeros experimentados, que acaban envueltos en una expedición por salvar a alguna princesa. La aventura de Luke como protagonista parece extraída de las leyendas artúricas, y la historia que gira en torno a él obedece a las condiciones del mito.

En Star Wars tenemos al clásico protagonista de origen humilde, como sus equivalentes en las tradiciones más nobles. Por supuesto, como en muchos relatos de espadas y princesas, tenemos un maestro para el héroe, talentoso en artes ocultas como la brujería. Los correspondientes al papel del mago de las fábulas clásicas, en este caso son Ben Kenobi y Yoda, que ilustran a Luke en las antiguas prácticas de la fuerza.  Sumados al recorrido de Skywalker, están sus compañeros de viaje: Han, Chewie y Leia, un par de caza recompensas que hacen las veces de antihéroes, y la última, líder de la rebelión y prisionera del Imperio.

Es claro que Star Wars no es una historia nueva, sus elementos argumentales han acompañado la inventiva de cientos de autores durante todas las épocas de la narración fantástica; el guión de George Lucas es el resultado de la asimilación de todas las historias del hombre.

El escritor, antropólogo y experto en mitología: Joseph Campbell, interpretó todas las tradiciones míticas en un modelo básico, al que llamó “el mito único”; su libro, “El héroe de las mil caras”, expone su concepción de la cultura a través de los héroes que protagonizan los mitos de la civilización. En el libro, Campbell propone que los héroes de numerosos mitos, de diferentes épocas y regiones, comparten una estructura única y componentes que se repiten.

luke-skywalker


En el mito único describe el viaje del héroe como una progresión de faces: en principio se marcha del mundo ordinario para adentrarse a un terreno repleto de pruebas que enfrentará con ayuda de un mentor, a la vez que se encuentra con aliados y enemigos para salir victorioso, lograr una recompensa y emprender el camino de regreso al mundo ordinario, donde finalmente deberá encarar una prueba definitiva en compañía de un joven aprendiz que tomará su lugar.

La saga de Star Wars refiere al mismo modelo: Luke atraviesa por dichas fases, desde su partida de Tatooine para seguir a Obi-Wan, convertirse en un guerrero Jedi, enfrentar y vencer una gran amenaza, para encontrar una última encomienda durante su retiro en el último episodio de la saga.

Desde este punto de análisis, Star Wars es la historia de un muchacho destinado a cambiar el rumbo de la galaxia. El viaje del héroe de Campbell es muy atrayente para la audiencia y se ha puesto en práctica en historias como “Beowulf” o “El señor de los Anillos”.

 

“Su falta de fe me molesta”

yoda

Algunos personajes de Star Wars profesan una fe centrada en “la fuerza”, un campo de energía en todas las criaturas vivas, omnipresente y que vincula a los seres entre sí. Dentro del canon, la fuerza aviva un culto que acepta que todo lo vivo está animado por seres micro celulares llamados midiclorias, cuya energía se puede materializar en todo ente y que puede ser aprovechada por los mismos, en niveles que dependen de su sensibilidad a “la fuerza” y entrenamiento.

La religión es sostenida por los caballeros Jedi, una orden monástica de guerreros preparados en el uso de la fuerza, quienes además participan en el gobierno con funciones diplomáticas y consultivas. En contra de ellos está una secta surgida del mismo culto: los Sith, quienes obtienen similar poder a partir del odio y del fanatismo, y que orquestan un golpe de estado contra la República.

ben-kenobi


Lo que pareciera una mera fábula para alimentar un cuento de ciencia ficción,  guarda un atisbo de realidad. Lucas basó el concepto de “la fuerza” en el budismo zen, el taoísmo y el sintoísmo de Japón, códigos célticos de caballería, enseñanzas del filósofo hindú Jiddu Krishnamurti, entre otras fuentes. Incluso la filosofía oriental del Ying y del Yang le sirvió para construir el espectro emocional de la fuerza como una energía neutral, que no proviene ni del bien ni del mal; si un ser la utiliza en calma, paz y quietud, logrará controlar este flujo, permitiéndole hacer cosas más allá de la habilidad humana. Por el contrario, si un Jedi utiliza esta energía en estado de confusión, desatando sus emociones con odio y temor, puede despertar sufrimiento, abalanzándose a un precipicio. Las referencias de Lucas eran tan nítidas que también se basó en el cristianismo, de hecho la orden Jedi está inspirada en compañías religiosas como los jesuitas.



