3 libros para hablar de feminismo en serio | Cultura Colectiva - Cultura Colectiva 3 libros para hablar de feminismo en serio | Cultura Colectiva

Reciente

3 libros para hablar de feminismo en serio

Es primordial entender: ahondar en la defensa de las mujeres es establecer que ninguna de las partes debiéramos permanecer subyugados al otro. Debemos abandonar los argumentos débiles y la pesada carga de prejuicios, con tal de reforzar el verdadero conocimiento. Este es el único elemento que podrá ayudarnos en la tarea de trazar con mayor […]




Es primordial entender: ahondar en la defensa de las mujeres es establecer que ninguna de las partes debiéramos permanecer subyugados al otro. Debemos abandonar los argumentos débiles y la pesada carga de prejuicios, con tal de reforzar el verdadero conocimiento. Este es el único elemento que podrá ayudarnos en la tarea de trazar con mayor nitidez el sendero de lo que debe perseguir la humanidad. De haber pensado hasta hoy como tenemos la capacidad de hacerlo, en la sociedad de nuestro mundo no existirían inequidades. Pero las hay, y de ello nace el debate de géneros, el cual sólo carga con el propósito de hacer valer en la práctica, y no únicamente en la teoría, los derechos universales de la libertad en equilibrio. De poder, por lo menos, decir abiertamente sin tapujos y sin censuras, que la ideología de la razón todavía se inclina un poco más hacia un lado que hacia otro. Después de conocer estas recomendaciones, uno no vuelve a ser el mismo. Este tema tan controvertido merece una lectura más a fondo para seguir suavizando algunas cuadraturas mentales. O mejor aún, tres. 


feminismo


“El reino de las mujeres”, Ricardo Coler

Libros para hablar de feminismo en serio

Una matriarca jamás pretende un marido.

Libro avasallador, “El reino de las mujeres” cuenta sobre lo indecible: una sociedad donde las mujeres se encuentran al mando. Ubicadas en algún rincón remoto del continente asiático, las mujeres de la comunidad Mosuo llevan siglos dirigiendo su aldea. Ellas administran los recursos, tienen la potestad de los bienes, deciden lo que habrá de hacerse y, lo más controversial de todo, ellas tienen dominio sobre su sexualidad. Insertos en un código compartido, con una señal en su hombro, los hombres Mosuo comprenden que deberán hacer una visita especial después de la medianoche. Pero ellas son las que eligen. Y no, no hay exclusividad. Salvo contadas excepciones, los Mosuo no contraen matrimonio nunca. Si las mujeres se embarazan de sus visitantes, los hijos vivirán en su casa, donde vive el resto de la familia sanguínea por nexo materno. Los padres, dada la estructura compartida, aceptan su papel como natural: nunca sabrán si tienen hijos, ni harán por ellos lo que puede hacer la madre misma, las abuelas y los tíos. Ellos viven y cooperan, como el resto de los hombres, bajo la dirección de su matriarca, la cual puede ser su abuela, su madre o su hermana, y adentro de esa casa que sí les corresponde, viven satisfechos, lo mismo que ellas. 

Ricardo Coler, el autor, realiza una investigación provechosa en la que las entrevistas a los miembros de esta sociedad ilustran sobre lo incomprensible para nuestro lado del globo. Las mujeres Mosuo han sobrevivido al tiempo masculino que ha intentado estigmatizarlas. Incluso vencieron al comunismo de Mao que pretendió casarlas y empujarlas al mando de los esposos. Hoy su firmeza ha viajado miles de kilómetros para sacudir las convenciones sociales y el mal llamado “sentido común”, navegando sobre un libro que tu colección necesita desesperadamente. 




“El harén en occidente”, Fátima Mernissi

Libros para hablar de feminismo en serio


Las actitudes occidentales son más peligrosas y taimadas que las musulmanas, porque el arma utilizada contra las mujeres es el tiempo.

¿Severa verdad? ¿Difamación injusta? Queda a juicio del lector, pero Fátima Mernissi tenía clara su postura: se abrió paso a través de empujones y luchas para posicionarse como intelectual de gran valor en un país que apenas entrega espacio de opinión a las mujeres. Y no conforme con ganar tal respeto, publicó cuantiosos libros que han girado por el orbe incomodando a multitudes. Con la guía tradicional de su legado árabe, nos desafía a reflexionar más allá de lo común en cuanto a qué le corresponde a cada uno. Así, sus relatos y estudios nos llenan de pensamientos que para nosotros pueden llegar a ser inconcebibles, pero que en la religión musulmana, según como ella lo mira, han estado inscritas desde hace cientos de años. 

