Top 10: Las pinturas más controversiales en el arte

En el mundo del arte, la pintura se vuelve un testigo vívido del acontecer de una época. Esto no significa que otras artes no representen el sentir de una sociedad en cierto momento histórico o del propio artista, movido a crear una obra por sus circunstancias, ajenas o no, a un momento. Pero es la […]

En el mundo del arte, la pintura se vuelve un testigo vívido del acontecer de una época. Esto no significa que otras artes no representen el sentir de una sociedad en cierto momento histórico o del propio artista, movido a crear una obra por sus circunstancias, ajenas o no, a un momento. Pero es la pintura una de las artes más antiguas y, por lo tanto, más reconocidas por ser motivo de controversia a lo largo de los tiempos. La historia es la prueba de que muchos artistas revolucionarios han recibido críticas por abrir nuevos caminos en el quehacer artístico; la pintura se vuelve motor de disputa de quienes consideran una obra polémica ya sea por su contexto, sus personajes, su discurso o su estética.

Según el sitio topyaps.com, estas son las 10 pinturas más controversiales en la historia del arte, ¿cuál falta?

10. La muerte de Marat, de Jacques-Louis David

suicidio


La muerte de Marat es un cuadro famoso, reconocido por mostrar la muerte del líder revolucionario francés Jean Paul Marat. La pintura fue una de las más controversiales durante la época de la Revolución Francesa, pues deja ver al periodista muerto en su bañera. Es un óleo sobre lienzo que mide 64×50. Actualmente se encuentra en el Museo Real de Bellas Artes en Bélgica.

9. Madame X, de John Singer Sargent

url

El retrato de Madame X representa a Virginie Avegno Amélie Gautreau, reconocida como una infame en la sociedad francesa del siglo XIX por cometer adulterio. La pintura muestra a una americana expatriada quien contrajo nupcias con un banquero francés y adquirió notoriedad en la alta sociedad parisina por su belleza y rumores sobre sus infidelidades. El cuadro muestra a la mujer enfundada en un revelador vestido de satín negro. La obra se caracteriza por el contraste entre el tono pálido de la piel de ella y el color del vestido. Madame X se encuentra actualmente en el Museo Metropolitano de Arte de Manhattan.

8. Entierro en Ornans, de Gustav Courbet

courbet_entierro_en_ornans


Esta obra es considerada como un importante punto de inflexión en el arte francés del siglo XIX. La pintura representa el funeral del tío de Courbet en la pequeña ciudad de Ornans; uno de los motivos de controversia en la pintura es que no muestra a los dolientes con expresiones de tristeza. Es, además, una pintura atemporal que engrandece la representación de un funeral sencillo.

7. La persistencia de la memoria, de Salvador Dalí

url

Siendo Dalí, como tal, una de las figuras más controversiales en el mundo del arte, esta es una de sus pinturas más polémicas. La obra ha sido interpretada con diferentes significados como su naturaleza surrealista sugiere, pues existen distintas maneras de abordar la pintura. El cuadro forma parte del Museo de Arte Moderno de Nueva York desde 1934.

6. La ronda de noche, de Rembrandt

la ronda de nocherembrandt


Rembrandt fue un pintor holandés reconocido por representar en sus cuadros aspectos de la vida cotidiana. La ronda de noche muestra una reunión de los mosqueteros en una versión oscura, apegada a su trabajo envuelto en un halo de misterio posterior a su producción de retratos que lo hiciera famoso. La controversia viene porque la pintura representa una celebración durante el día pero la iluminación o, mejor dicho, la ausencia de luz en ciertas partes de la obra, se entiende como una contradicción intencional por parte de Rembrandt.