 

El hombre se puede convertir en monstruo, y el monstruo se puede convertir en hombre

darth-vader


No hay héroes sin sus respectivos villanos, y Luke enfrentó a uno de los más temibles: Darth Vader.

Por azares artísticos, el principio de la saga está integrado por una trilogía rodada entre 1999 y 2005, mientras que su conclusión fue filmada de 1977 a 1983. Una nueva trilogía, secuela de la trama original se encuentra aún en producción, y estrenó su primer entrega en 2015. Las precuelas narran la travesía mesiánica de Anakin Skywalker, otro joven caballero Jedi cuyo destino está ligado a una profecía de la fuerza, que vaticinaba la aparición de un ser capaz de destruir a los Sith, los culpables del desequilibrio dentro del campo místico. La campaña de Anakin como Jedi fracasa cuando es seducido por el “lado oscuro”.

En el Episodio I (1999) nos presentan a Anakin Skywalker como un niño experto en artefactos y piloto talentoso, que es vendido como esclavo y descubierto como un portador formidable de la fuerza. Pese a sus habilidades, es impetuoso e insubordinado. Su ira latente contra su pasado y la percepción de la orden Jedi, hará difícil que cumpla su papel como verdugo de los Sith. Finalmente, su amorío secreto con la princesa Padme Amidala lo llevará a perder su estabilidad psíquica, situación que aprovecharán sus contrincantes para convertir a Anakin en un arma para sus fines, convirtiéndose en Darth Vader.

anakin-padm


La tragedia de Anakin Skywalker es el epicentro de toda la historia, y su atractivo argumental compite con el del propio Luke. Como todo gran villano, su presentación desde el primer filme es contundente y sus escenas ampliamente recordadas, aun por el público alejado del universo de George Lucas. Su voz profunda, concedida por James Earl Jones, acompañada de su característica respiración y su diseño de traje espacial “Nazi”, envuelven las motivaciones de uno de los personajes más referidos de la cultura actualmente.

Vader también comparte características con la leyenda de Arturo. Dentro de la serie de textos que reúnen las tradiciones celtas y la historia legendaria de las Islas Británicas, se encuentra Mordred, el adversario de la leyenda, que guarda un parentesco con el rey: es su hijo. Al igual que Mordred, Darth Vader tiene una relación muy estrecha con Luke y Leia. Pensando que el SPOILER es masivamente conocido por el público y que por tanto no hay SPOILER, lo diré: Luke y Leia son los hijos de Anakin y Padme, separados al nacer y ocultados del Imperio.

 


La historia después de los créditos; el universo expandido

comic

El universo expandido de Star Wars es todo el contenido que se desprende de cómics, novelas y videojuegos que enriquecen el sentido de la saga. Entre todas estas historias encontramos narraciones previas a la trilogía original o posterior a ella. Gran parte del universo expandido fue removida del canon actual por la productora Disney, al comprar los derechos de la franquicia. Sin embargo, es imposible negar que la colección de crónicas que integran esta antología atesora una narración cautivadora e interesante.

mara-jade


A través del universo expandido se puede profundizar en innumerables lugares, hechos y personajes de la serie fílmica, además de conocer nuevos como Mara Jade, una aguda asesina que termina por comprometerse con Luke Skywalker; el gran almirante Thrawn, uno de los restos del imperio galáctico que buscará reafirmar su poder; los gemelos Jaina y Jacen Solo, hijos de Han y Leia, entrenados en la disciplina Jedi por el propio Luke, quienes se enfrentarán en una lucha entre sí después de que uno de ellos sea atraído por el lado oscuro. Poco a poco, las historias del universo expandido influyen en el relato actual de la serie.