En “El harén en occidente” la autora golpea de manera directa: hay que cortar la ilusión de ese supuesto harén placentero, pues no eran más que cárceles donde las concubinas permanecían presas con grilletes de lujo. Analiza porqué los machos occidentales señalan y critican al Medio Oriente para encubrir su propio autoritarismo, al mismo tiempo que sueñan con el papel de sultán gozoso rodeado de odaliscas. Por supuesto, también denuncia a los musulmanes ortodoxos que tergiversaron las escrituras antiguas para mantener a las mujeres bajo sumisión, rescatando los relatos de su cultura que realzan el esplendor femenino de grandes figuras fantásticas: la de una Sherezade imponente, relatora de cuentos, que con su conocimiento descomunal libera a las mujeres de su nación que estaban siendo asesinadas por el poder de los celos masculinos; la de una mujer celeste que rompe su casamiento opresor vistiéndose de plumas para volar lejos de las ataduras sentimentales, llevándose a sus hijos con ella hacia la autonomía del Universo; la de una cazadora inalcanzable que vive en la salvaje naturaleza, quien con su libertad y su fuerte soberanía es objeto de admiración y de deseo de muchos hombres que intentan apresarla, pero que nunca pueden, pues ella los vence con la fiereza que le da la vida. 

“La mujer rota”, Simone de Beauvoir

Libros para hablar de feminismo en serio

Para recuperar a su marido, sea hermosa, elegante, salgan solos los dos.

Simone de Beauvoir no necesita presentación, pero cabe aclarar que ella fue más, mucho más, que sólo la compañera de Sartre. Es cierto que muchos critican algunas acciones que desdicen, de algún modo, su postura feminista, pero hay que reconocer que trabajó con intensidad para no ser, en absoluto, una mujer ordinaria, y de la mano de ello, su trabajo literario es magnífico. “La mujer rota”, historia escrita a modo de diario íntimo, entraña la suerte desesperada de una mujer que sufre la crisis emocional de una modernidad que le ha incrustado, en el modo de ver la vida, posturas tan contradictorias como hirientes. Con la perfección detallista que requiere semejante trabajo, Beauvoir nos introduce en las desavenencias del personaje principal, de tal manera que terminamos contagiados de esa aflicción desquiciada que desarrolla gradualmente, al tornarse más difícil todo conforme abandona la máscara de madurez en boga, que finge tener como reacción ante los conflictos que le suceden como madre y como esposa: el matrimonio infortunado de su hija, la partida de su esposo quien se va en busca de la amante, la lejanía de su otra hija que ansía independencia para sanar inconformidades familiares y la ruptura de todos los ideales que afanosamente intentó poseer, pues para ello la habían educado. Después de abandonar los estudios para dedicarse a la vida conyugal, luego de consagrarse a las hijas con entera primacía, tras haber agotado sus fuerzas destinando su ayuda al crecimiento profesional de su pareja, recibe como pago lo contrario de lo que pretendía, y lo que es peor: se echa la culpa encima. Y con este trágico retrato la autora pretende hacer un homenaje doloso a la suerte desventurada de la mujer occidental, cuyos laberintos sociales, casi obligados en muchas de ellas, le conmueven en demasía. Leer esta obra es abrazarse uno mismo para mitigar dolores similares. Es perdonar los errores e intentar subsanarlos. Correr a los aparadores para encontrarlo es un acierto que engloba mayores significados que los de simplemente leer un libro.

Pues bien, estas letras afanan, golpean, amordazan, acarician, despiertan. Amar la libertad conlleva un precio. Y pagarlo, en este caso, es una bendición para el espíritu que evoluciona. 

***

El feminismo es una importante doctrina social que debe ser rescatada de las garras de Internet. La filosofía feminista se ha visto envuelta en distintos debates, en los que su significado amplio, complejo e intercultural ha sufrido una metamorfosis gracias a términos como feminazis o debido a los denominados “Social Justice Warriors” que abundan por una de las plataformas más importantes de Internet: Tumblr. Es por eso que debemos voltear la mirada a las ideas y textos que pueden ayudar a definir, o encontrar los principios fundamentales del feminismo. Si quieres conocer mas sobre el tema, te recomendamos estos 10 libros para entender el feminismo.



Comenta