“Si puede ser escrito o pensado, puede ser filmado”: Stanley Kubrick

El 7 de marzo de 1999 murió el fotógrafo, guionista y productor de cine Stanley Kubrick, reconocido por dejar fluir el instinto salvaje del ser humano para proyectarlo a detalle en sus filmes, logrando así gran influencia en el cine contemporáneo. Es considerado por algunos críticos, como frío, debido a la distancia que solía tomar ante la observación […]

El 7 de marzo de 1999 murió el fotógrafo, guionista y productor de cine Stanley Kubrick, reconocido por dejar fluir el instinto salvaje del ser humano para proyectarlo a detalle en sus filmes, logrando así gran influencia en el cine contemporáneo. 

kubriccc

Es considerado por algunos críticos, como frío, debido a la distancia que solía tomar ante la observación del ser humano como tal. Sus cintas mostraban sumo interés y curiosidad por comprender el proceder del personaje, visto éste como pieza fundamental de un rompecabezas, un pequeño engrane que hacía funcionar un gran reloj. Por lo que Kubrick se obsesionaba con los detalles y producción del film, lo que generaba  imágenes no sólo sobresalientes, sino atemporales.

naranja


Su extenso trabajo cinematográfico suele ser dividido en dos etapas o periodos por la estructura dramática con la que están constituidos los filmes. La primera es denominada: “Etapa clásica” o “Periodo en blanco y negro”, en ésta se encuentran las cintas: Killer’s Kiss, The Killing, Paths of Glory, Spartacus, Lolita y Dr. Strangelove; la segunda se conoce como: “Etapa Renovadora” o “Periodo en Color”, en ésta se ubican las películas: 2001: A Space Odyssey, A Clockwork Orange, Barry Lyndon, The Shining, Full Metal Jacket y Eyes Wide Shut.

lolita

Su primer largometraje fue Fear and Desire, en 1953 obra que  Kubrick  repudió en su momento y la calificó como:  ”la obra de un aficionado”. La película trata de un pelotón de soldados que lucha en una tierra sin nombre. Más tarde, en 1960, sustituyó a Anthony Man dirigiendo Spartacus, cinta que contaba con un buen presupuesto; el éxito fue rotundo, no sólo comercial, sino, además, obtuvo tres premios de la Academia. Durante este trabajo, Kubrick fue muy cuidadoso, tal es el caso de la escena en la que aparecen los cadáveres de los soldados; a cada uno de ellos les dio un número y él mismo les indicaba dónde debían colocarse, logrando así una gran escenificación. 

spartacus

Comenta