 

Las otras influencias

star-wars


Además del camino del héroe de Joseph Campbell, Star Wars tiene otras raíces. Akira Kurosawa fue un director de cine japonés responsable de más de 30 películas; destacan entre ellas “Los siete samuráis” y “La fortaleza escondida”. George Lucas pertenece a una pequeña camada de directores de mediados del siglo XX obsesionada por el cine de japonés, entre ellos Francis Ford Coppola, productor de “American Graffiti”, el primer proyecto de Lucas. Kurosawa ejerció una influencia notoria en la realización de la primera película de Star Wars. Algunos elementos del filme son tomados directamente del cineasta nipón; por ejemplo, hilvanar la historia a través de dos personajes cómicos: C3PO y R2D2.

La estética de La guerra de las galaxias vela ciertas similitudes con el Japón medieval, incluso el casco de Vader conserva un parecido con la armadura samurái. A George Lucas le gusta el cine de Kurosawa y no escatima en imitaciones; el montaje del episodio IV asemeja la técnica de dicho creador, cambiando de escena a escena mediante barridos horizontales.


La belleza de los escenarios de Star Wars procede de otros filmes, como Metrópolis de Fritz Lang, cuyo trabajo artístico determinó la labor de Ralph McQuarrie. “Metrópolis” nos presenta una ciudad rodeada de rascacielos gigantescos de estilo art deco que sugiere una conexión con la capital de la República: Coruscant. Los efectos especiales son el resultado directo de la contribución de Stanley Kubrick a la ciencia ficción con “2001: una odisea espacial”, película donde Lucas encontró el método para la realización del primer episodio: las maquetas de las naves espaciales, el efecto de puerta estelar en la película de Kubrick que reprodujeron para simular el viaje a velocidad luz.

Star Wars es un tributo visual a la ciencia ficción de los 60, la carrera espacial y el cine clase b de la misma época. Otros productos como Flash Gordon, impulsaron a Lucas para crear su propia historia.

 


La nostalgia… la maldita nostalgia

estreno-star-wars

Para los niños en las salas de exhibición de aquel verano del 77 debió ser difícil explicar a sus padres, abuelos o incluso entre ellos, que habían sido testigos de algo nuevo. Miles de personas se aglomeraron en las entradas de los complejos de cine para ver la película “Star Wars: Episode IV— A new hope”, la cual estuvo en cartelera durante un año y ganó seis oscares.

La gran maquina hollywoodense no limitará su capacidad por llevarnos de nuevo a las salas y generar nuevas ganancias. Cualquier franquicia que lleve más de cinco años sin producir nuevos contenidos es susceptible a llevar a cabo la misma práctica y crear una nueva película que evoque las emociones de antaño. Quizá la vida ahora mismo nos parece tan desalentadora, que nos agrada la idea de viajar al pasado; pero la verdad es que siempre tendemos a pensar en “el ayer” como una edad grata, satisfactoria y mejor. Pese a que Star Wars es parte de este sistema que recupera clásicos para avivar la taquilla, la franquicia es más que un “blockbuster” para una enorme fracción del público.

star-wars-elementos


Una vida nunca es suficiente, por eso vemos películas y leemos libros: para vivir otras, entre aventuras excitantes que de otra manera no podríamos experimentar. Nadie puede culpar a alguien de sentirse cautivado con la idea de pilotar una nave espacial y combatir contra el Imperio. Para los niños envejecidos del 77, para las generaciones siguientes de hijos y sobrinos, Star Wars es uno de los mitos favoritos de los últimos 100 años; la misma historia que contemplaron los griegos y los caballeros medievales sobre un muchacho inquieto, idealista y justo, contra las amenazas de un poder perverso.



Seguiremos yendo a las salas de cine con cada entrega de La guerra de las galaxias, a soñar con caballeros Jedi, naves y espadas de luz, para poder viajar a la juventud y volver a ser felices.


**
Hay muchos datos curiosos, historias y detalles que sólo un verdadero fan conoce;  te compartimos 10 cosas que no sabias sobre los personajes más emblemáticos de la saga, para que aumentes tu conocimiento sobre el universo de Lucas. 

Comenta