5. El juicio final, de Miguel Ángel

juicio_final


En ocasiones considerada la obra más importante de Miguel Ángel, la Capilla Sixtina es uno de los mayores logros del artista en la pintura con El Juicio Final, una representación de la segunda venida de Cristo y el fin del mundo con el Apocalipsis. La pintura presenta a las almas de la humanidad que se elevan o descienden, juzgadas por Cristo. El uso de figuras humanas desnudas, de estética musculosa y en apariencia torturadas, fue objeto de disputa entre el Cardenal Carafa y el mismo Miguel Ángel, quien fue acusado de inmoralidad y obscenidad.

4. Las señoritas de Avignon, de Pablo Picasso

Cabusrri-pablo-picasso-senoritas-de-avignon


Pintado en 1907 por uno de los artistas más controvertidos de la era moderna, Las putas de Avignon, como también se le conoce, representa el comienzo de Picasso en un arte con influencias africanas presente en el rostro, como máscaras, de dos de las protagonistas. Con esta pintura el artista define un nuevo punto de partida en el que elimina la profundidad y el ideal existente, hasta entonces, del cuerpo femenino. Las señoritas de Avignon son cinco mujeres en una obra de planos sin fondo ni perspectiva en la que las formas están definidas por líneas claro-oscuras.

La pintura fue motivo de crítica  y controversia entre artistas, coleccionistas y críticos de la época, quienes no comprendieron el nuevo rumbo tomado por Picasso. La obra está actualmente exhibida en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

3. El origen del mundo, de Gustav Courbet

url


El primer propietario de El Origen del mundo, de Courbet, fue el diplomático turco-egipcio Khalil-Bey, quien reunió una efímera pero deslumbrante colección dedicada a la celebración del cuerpo femenino. Después, se desconoció con precisión el destino del cuadro hasta que apareció en el Museo de Orsay en 1995. La obra representa la paradoja de una obra famosa, pero poco vista.

Courbet siguió reanudando con el desnudo femenino, a veces con una inspiración libertina. Pero con El Origen del mundo, se autoriza un atrevimiento y una franqueza que proporcionan al cuadro su poder de fascinación. La descripción casi anatómica de un sexo femenino no está matizada por ninguna artimaña histórica o literaria. Gracias a la gran virtuosidad de Courbet, al refinamiento de una gama de colores ambarina, El Origen del mundo se salva, no obstante, del estatuto de imagen pornográfica. La franqueza y el atrevimiento de este nuevo lenguaje no excluyen un vínculo con la tradición: de modo que la pincelada amplia y sensual, junto con la utilización del color, recuerda la pintura veneciana.

2. La última cena, de Leonardo Da Vinci

url


Una de las pinturas más famosas del mundo y con trascendencia hasta nuestros días, La última cena, representa el último encuentro de Jesús con sus discípulos antes de su muerte a causa de la traición de Judas Iscariote. La pintura se ha convertido en una leyenda en la actualidad, y ha sido retomada, incluso, en libros y películas en los que se intenta desvelar los secretos ocultos en la obra de Da Vinci. Se ha convertido, además, en objeto de análisis e investigación de expertos y artistas de todas las épocas posteriores a la del artista.

 
1. Mona Lisa, de Leonardo Da Vinci

la-mona-lisa


Sin duda, la pintura más famosa del mundo. La Mona Lisa, se cree, es un retrato de Lisa Gherardini, quien, se piensa, fue esposa de un banquero. La pintura es una de las obras más polémicas por contener, supuestamente, mensajes secretos que apuntan a la vida de Cristo. El ilusionismo utilizado por Da Vinci para presentar a la Mona Lisa esbozando una sonrisa desde un ángulo, mientras que de otro ésta desaparece, la hace una obra excepcional en conjunto con la manera sutil en que los detalles de la pieza son preservados en la pintura. El cuadro se encuentra en exhibición, de manera permanente, en el Museo del Louvre, en París.

 

Con el pesado pero venturoso estigma de ser Comunicóloga. Creo en los poderes sobrenaturales del arte y la cultura. Escribo en Cultura Colectiva. Todos me dicen moncopi.

Comenta